Compartir

Por qué se duermen las yemas de los dedos

Por qué se duermen las yemas de los dedos

¿Te ha llegado a pasar que se te han dormido las yemas de lo dedos? Si la respuesta es sí y no sabes a qué puede deberse esto, continúa leyendo este artículo. La sensación de adormecimiento u hormigueo es conocido como parestesia y puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, siendo frecuente que se presente en las manos, los dedos de las manos, los pies, las piernas y los brazos.

Lo miembros superiores e inferiores son las partes corporales que más terminaciones nerviosas tienen, ya que se encargan de realizar movimientos finos y delicados. Cualquier alteración en estos nervios puede conllevar a la presencia de hormigueo o adormecimiento en manos, dedos o piernas y pies, pero ¿cuáles las causas? En este artículo de ONsalus, te responderemos a la pregunta concreta de por qué se duermen las yemas de los dedos.

También te puede interesar: Por qué se me duermen las piernas

Por qué se duermen las yemas de los dedos: causas comunes

Es probable que algunas veces hayas sentido las yemas de los dedos dormidas y no sabes a qué se debe este síntoma, pero no te preocupes aquí te describiremos todas las causas. En general, se relaciona a la presión ejercida sobre los nervios, las probables dificultades que puedan existir en relación a la circulación sanguínea, los procesos inflamatorios y, en casos graves, a la presencia de enfermedades, como la diabetes mellitus.

1. Presión sobre los nervios

Esta es una de las causas comunes de las yemas de los dedos dormidas, y es que los nervios que se encargan de inervar los brazos provienen de la médula que pasa a través de la columna vertebral y llega hasta las partes más lejanas de las manos, es decir, las yemas de los dedos. En cualquier punto de este trayecto, los nervios pueden verse afectados por presiones ejercidas, ya sea por tumores, vasos sanguíneos dilatados, procesos infecciosos o compresión nerviosa por una hernia discal. Esta presión que se ejerce sobre los nervios se manifiesta con el típico hormigueo o adormecimiento en las manos o yemas de los dedos.

2. Accidente cerebrovascular

Esta es otra posible causa asociada al adormecimiento de las yemas de los dedos, y es que en esta afección el síntoma característico es la sensación de hormigueo en una de las manos comenzando desde las yemas de los dedos hasta extenderse a los brazos. Además de este, otros síntomas frecuentes son la parálisis facial, dificultad para hablar y disminución de la fuerza muscular en uno de los lados del cuerpo.

En el siguiente artículo, explicamos con más detalle cuáles son todos los síntomas de un accidente cerebrovascular.

3. Síndrome del túnel carpiano

Esta es una afección bastante frecuente que se manifiesta con esa sensación de hormigueo o adormecimiento tanto en las manos como en las yemas de los dedos. Esto ocurre, principalmente, cuando hay compresión sobre un nervio denominado nervio mediano, el cual queda atrapado en un paso estrecho que existe entre los huesos y ligamentos que conforman la muñeca, específicamente por el túnel del carpo.

4. Quiste sinovial

Esta afección puede aparecer en cualquier parte de la mano, tanto en el puño como en los dedos. Se trata de un nódulo que contiene líquido articular, que comprime los nervios y genera la sensación típica de adormecimiento, tanto en las manos como en las yemas de los dedos y, finalmente, la pérdida de fuerza.

5. Déficit de vitaminas

El adormecimiento de las yemas de los dedos también puede estar relacionado con la deficiencia de vitaminas, especialmente, las B12, B6, B1 y vitamina E. En consecuencia, puede producirse una alteración nerviosa tras la presencia de hormigueo en diversas partes del cuerpo, como en las manos, piernas, pies y yemas de los dedos, asociándose además otros síntomas como cambios en la sensibilidad, irritabilidad y cansancio.

6. Problemas circulatorios

A pesar de que los problemas circulatorios causan de forma más frecuente de adormecimiento en las piernas, estos también puede provocar este síntoma en brazos, manos y yemas de los dedos, dando lugar a esa sensación de hormigueo y dolor.

7. Diabetes mellitus

Cuando la diabetes no es controlada de manera adecuada y los niveles de azúcar aumentan desmesuradamente, se pueden generar pequeñas lesiones nerviosas en diversas partes del cuerpo como, por ejemplo, las piernas, pies y manos, provocando los síntomas propios de parestesia u adormecimiento. Ésta es considerada una complicación frecuente de la diabetes y es conocida como neuropatía diabética, de hecho, afecta hasta casi el 50% de los pacientes diabéticos.

8. Ansiedad

Otra causa de adormecimiento en las yemas de los dedos y las manos es la ansiedad y el estrés. Además de afectar a esta zona, se puede extender hacia los brazos y lengua e ir acompañado de otros síntomas como palpitaciones, sudoración fría y dolor en el pecho.

