Compartir

Sudor en las ingles: causas y cómo evitarlo

Sudor en las ingles: causas y cómo evitarlo

La sudoración es una de las herramientas más importantes que tiene el cuerpo para desintoxicarse, suele ser más importante en aquellas zonas donde hay vello, como las axilas y la ingle. No obstante, a veces, esto puede ser realmente incómodo y convertirse en un problema severo para quien lo padece.

¿Sufres de sudoración excesiva en las ingles? ¿Te interesa saber cuáles son las posibles causas del sudor en la ingles y cómo evitarlo? Entonces, te sugerimos que continúes leyendo este artículo de ONsalus.

Causas del sudor en las ingles

El sudor es algo normal, la piel es una de las partes del cuerpo encargadas de limpiar el organismo de tóxicos, así como lo son el hígado y los riñones, son los llamados "órganos depuradores". Si no lo hicieran o estuvieran saturados, todo aquello que no se necesita se acumularía, generando desequilibrio.

Existe un problema actual y es que la exposición e ingesta de sustancias que el cuerpo necesita eliminar es altísima, es decir, se reciben más tóxicos de los que el cuerpo es capaz de limpiar como, por ejemplo:

  • Alimentos procesados.
  • Aceites y mantecas vegetales.
  • Azúcar.
  • Lácteos.
  • Carnes.
  • Alcohol.
  • Contaminantes ambientales.
  • Agroquímicos.

Si a esto se suma que los alimentos que ayudan a esa limpieza suelen ser escasos en la dieta, tales como: frutas y verduras crudas, aceite de oliva, miel, fibra, fermentados, semillas, frutos secos; además de la falta de ejercicio y descanso adecuado, y el estrés, el resultado es un cuerpo en desequilibrio y saturado, más propenso a sufrir diferentes enfermedades. Se ha asociado a una mayor transpiración a diferentes enfermedades, es lo que se conoce como hiperhidrosis secundaria. Esta suele estar presente, por ejemplo, en casos de:

  • Cáncer.
  • Diabetes.
  • Hipo o hipertiroidismo.
  • Hipoglucemia.
  • Problemas cardíacos y vasculares.
  • Infecciones.
  • Problemas del sistema nervioso.

En estos casos, la sudoración excesiva es un intento de desintoxicación pero, si no está acompañado de una ayuda con cambios de hábitos, será una tarea titánica.

Cuando este aumento en la sudoración no se vincula con otra patología, se habla de hiperhidrosis primaria. No se ha logrado vincular este aumento del sudor a algo en particular: ni más glándulas sudoríparas, ni alteraciones locales donde hay más transpiración, ni un componente hereditario (lo cual se sugiere porque puede haber familiares con el mismo problema), pero si prestas atención a lo que se ha expuesto antes, seguramente puedes vincular este exceso de sudoración con tus hábitos.

Otros casos en los cuales hay mayor sudor en las ingles es durante los sofocos de la menopausia, ya que el cuerpo está siendo sometido a un reajuste hormonal con lo que la sudoración se ve incrementada.

Aquellas zonas donde hay mayor acumulación de glándulas apocrinas (y más vello) serán las que más transpiran: axilas e ingles. También puede haber transpiración importante en manos y pies.

Tratamientos locales para eliminar el sudor en las ingles

Si no tienes otras enfermedades y solo padeces de un exceso de sudoración en las ingles, realmente, puedes estar agradecido/a a tu organismo, ya que por más que la molestia sea importante, están sucediendo dos cosas en tu cuerpo:

  • Por un lado, conserva su capacidad de limpieza de tóxicos, lo cual es fundamental para evitar otro tipo de enfermedades.
  • Te está avisando a tiempo de que tienes que cambiar tus hábitos.

