Compartir

Manzanilla para los ojos: para qué sirve y cómo aplicarla

 
Manzanilla para los ojos: para qué sirve y cómo aplicarla

Pocas plantas medicinales son tan suaves y tan curativas a la vez como la manzanilla. Desde la antigüedad, se utiliza para tratar numerosas enfermedades y debido a que cada vez más personas en la actualidad son conscientes de los beneficios de la naturaleza sobre la salud, su uso no ha quedado olvidado, de lo contrario, se está volviendo a aquello que se sabe que hace bien.

La manzanilla puede ayudar a tratar algunos problemas oculares de manera muy efectiva, es por ello que desde ONsalus te explicamos para qué sirve la manzanilla para los ojos, cómo prepararla y aplicar correctamente.

También te puede interesar: Usos medicinales de la manzanilla

Propiedades de la manzanilla para los ojos

Existen dos variedades de manzanilla que pueden utilizarse para curar: la manzanilla romana o camomila (Anthemis nobilis) y la manzanilla común (Matricaria chamomilla).

Se trata de una hierba medicinal con gran poder curativo, como su olor es suave y se halla comúnmente en muchos sitios a veces se la menosprecia, pero su alto contenido en potasio, azufre y múltiples vitaminas hacen de ella una planta con excelentes propiedades:

  • Antiinflamatoria.
  • Antiséptica.
  • Calmante.
  • Estimula la circulación.
  • Colabora en las defensas.
  • Digestiva.
  • Sudorífica (limpieza de toxinas a través de la piel).
  • Tónica.
  • Antiespasmódica.
  • Antiparasitaria.

Es por ello que es tan útil a la hora de tratar diferentes dolencias. Bebida en infusión, aplicada sobre la piel en forma de cataplasmas, vapor, lavativa o combinada con aceites o bien como fomento sobre mucosas, siempre hay una forma de extraer al máximo su potencial y la decisión de usarla de una u otra forma dependerá del problema que se quiera resolver.

Con respecto a la aplicación de la manzanilla directa sobre los ojos, se ha comprobado que es muy útil en casos de:

  • Orzuelos.
  • Conjuntivitis.
  • Inflamación del saco lacrimal.
  • Dolor ocular.
  • Lesiones de la piel cercana a los ojos.
  • Mejorar la apariencia de la piel del contorno de los ojos (arrugas superficiales y profundas).

Cómo preparar la manzanilla para aplicarla en los ojos

Como se ha visto, hay muchas maneras de preparar la manzanilla para extraer de ella sus propiedades medicinales. La elección dependerá del problema que se quiera tratar. Es común ver pacientes que usan la infusión de manzanilla para lavar los ojos y esto puede ser útil en problemas de inflamación superficial y, más bien, para limpiar y mejorar la piel que está junto a los ojos.

Ahora bien, si se quiere tratar de forma más efectiva los problemas oculares, lo mejor es preparar la manzanilla en forma de fomento y aplicar directamente sobre la zona a mejorar. Para ello, sigue los siguientes pasos:

  1. Limpia bien la manzanilla con agua.
  2. Coloca unas 2 cucharadas de flores de manzanilla en una olla junto con 2 cucharadas de leche.
  3. Cocínalas a fuego bajo por 10 minutos.
  4. Se formará una masa (el fomento).

Cómo aplicar manzanilla en los ojos

Ya se ha visto cómo preparar la manzanilla para extraer al máximo sus propiedades, ahora ¿cómo se debe aplicar en los ojos?:

  • Como primera medida, debes comprobar que la masa esté caliente, no demasiado para no quemarte, debes poder tomarla entre tus manos.
  • Aplícala directamente sobre el ojo que quieras tratar o en ambos.
  • Mantén el fomento sobre los ojos por 15 minutos.

Realiza este tipo de aplicación 2 o 3 veces por día. La duración del tratamiento dependerá del problema que tengas, pero en general cuando veas que ya haya mejorado tu problema, continúa el tratamiento por 3 días más.

Incluso este fomento puede utilizarse en ojos sanos, son tales sus beneficios que no hará daño aún cuando no sea necesaria su utilización.

Aceite de manzanilla para el contorno de los ojos

Al ser efectiva como limpiadora, purificante, antiinflamatoria y tónica, es muy útil para mejorar la apariencia de la piel, especialmente, la del contorno de los ojos. Puedes hacer tú misma tu propio aceite natural de manzanilla. Para ello, necesitarás:

  • 50 gramos de hojas secas de manzanilla.
  • 500 gramos de aceite de buena calidad, puede ser de oliva, girasol, semillas de calabaza o linaza (el que se usa para consumir).

Puedes realizarlo de dos maneras:

  • La más natural: en un frasco de vidrio, colocas los ingredientes y los mezclas bien. Lo dejas expuesto al sol por 15 días.
  • La más rápida: cocinas la manzanilla en el aceite a fuego lento por 5 minutos, luego, lo dejas enfriar.

Cuelas la preparación que realizaste y ya ¡tienes tu aceite de manzanilla listo para usar!

También puedes usar este aceite para tratar otras dolencias como: golpes, quemaduras, úlceras de la piel, edema, grietas de las manos y de las piernas.

Es muy importante que si estás bajo tratamiento médico o tienes dudas sobre si puedes usar o no la manzanilla, consultes a tu médico/a de confianza.

Manzanilla para los ojos: para qué sirve y cómo aplicarla - Aceite de manzanilla para el contorno de los ojos

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Manzanilla para los ojos: para qué sirve y cómo aplicarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bienestar.

Escribir comentario sobre Manzanilla para los ojos: para qué sirve y cómo aplicarla

¿Qué te ha parecido el artículo?

Manzanilla para los ojos: para qué sirve y cómo aplicarla
1 de 2
Manzanilla para los ojos: para qué sirve y cómo aplicarla

Volver arriba