Otras posibles causas

    • La migraña que cuando va precedida por síntomas que se conocen como auras, incluye la sensación de hormigueo tanto en los brazos, manos y dedos.
    • El hipotiroidismo cuando no es tratado adecuadamente puede generar lesiones nerviosas, causando hormigueo o adormecimiento en varias partes del cuerpo, incluyendo las manos y los dedos.
    • La esclerosis múltiple también es otra de las posibles causas. Esta enfermedad autoinmune afecta a todo el sistema nervioso central interrumpiendo algunos pasos de los impulsos nerviosos, disminuyendo la sensibilidad y trayendo consigo la sensación de hormigueo o adormecimiento.
    Por qué se duermen las yemas de los dedos - Por qué se duermen las yemas de los dedos: causas comunes

    Qué hacer si se me duermen las yemas de los dedos

    En primer lugar, no te alarmes, es una reacción a alguna situación que está sucediendo en tu organismo. Si el adormecimiento no desaparece o es recurrente, acude al médico para que te realice una valoración y pueda indicarte la causa de dicho síntomas y el tratamiento a seguir:

    • En caso de tratarse de presión nerviosa, el traumatólogo es el médico que se encarga de realizar el tratamiento adecuado. Es probable que indique la realización de fisioterapia o cirugía dependiendo de la lesión nerviosa.
    • Sí presentas dificultad para hablar, limitación en la mitad de tu cuerpo y sensación de hormigueo en los dedos y mano, acude inmediatamente a urgencias para descartar que se trate de un accidente cerebrovascular.
    • En caso de padecer el síndrome del túnel carpiano y, dependiendo de la compresión del nervio, se pueden indicar unos u otros ejercicios para mejorar este síntoma. Sin embargo, la cura absoluta va a ser la cirugía para descomprimir el nervio mediano.
    • Si tienes un quiste sinovial, es necesario aplicar compresas frías directamente sobre el nódulo para mejorar la inflamación y los síntomas que trae consigo esta afección. El traumatólogo indicará si es necesario aspirar el líquido o utilizar simplemente terapia farmacológica para mejorar esta condición.
    • En caso de padecer de déficit de vitaminas, mejora la alimentación diaria enriqueciéndola además con suplementos vitamínicos.
    • Si padeces de diabetes mellitus, es imprescindible cumplir el tratamiento médico para evitar todas las complicaciones que trae consigo esta condición. Es necesario el uso de hipoglucemiantes o el tratamiento con insulina dependiendo del tipo de diabetes a tratar, así como la modificación de la dieta diaria.
    • En caso de padecer de migraña, el neurólogo es probable que te indique algunos analgésicos y antiinflamatorios que permiten aliviar el dolor. Es posible que sea necesario eliminar algunos alimentos de la dieta.

    Ejercicios para aliviar el adormecimiento de los dedos

    Existen algunos ejercicios que pueden ayudar a aliviar la sensación de adormecimiento tanto en las yemas de los dedos como en las manos:

    • Estira los nervios: esto se realiza de pie flexionando el codo y la palma de la mano hacia arriba, simulando la colocación de una especie de gafas al revés. Si el ejercicio es correcto, es probable que sientas una sensación de estiramiento profundo o tirantez en la mano.
    • Estimula los dedos: esto se realiza con un anillo táctil pasándolo repetidamente por cada uno de los dedos de las manos al menos 8 veces en cada uno de ellos para mejorar la sensibilidad. Se recomienda realizarlo en ambas manos al menos una vez al día.
    • Estimular la circulación: es importante apretar el puño durante aproximadamente 5 segundos y luego soltarlo estirando completamente los dedos durante el mismo tiempo. Se recomienda hacerlo 5 veces con ambas manos.

    Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué se duermen las yemas de los dedos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cerebro y nervios.

    Escribir comentario sobre Por qué se duermen las yemas de los dedos

    ¿Qué te ha parecido el artículo?
    2 comentarios
    Su valoración:
    RHINA LOPEZ
    Hola mi nonbre es Rhina yo padesco de adormesimiento de manos y pantorrias los doctores nome encuentran nada segun ellos me yenan de pastillas y nada .nose que hacer ya son 6 años hay beces pienso que yame acostunbre a estar con eso .aconsejenme que pudiera hacer para curarme o quemedicina realmente me pueda curar gracias
    Dra. Gennesis González
    Un gusto saludarte, es probable que lo que estés presentando se relacione a situaciones de estrés intenso y ansiedad, si es que ciertamente los médicos no han determinado otra causa.
    Sin embargo la mejor indicación que te puedo dar es que acudas a otro médico (traumatólogo - internista y psicólogo) Para que solicites otra opinión médica, recuerda que para indicarte algún tratamiento es necesario un examen físico completo. Por el momento practicar los ejercicios indicados mejoran el adormecimiento considerablemente.
    Muchas gracias por confiar en ONsalus.com
    Su valoración:
    Ligda
    Muy completo, gracias por la información.

    Por qué se duermen las yemas de los dedos
    1 de 2
    Por qué se duermen las yemas de los dedos

    Volver arriba