Existen muchos tratamientos locales, los cuales pueden resolver solo transitoria y parcialmente tu problema. Si solo vas al síntoma, a evitar el sudor, no estarás ocupándote de lo que en realidad necesitas. Entre los tratamientos para combatir el sudor en las ingles puntualmente puedes encontrar:

  • Antitranspirantes: no son los mejores productos, ya que tapar los lugares que el cuerpo necesita abiertos para eliminar secreciones solo entorpecerá su trabajo de limpieza.
  • Desodorantes: más de lo mismo, si tapas el olor de tu transpiración, esta no disminuirá.
  • Cloruro de aluminio: es un antitranspirante más potente aún, que se vende bajo prescripción médica y puede ser bastante irritante, debe ser aplicado con ciertos cuidados. Solo permite que disminuya la secreción.
  • Cremas con glicopirrolato: deben ser indicadas por un/a profesional.
  • Bloqueo de los nervios que llegan a las glándulas con toxina botulínica (botox), con lo cual si no estimulan a las mismas, estas no transpiran. Es una forma más radical de evitar que tu cuerpo trabaje eliminando tóxicos.

Una vez más, si solo intentas que tu cuerpo no transpire, la saturación de tóxicos se acumulará, originando otros problemas en un futuro.

Cómo evitar el sudor en las ingles

Si realmente quieres solucionar este problema de sudoración excesiva, es momento de tomar la responsabilidad de cambiar tus hábitos. Esto no solo disminuirá la transpiración, sino que también tendrás más energía y te sentirás más saludable, evitando que aparezcan otras enfermedades más complicadas.

Entre las cosas más importantes que deberías replantearte, se encuentran:

  • Tu movimiento: la actividad física a diario, aunque solo sea media hora, mejora notablemente el funcionamiento corporal: activa la circulación, favorece el buen funcionamiento intestinal (¡clave!, ya que el estreñimiento va de la mano con la transpiración excesiva y con olor), hace que tu cuerpo segregue sustancias que te harán sentir bien (endorfinas) y favorece el trabajo de limpieza del hígado y el riñón.
  • Tu alimentación: no basta con evitar los tóxicos, debes fomentar que los que se han acumulado se eliminen. Cuanto más natural sea tu dieta, más nutrientes y minerales incorpores, más rápido podrás ir limpiando de tóxicos acumulados. Entre los alimentos que te ayudarán en esta tarea de depuración están: limón y cítricos en general, zanahorias, espinaca, tomate, ajo, manzanas, aceite de oliva, miel, hierbas como el boldo y la ortiga.
  • Tomar baños de vapor: los mismos contribuyen a que la piel se limpie de manera efectiva.
  • Baños de mostaza: la mostaza es excelente para mejorar el olor de la transpiración, ya que colabora en la limpieza y disminuye las bacterias sobreagregadas. En agua caliente, se deben colocar 100 gramos de semillas de mostaza en una pequeña bolsa de tela y con esa agua irrigar la zona de la ingle.
  • Limpiar hígado y riñones: existen muchos métodos para hacerlo, algunos más suaves basados en la ingesta diaria de infusiones (boldo, carqueja, poleo, cola de caballo, ortiga), otros incluyen la toma en ayunas de aceite de oliva y el consumo de de manzanas.

Con estas medidas, puede que no se note en un primer momento la mejoría de la transpiración, pero es así porque estamos ayudando a hacer más efectiva la tarea de limpieza corporal. Una vez que el organismo ya se haya depurado, disminuirá tanto la transpiración como el olor corporal.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sudor en las ingles: causas y cómo evitarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Bibliografía
  • Cline JC. Nutritional aspects of detoxification in clinical practice. Altern Ther Health Med. 2015;21(3):54‐62.
  • Hussain JN, Mantri N, Cohen MM. Working Up a Good Sweat - The Challenges of Standardising Sweat Collection for Metabolomics Analysis. Clin Biochem Rev. 2017;38(1):13‐34.
  • Hunter MS, Gupta P, Chedraui P, et al. The International Menopause Study of Climate, Altitude, Temperature (IMS-CAT) and vasomotor symptoms. Climacteric. 2013;16(1):8‐16. doi:10.3109/13697137.2012.699563

Escribir comentario sobre Sudor en las ingles: causas y cómo evitarlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Sudor en las ingles: causas y cómo evitarlo
Sudor en las ingles: causas y cómo evitarlo

Volver arriba