Compartir

Preeclampsia: síntomas, causas, tratamiento

Por Natalia Ferrer, Periodista especializada en salud. Actualizado: 11 abril 2018
Preeclampsia: síntomas, causas, tratamiento

La hipertensión arterial en el embarazo es una condición que amerita un cuidado importante, pues de no ser controlada adecuadamente puede conducir a una de las complicaciones de mayor riesgo durante la gestación: la preeclampsia. Esta condición, que solo aparece en embarazadas con tensión arterial alta, suele manifestarse en las últimas semanas de gestación aunque puede aparecer en cualquier momento después de la semana 20. En este artículo de ONsalus te explicamos con detalle los síntomas, causas, tratamiento y complicaciones de la preeclampsia.

También te puede interesar: Eclampsia: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la preeclampsia?

La preeclampsia es una condición que se presenta durante el embarazo en mujeres que cuentan con hipertensión arterial, manifestando otros síntomas como proteínas en la orina y aumento de peso por encima de lo normal. Se presenta después de la semana 20 de gestación, siendo muy raros los casos en los que se manifiesta antes, el riesgo de esta condición es mayor en gestantes con tensión arterial alta que se encuentran en las últimas semanas de embarazo.

En la mayor parte de los casos la mujer manifiesta preeclampsia leve en las últimas semanas del embarazo, por lo que el feto ya se encuentra completamente formado y la fecha de parto está cercana. Sin embargo existen casos en los que se presenta de manera severa y a mediados del embarazo, lo que aumenta notablemente el riesgo de complicaciones de salud tanto para la madre como para el feto.

Preeclampsia: síntomas, causas, tratamiento - ¿Qué es la preeclampsia?

¿Cuáles son las complicaciones de esta condición?

La mayor parte de mujeres que padecen de preeclampsia la manifiestan cerca de la semana 37 de embarazo, en estos casos el especialista evaluará la condición tanto de la madre como del feto y decidirá si es conveniente adelantar el parto para evitar futuras complicaciones o qué medidas tomar al respecto.

Sin embargo cuando esta condición se manifiesta a mediados del embarazo y con una intensidad severa, se pueden presentar importantes riesgos y complicaciones que pueden afectar la salud de madre e hijo.

Riesgos para la madre

  • Contracción de los vasos sanguíneos lo que disminuye el riego sanguíneo.
  • Un riego sanguíneo pobre puede afectar la salud de órganos como el hígado o los riñones, afectando su funcionamiento y pudiendo ocasionar daños importantes en los mismos.
  • Se corre el riesgo de que se presente desprendimiento de la placenta y reducción del líquido amniótico.
  • En raras ocasiones la preeclampsia severa puede dar lugar a la eclampsia, una condición en la que la madre sufre convulsiones que pueden llevarla a un estado de coma y comprometer la vida del bebé. Para evitarlo, es normal que si sufres de preeclampsia severa tu médico te prescriba sulfuro de magnesio, que ayudará a impedir las convulsiones.

Riesgos para el bebé

  • Si el riego sanguíneo es bajo hacia el útero el bebé corre el riesgo de contar con bajo peso al nacer por la falta de nutrientes durante la gestación.
  • En casos muy graves y raros en los que no se hayan recibido los cuidados necesarios, se puede presentar muerte fetal.
  • Todas las complicaciones mencionadas anteriormente suelen conllevar a un parto prematuro por la necesidad de que la madre dé a luz y resguardar la salud de ambos.

Factores de riesgo para desarrollar preeclampsia

La tensión arterial alta en el embarazo es el detonante de la preeclampsia, y aunque cualquier mujer puede manifestar este cuadro existen grupos con mayor riego.

Los factores de riesgo de la preeclampsia son:

  • Padecer hipertensión arterial antes del embarazo.
  • Tener obesidad.
  • Que este sea tu primer embarazo.
  • Ser mayor de 35 años.
  • Haber padecido preeclampsia en un embarazo anterior o tener antecedentes familiares de esta condición.
  • Contar con un embarazo múltiple.
  • Padecer se diabetes o insuficiencia renal.

Si reúnes varios de estos factores, es probable que tu médico vigile mucho más de cerca tu tensión arterial y te invite a llevar una dieta apropiada para tu condición, libre de sal o yodo con el fin de reducir las posibles complicaciones.

Preeclampsia: síntomas, causas, tratamiento - Factores de riesgo para desarrollar preeclampsia

Síntomas de la preeclampsia

Habitualmente la tensión arterial alta en el embarazo es detectada mediante la habitual toma de presión, a partir de este momento tu médico realizará distintas pruebas para determinar la presencia de preeclampsia, por ejemplo:

  • Análisis de orina para detectar la presencia de proteínas, las mismas se manifiestan en la sangre cuando se cuenta con bajo riego sanguíneo hacia la placenta y es una prueba determinante de que hay preeclampsia.
  • Exámenes de sangre para evaluar el conteo de plaquetas y las enzimas hepáticas.
  • Ultrasonidos y ecografías para determinar el crecimiento y estado de salud del feto.

Una vez que se determina que tienes hipertensión arterial, tu médico te chequeará en cada visita. Habitualmente la preeclampsia leve no suele presentar señales, sin embargo algunos de sus síntomas son:

  • Aumento repentino de peso que ocurre de un día para otro o en un período de dos días.
  • Incremento de peso de 1 kilo por semana.
  • Hinchazón importante en manos, pies y cara.

La preeclampsia severa puede presentar síntomas como:

  • Dolor de cabeza intenso que no desaparece.
  • Dolor abdominal o de hombro, específicamente en el lado derecho del cuerpo.
  • Cambios en la visión.
  • Poca frecuencia al orinar.
  • Náuseas y vómitos.

Si se presentan varias de estas señales es importante acudir al médico cuanto antes.

Preeclampsia: síntomas, causas, tratamiento - Síntomas de la preeclampsia

Tratamiento de la preeclampsia

El único tratamiento para la preeclampsia es el parto, lo que permitirá que la tensión arterial vuelva a los niveles adecuados en algunas semanas.

En casos de preeclampsia leve que se presenta durante el segundo trimestre del embarazo, se deberán seguir algunas recomendaciones durante el embarazo para evitar las complicaciones hasta que el feto se desarrolle lo suficiente como para adelantar el parto o cesárea, estas son:

  • Reducir la ingesta de sal en la dieta.
  • Ingerir abundante agua.
  • Acudir a todos los chequeos médicos.
  • Descansar preferiblemente sobre el lado izquierdo del cuerpo.
  • Reposo en cama.
  • Tomar la medicación para reducir la tensión arterial en el caso de que el médico así lo considere.

En casos particulares tu médico puede solicitar que te hospitalicen para mantenerte bajo observación frecuente. Si se cuenta con preeclampsia y estás en la semana 37 del embarazo, es probable que tu médico decida adelantar el parto o practicarte una cesárea. En el caso de que tu médico detecte una preeclampsia grave será importante sacar al bebé cuanto antes para garantizar el bienestar de ambos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Preeclampsia: síntomas, causas, tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Preeclampsia: síntomas, causas, tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Preeclampsia: síntomas, causas, tratamiento
1 de 4
Preeclampsia: síntomas, causas, tratamiento

Volver arriba