menu
Compartir

Parásitos intestinales en adultos: síntomas y tratamiento

 
Por Delfina Viana. Médica.. 26 julio 2021
Parásitos intestinales en adultos: síntomas y tratamiento

Es un error creer que los parásitos son solo cosa de niños o de personas con una situación socioeconómica de extrema pobreza. Los parásitos son nuestros "predadores naturales", ya que son muy fáciles de contraer e impiden que absorbamos los nutrientes que necesitamos para sobrevivir.

Si padeces de problemas digestivos, hinchazón de vientre, irritabilidad o picazón en el ano, no estaría de más que pienses en los parásitos intestinales como causa de tu problema.

A continuación, en este artículo de ONsalus, encontrarás todo lo que necesitas saber acerca de los síntomas y el tratamiento de los parásitos intestinales en adultos.

¿Qué parásitos pueden afectar a los adultos?

Como hemos visto, cualquier persona puede sufrir de parásitos intestinales. Esto es más frecuente cuando el cuerpo está en desequilibrio y, por lo tanto, las defensas no están en su nivel máximo.

Los parásitos que más frecuentemente pueden afectar al intestino de los adultos son los oxiuros. Se trata de pequeños gusanos blanquecinos muy delgados que pueden medir cerca de 13 mm, los hay incluso más largos.

Las hembras de estos parásitos suelen salir a poner sus huevos en la zona anal por la noche. Esta es la razón de uno de los síntomas más comunes de este tipo de infecciones: la picazón en la zona del ano. Y no es casual, es también la mejor forma de seguir reproduciéndose en otros organismos. Al haber picazón, la persona se rasca y los huevos quedan en sus manos y bajo las uñas, los cuales al tocar cualquier superficie quedan listos para que otra persona los ingiera.

Parásitos intestinales en adultos: síntomas y tratamiento - ¿Qué parásitos pueden afectar a los adultos?

Síntomas de parásitos intestinales

Los parásitos intestinales son muy frecuentes, tanto en adultos como en niños. A veces, pueden dar síntomas y muchas otras veces no, es por ello que muchos profesionales optan por indicar un tratamiento desparasitario con cierta frecuencia como, por ejemplo, con cada cambio de estación.

No obstante, esto no es realmente necesario cuando una persona está en equilibrio, ya que sus propias defensas son capaces de defenderla ante cualquier amenaza, ya sean parásitos, bacterias o virus.

En otros casos, las parasitosis pueden provocar diferentes síntomas como los siguientes:

  • Picazón anal (sobre todo de noche).
  • Hinchazón abdominal.
  • Poco apetito o gran apetito.
  • Náuseas.
  • Dolor abdominal.
  • Gases excesivos.
  • Cansancio.
  • Pérdida de peso.
  • Insomnio.
  • Irritabilidad.

También debes saber que los parásitos no están solamente en los intestinos, sino que diferentes tipos de estos microorganismos pueden penetrar a otras zonas del cuerpo y asentarse, por ejemplo, en vagina y útero, y otros en hígado, pulmones, músculos, cerebro, etc.

Diagnóstico de parasitosis intestinal

Para confirmar la presencia de parásitos intestinales, puede realizarse un análisis de materia fecal (que no siempre arroja resultados positivos) o una prueba simple: la prueba de la cinta. Esta prueba consiste en aplicar y retirar un trozo de cinta en la zona del ano durante 3 días seguidos. Estas muestras deben ser llevadas a analizar para confirmar la presencia de huevos de oxiuro.

Tratamiento médico de los parásitos intestinales en adultos

Cuando existe la sospecha o bien se ha confirmado la presencia de parásitos intestinales en el adulto, el tratamiento suele consistir en antiparasitarios en comprimidos.

Los más comúnmente utilizados son el mebendazol y el albendazol. Estos fármacos requieren de prescripción médica.

Se suelen tomar de 3 a 6 días seguidos y, en la mayoría de los casos, se debe repetir el tratamiento después de dos o tres semanas para eliminar por completo la infección. Para que el tratamiento sea más efectivo, es importante que toda la familia lo realice.

