menu
Compartir

Neutrófilos bajos y linfocitos altos: causas y tratamiento

 
Por Delfina Viana. Médica cirujana ORL. 23 diciembre 2020
Neutrófilos bajos y linfocitos altos: causas y tratamiento

Los neutrófilos bajos y linfocitos altos a la vez pueden presentarse por numerosas causas: una infección viral, tratamientos farmacológicos (como la quimioterapia u otras drogas) o incluso problemas más graves como algunos tipos de leucemia.

Los análisis sanguíneos pueden compararse a una fotografía de la sangre en un momento dado. Es importante comparar sus resultados con los síntomas y las manifestaciones que se presenten en tu cuerpo. Por esto, es importante no asustarse solo por unos números, la consulta médica es clave.

En este artículo de ONsalus podrás descubrir las principales causas y tratamientos de los problemas que ocasionan neutrófilos bajos y linfocitos altos.

¿Qué son los neutrófilos y linfocitos?

Tanto los neutrófilos como los linfocitos son células que están presente en la sangre, son leucocitos o glóbulos blancos que tienen por función combatir las infecciones y defender tu cuerpo.

Neutrófilos

Estos responden ante la inflamación corporal y son encargados de ayudar a destruir microorganismos que dañen tu organismo, como bacterias y hongos.

Los valores normales son 40 a 70% del total de leucocitos o de 1800 a 7700 neutrófilos/microlitro (mcL).

Estos pueden verse aumentados o disminuidos según la enfermedad que te afecte. Cuando están bajos, se habla de neutropenia y cuando están altos de neutrofilia.

Linfocitos

Estas células defensoras del cuerpo humano tienen distintas funciones. Algunas de ellas elaboran anticuerpos y otras directamente atacan a los microorganismos. En conjunto, regulan las respuestas inmunitarias.

Se habla de linfocitosis cuando se halla un número de linfocitos mayor al normal y linfopenia si son menos de los que deberían estar presentes por microlitro (mcL) de sangre.

Los valores normales de estas células sanguíneas son de 22 a 44% del total de leucocitos o de 1000 a 4800 linfocitos/mcL.

Neutropenia y linfocitosis por infección viral

¿Te interesa saber por qué pueden estar los neutrófilos bajos y los linfocitos altos? Puede haber varias razones para encontrarse ese tipo de alteración en un análisis de sangre, pero recuerda que un análisis es como una fotografía de tu sangre en un momento dado. Muchas veces, esas alteraciones son transitorias y pueden no tener demasiado significado.

Lo más importante es correlacionar los números que se obtienen a partir del análisis sanguíneo, los síntomas de la persona y su historia clínica. Es decir, lo que siente y lo que encuentra un o una profesional al revisarla.

Se habla de neutrófilos bajos cuando estos están por debajo de 1800/mcL. Este valor es estándar, pero puede haber variaciones según la edad, factores genéticos y ambientales. Los linfocitos están altos si superan los 3000/mcL.

Entre las causas más comunes de la elevación de linfocitos y la disminución del valor normal de neutrófilos, se encuentran las infecciones por virus. Virus como los que causan hepatitis, gripe, mononucleosis, entre otros.

Síntomas como fiebre, malestar general, erupciones cutáneas, dolor abdominal, entre otros, pueden presentarse en este tipo de cuadros.

Mononucleosis, causa frecuente

Dentro de las virosis, una de las que más frecuentemente se asocian a neutrófilos bajos y linfocitos altos es la mononucleosis.

Esta enfermedad está causada generalmente por el virus de Epstein Barr. Los síntomas que aparezcan dependerán en gran parte de las defensas de la persona, puede presentarse de la siguiente manera:

  • Período de incubación que puede ir desde 14 a 50 días.
  • Puede no dar síntomas (común esto en niños pequeños).
  • Fiebre elevada por 10 a 14 días.
  • Dolor de garganta intenso.
  • Faringe enrojecida con pequeños puntitos blanco-grisáceos.
  • Ganglios de distintas zonas inflamados (cuello, cabeza, detrás de las orejas, cuello, etc).
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar estomacal.
  • Náuseas, vómitos.
  • Inflamación abdominal (especialmente de hígado y bazo).
  • Tinte amarillento de piel, conjuntiva y mucosas.
  • Erupción en la piel.

Es común en niños y adultos jóvenes, aunque también en personas con bajas defensas. Es llamada la "enfermedad del beso" debido a que se contagia a partir de las pequeñas gotas de saliva de una persona infectada.

Su tratamiento es sintomático, pueden administrarse analgésicos (como el paracetamol). Es recomendable el reposo y una dieta muy liviana.

