Compartir

Para qué sirve el té de árnica y cómo prepararlo

 
Por Dra. Elaine Brito Díaz. Actualizado: 1 julio 2019
Para qué sirve el té de árnica y cómo prepararlo

Para hablarte del té de árnica antes debes saber que es el árnica, científicamente Arnica montana. El árnica es una planta, que crece en algunas zonas de Europa y América, bastante reconocida en la cultura popular gracias a que desde hace muchos años se conocen sus beneficios.

Es comúnmente utilizada en forma de crema e infusiones y favorece la mejora en variedad de dolencias. Se ha difundido ampliamente por ser bastante accesible y fácilmente cultivable en un jardín. Esta planta pertenece a la familia de las margaritas, tiene una gran variedad de beneficios que a continuación conocerás.

Te explicaremos en este artículo de ONsalus para qué sirve el té de árnica, sus beneficios, cómo prepararlo y algunas contraindicaciones que tiene. ¡Descubrirás cómo el té de árnica es un gran coadyuvante para el tratamiento de múltiples dolencias!

También te puede interesar: Árnica: propiedades y usos medicinales

Para qué sirve el té de árnica

A modo de resumen, el té de árnica sirve para:

  • Desinflamar gracias a sus potentes propiedades antiinflamatorias.
  • Favorecer la correcta circulación de la sangre por el cuerpo.
  • Promover la producción de glóbulos blancos (parte del sistema de defensas de tu cuerpo) que ayudan a limpiar la sangre congestionada en hematomas o heridas.
  • Aliviar el dolor por ser un excelente analgésico, ya sea a través de su ingesta o por la aplicación directa en la herida.
  • Ayudar en la pérdida de peso por sus propiedades adelgazantes.
  • Favorecer la motilidad y el tránsito intestinal.
  • Mejorar la cicatrización y es un buen astringente por su alto contenido de flavonoides
  • Ayudar a la piel a mantenerse suave y tersa, retardando el envejecimiento, por sus propiedades antioxidantes.

Té de árnica: beneficios

Algunas patologías y condiciones se benefician más que otras de las propiedades del té de árnica. A continuación, mencionamos para qué enfermedades o dolencias es bueno este té:

Mialgias (dolor muscular)

Ya hemos comentado que es un poderoso analgésico natural recomendado después de cirugías o traumatismos, puesto que es una de las alternativas más seguras a los antiinflamatorios no esteroideos.

Edemas

Popularmente conocido, y quizá uno de los beneficios del té de árnica más difundidos, por reducir la inflamación que se produce en las áreas afectadas por un esguince, fractura o picadura de insecto.

Hematomas

Acelera el proceso de regeneración celular de las heridas y disolución/desaparición de los hematomas debido a que promueve la producción de glóbulos blancos, que contribuyen a “limpiar” la sangre localizada, previniendo así mismo la formación de coágulos y/o infecciones.

Osteoartritis

Ayuda a aliviar las molestias de la osteoartritis como son el dolor y la rigidez muscular, ya que su compuesto activo es bastante efectivo en esta clase de dolencias.

Problemas de visión

Los problemas de visión en personas con diabetes han mostrado amplia mejoría posterior a la ingesta regular del té de árnica, previniendo el daño que a nivel visual se presenta esta por la enfermedad.

Acné

Sin pruebas suficientes, algunos sujetos han presentado mejora en zonas afectadas por el acné gracias a la aplicación directa del té de árnica.

Para qué sirve el té de árnica y cómo prepararlo - Té de árnica: beneficios

Cómo preparar el té de árnica

Ahora que ya sabemos cuáles son los beneficios del té de árnica, veamos cómo podemos prepararlo en casa:

  1. Para empezar, debemos tener una tetera o recipiente que resista el calor. Coloca allí 250 ml de agua (aproximadamente 2½ tazas de agua) y caliéntala a fuego lento.
  2. Posteriormente, agrega un puñado de planta de árnica, de preferencia recién cortada.
  3. Deja hervir durante 15 minutos.
  4. Luego, deja reposar durante 10 minutos más o hasta bajar su temperatura para su ingesta.

Puedes endulzar el té de árnica con una cucharada de miel, que favorecerá sus cualidades, pero ten presente no utilizar edulcorantes artificiales, puesto que podría comprometer la química del té causando efectos desfavorables o la ausencia de mejoras.

Lo más recomendable es tomar el té de árnica en ayunas, pero no más de una taza al día.

También puede ser utilizado con un algodón para ser aplicado de forma externa directamente en el lugar donde se localiza el dolor o un hematoma a modo de pequeño cataplasma.

Té de árnica: contraindicaciones

Como hemos visto antes, el árnica favorece la desaparición del dolor muscular y la reducción de los edemas, entre otras propiedades, pero como toda planta o tratamiento natural alternativo, contiene sustancias toxicas. Por ello, es que las dosis no deben ser excedidas. Se debe tomar por cortos períodos de tiempo debido a que las sustancias que contiene pueden ser perjudiciales para tu salud.

Entre los efectos secundarios que pueden aparecer resaltan: dolor abdominal, llagas y aborto espontáneo.

Su uso no está recomendado en:

  • Niños menores de 3 años
  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Personas con pieles sensibles
  • Sobre heridas abiertas (podría causar intoxicación).

El té de árnica debe tomarse con la aprobación de tu médico, puesto que algunos de sus componentes activos pueden ser perjudiciales, según sea el caso.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Para qué sirve el té de árnica y cómo prepararlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bienestar.

Bibliografía
  • del Puerto Horta, M., Casas Insua, L., & Cañete Villafranca, R. (2013). Usos más frecuentes de Arnica montana. Revista Cubana de Plantas Medicinales, 18(2), 315-326.
  • Waizel-Bucay, J., & Cruz-Juárez, M. D. L. (2014). Arnica montana L., planta medicinal europea con relevancia. Revista mexicana de ciencias forestales, 5(25), 98-109.

Escribir comentario sobre Para qué sirve el té de árnica y cómo prepararlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Para qué sirve el té de árnica y cómo prepararlo
1 de 2
Para qué sirve el té de árnica y cómo prepararlo

Volver arriba