Es importante que el tratamiento sea supervisado por una o un profesional médico, ya que las dosis dependen de cada paciente, así como la posibilidad de reacciones adversas.

Además, debe tenerse la precaución de lavar sábanas, toallas y ropa de cama con agua caliente.

No olvides lavar tus manos al levantarte y tras ir al baño, y evita rascarte la zona anal.

Remedios caseros para parásitos intestinales en adultos

Puedes tener en cuenta algunos de los siguientes remedios naturales a la hora de tratar una infección parasitaria de este tipo. Pueden ayudarte a mejorar los síntomas y, sobre todo, a mejorar tu equilibrio para que tus defensas estén mejor.

Revisa tu alimentación

Las parasitosis así como otras infecciones (como, por ejemplo, por el hongo Cándida) son más fáciles de contraer cuando la dieta no es saludable y no hay una buena digestión. Los excesos de harinas y azúcares refinados, carnes, productos procesados, lácteos y la falta de cereales integrales, vegetales y frutas de estación es la peor combinación.

Muchas veces, cuando una persona adopta un estilo de vida saludable que incluye alimentación variada y natural, los problemas de parásitos se resuelven solos, ya que los parásitos prefieren sobrevivir en un ambiente intestinal poco saludable.

Cúrcuma

La cúrcuma es un potente antiinflamatorio y antimicrobiano. Ayuda a combatir gran cantidad de infecciones, entre ellas, las parasitosis intestinales.

Puedes usarla para lavar las frutas y vegetales que comes crudos y, de esta manera, te aseguras que se eliminan los parásitos. Y también puedes obtener sus beneficios al incluirla en tus platos: 1/2 cucharadita pequeña es suficiente para ayudarte a combatir todo tipo de infecciones e inflamación corporal.

Semillas de calabaza

Las semillas de zapallo o calabaza son excelentes antiparasitarios, lo cual se ha comprobado en diferentes estudios científicos. La causa es que contienen una sustancia llamada fitosterolina, que ayuda a combatir no solo los oxiuros, sino también otros tipos de parásitos y es excelente porque prácticamente no tiene efectos adversos.

Para lograr efectividad, se debe dejar secar las semillas y triturarlas hasta que formen un polvo fino. De ese polvo se debe tomar 1 cucharada cada mañana disuelta en agua y así se consume durante 10 días. Este tratamiento puede repetirse en caso de que se considere necesario.

Ajo

El ajo ha sido utilizado por los adeptos a la medicina natural de manera muy frecuente. Además de mejorar la digestión y ayudar a la nutrición del organismo, también se aprovechan sus propiedades antiparasitarias.

Según estudios científicos recientes, las sustancias que estarían implicadas en ese efecto son el azufre y la alicina, incluso se llegó a demostrar que podría ser mejor que el uso de fármacos antiparasitarios.

Para obtener sus efectos, es mejor consumirlo fresco y alejado de otros alimentos a razón de 50 mg/kg de peso, con un máximo de 4 gramos. Puedes licuarlo para consumirlo líquido, picarlo o molerlo.

Parásitos intestinales en adultos: síntomas y tratamiento - Remedios caseros para parásitos intestinales en adultos

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Parásitos intestinales en adultos: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Bibliografía

Park MS, Kim KW, Ha HK, Lee DH. Intestinal parasitic infection. Abdom Imaging. 2008 Mar-Apr;33(2):166-71. doi: 10.1007/s00261-007-9324-z. PMID: 17901912.

Metwally, D.M., Al-Olayan, E.M., Alanazi, M. et al. Antischistosomal and anti-inflammatory activity of garlic and allicin compared with that of praziquantel in vivo. BMC Complement Altern Med 18, 135 (2018). https://doi.org/10.1186/s12906-018-2191-z

Agüero MME, de la Cruz CF, Prieto RA, et al. La semilla de calabaza como terapéutica antiparasitaria en la población de 5 a 9 años. Zamuro. Tucupita 2012. Mul Med. 2012;16(4):.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Parásitos intestinales en adultos: síntomas y tratamiento
1 de 3
Parásitos intestinales en adultos: síntomas y tratamiento

Volver arriba