Neutrófilos bajos y linfocitos altos: causas y tratamiento - Neutropenia y linfocitosis por infección viral

Neutropenia y falsa linfocitosis

Muchas veces, cuando en un análisis de sangre aparece un número muy bajo de neutrófilos y un número alto de linfocitos lo que sucede es que al haber pocos neutrófilos los linfocitos parecen ser más de los que son porque cambia la proporción y ocupan una mayor cantidad de espacio en un mcL de la muestra de sangre.

Veamos esto con un ejemplo: si tienes un florero lleno de rosas blancas y rojas y quitas la mayor parte de las rosas rojas, en apariencia, habrá mucha más cantidad de flores blancas. De hecho, el porcentaje de flores blancas será mayor en ese momento. Veámoslo con números: si tienes 100 rosas, 50 blancas y 50 rojas y quitas 25 rojas, te quedarán 75 flores: 50 blancas y 25 rojas. Si lo tomas en porcentaje, tendrás al final un 66% de flores blancas y un 33% de rojas. Aún cuando no hayas aumentado el número de flores blancas, estas parecen ser más.

Este aumento aparente de linfocitos se conoce como "falsa linfocitosis" o linfocitosis relativa y se presenta en muchos casos de neutropenia. Esto dependerá de la reacción de la persona frente a la enfermedad y la magnitud del proceso infeccioso. Es el caso de, por ejemplo:

  • Infecciones virales.
  • Infecciones bacterianas graves.
  • Quimioterapia.

¿Qué hacer?

Cuando hay neutropenia, hay mayor susceptibilidad a contraer infecciones y no suelen presentarse síntomas. Es por ello que es tan importante mejorar los hábitos de alimentación y descanso, cuidar la higiene, beber agua pura, entre otras.

Falta de producción de neutrófilos

Cuando la médula ósea no produce la cantidad de neutrófilos que debería, se habla de neutropenia crónica hipoplásica o hipoplásica primaria.

En ese caso no está afectado el bazo, no es un trastorno cíclico ni está afectada la producción de otras células sanguíneas. Puede, en algunos casos, estar relacionado con ciertos casos de anemia.

¿Qué hacer?

Es importante el seguimiento médico que incluya además la incorporación de hábitos saludables. De esa manera, hay posibilidad de mejorar el desequilibrio presente.

Leucemia con neutropenia

La leucemia es una enfermedad en la cual hay proliferación neoplásica de células sanguíneas. Puede ser de diferentes tipos de acuerdo a la célula que afecte, puede ser aguda o crónica.

En algunos tipos especiales de leucemia muy poco comunes puede haber una neutropenia asociada a la producción aumentada de linfocitos. En ese caso, un análisis de sangre mostrará linfocitos altos y neutrófilos bajos.

Si un paciente con leucemia presenta neutropenia, el caso es complicado, ya que la probabilidad de contraer infecciones es muy alta. Esto puede complicar el cuadro y llevar a estados graves de salud.

En este caso, también es importante contar con una o un profesional que puedan realizar un control exhaustivo de la salud. Es posible que sean necesarios tratamientos quimioterápicos, pero lo más importante es corregir los hábitos de vida, ya que de otra manera el estado de salud solo seguirá deteriorándose. Entre ellos, se incluyen:

  • Comer de manera lo más natural posible.
  • Evitar productos procesados.
  • Evitar el exceso de carne y lácteos.
  • Incorporar frutas y verduras frescas.
  • Descansar apropiadamente, de noche, entre 6 a 8 horas.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Neutrófilos bajos y linfocitos altos: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Bibliografía
  • Carney D. Peripheral blood lymphocytosis-what is the threshold for further investigation? Leuk Lymphoma 2008;49:1659.
  • Dale DC. How I diagnose and treat neutropenia. Curr Opin Hematol. 2016 Jan;23(1):1-4. doi: 10.1097/MOH.0000000000000208. PMID: 26554885; PMCID: PMC4668211.
  • Fattizzo B, Zaninoni A, Consonni D, Zanella A, Gianelli U, Cortelezzi A, Barcellini W. Is chronic neutropenia always a benign disease? Evidences from a 5-year prospective study. Eur J Intern Med. 2015 Oct;26(8):611-5. doi: 10.1016/j.ejim.2015.05.019. Epub 2015 Jun 8. PMID: 26066399.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Neutrófilos bajos y linfocitos altos: causas y tratamiento
1 de 2
Neutrófilos bajos y linfocitos altos: causas y tratamiento

Volver arriba