Compartir

Tensión baja y pulsaciones altas: causas

 
Por Judit Casas. 24 mayo 2018
Tensión baja y pulsaciones altas: causas

¿En tus últimos exámenes o revisiones médicas has detectado que tienes la tensión baja pero las pulsaciones altas? ¿O quizás te hayas notado cansado o cansada y te has dado cuenta que tu ritmo cardíaco es muy elevado? Las alteraciones cardíacas siempre deben ser algo a tener en cuenta, por lo que a la mínima sospecha de que algo no va bien debes ir al médico.

En cualquiera de los dos casos hoy te traemos los motivos por los que esta situación se puede dar, en el siguiente artículo de ONsalus podrás conocer las causas de la tensión baja y las pulsaciones altas.

Tensión mínima baja y pulsaciones altas

Tensión mínima baja

Lo que llamamos tensión baja es el nivel de presión que realiza el riego sanguíneo sobre nuestras venas y arterias, es decir la fuerza con que circula nuestra sangre a través de las arterias y como esta fuerza afecta a las paredes por dónde se realiza su circulación. Para saber si la tensión esta correcta se utilizan dos parámetros, la presión sistólica que es el nivel más elevado de presión que se produce en el momento que nuestro corazón late; y la presión diastólica que es cuando la presión está en su estado más bajo -la tensión mínima-, y es cuando el corazón está en descanso.

Hablamos de presión baja cuando nuestros parámetros están en 90/60 o por debajo. Cuando sufrimos tensión baja nos podemos encontrar con dificultad de riego sanguíneo a través de todo el cuerpo y con sensación de mareo y cansancio.

Pulsaciones altas

Por otro lado, debemos conocer qué son las pulsaciones. Llamamos pulsación al estímulo que realiza el corazón al bombear, es decir cada bombeo de sangre realizado por el corazón es una pulsación. Para saber si tenemos las pulsaciones normales o no debemos contabilizar cuántas realizamos en cada minuto, lo que llamaremos frecuencia cardíaca. De forma habitual, en un adulto que se encuentra en reposo, la frecuencia cardíaca se sitúa aproximadamente entre las 60-100 pulsaciones por minuto, más de 100 estaríamos ante una situación de pulsaciones altas y podría causar una taquicardia, dolencia cardíaca que puede ocasionar grandes problemas. Debemos tener en cuenta que hay situaciones personales que cambian estos parámetros como el hecho de ser deportista de élite que bajará las pulsaciones o estar realizando un deporte físico de esfuerzo cardiovascular lo que las aumentará.

Tensión baja y pulsaciones altas: causas - Tensión mínima baja y pulsaciones altas

Presión arterial baja y pulso alto: causas

Si estás sufriendo la vivencia de estos parámetros puede que estés ante una situación médica complicada por lo que te recomendamos que visites a tu médico para analizar de forma correcta y profesional las causas que pueden llevarte a sufrir estas dolencias y actuar en consecuencia a este hecho. A continuación, te presentamos las causas más comunes de tener presión arterial baja y pulso alto:

  • Hipotensión: al sufrir hipotensión, es decir, de una presión arterial baja, nuestro cuerpo entiende que la sangre no está llegando a todos los lugares del cuerpo con que ordena al corazón bombear más para distribuir mejor la sangre, lo que conduce a sufrir unas pulsaciones elevadas. Esto se puede considerar un comportamiento normal ya que es una reacción común, propia y natural del cuerpo.
  • Reacción ante medicación: ciertos fármacos con componentes vasodilatadores pueden causar esta reacción, ya que al dilatar las vías sanguíneas el riego de sangre que circula en él disminuye de presión y el corazón se acelera para volver a su tensión habitual. Esto es común y puede ser un proceso normal, pero si detectas que te sucede es recomendable que consultes con tu médico si es apropiado seguir con el proceso farmacológico.
  • Síndrome del nodo sinoatrial enfermo: o también conocido como fibrilación auricular. Sucede cuando hay alguna disfunción en el nodo sinoatrial, que es la zona encargada de realizar las descargas eléctricas reguladoras del ritmo cardíaco. Cuando hay una disfunción en esta parte pueden suceder dos cosas, o que se vuelva más de forma drástica el ritmo del corazón o que por lo contrario aumente de forma importante, debido a un espasmo antes del latido, aunque la sangre que circula es la misma, no se genera suficiente fuerza en el latido y se vive una situación de tensión baja.
  • Síncope vaso depresor: que consiste en sufrir una anomalía en la función arterial y se disminuye la presión arterial con un aumento consecutivo de las pulsaciones cardíacas. No se oxigena de forma correcta el cuerpo y se pueden sufrir episodios de desmayo o pérdida de conciencia.
  • Debilidad del músculo del corazón: lo que generaría una mayor cantidad de pulsaciones en el minuto para irrigar la misma cantidad de sangre por el cuerpo, ya que al estar débil no tiene la misma fuerza y necesita realizar más veces la misma operación para equilibrar la falta de fuerza arterial.
  • Ataque del corazón: conocido como infarto de miocardio. Las personas que han sufrido un infarto en el corazón pueden padecer posteriormente una dificultad y falta de fuerza en la musculatura de éste lo que conduce a una falta de presión arterial y un aumento del ritmo cardíaco. Es importante realizar un seguimiento adecuado ante tal situación.
  • Diabetes: uno de los problemas que puede generar la diabetes es la hipotensión y como hemos explicado anteriormente, esta enfermedad puede conducir a un aumento de pulsaciones.
  • Abuso de sustancias tóxicas: las sustancias tóxicas como alcohol o drogas pueden generar una disfunción corporal y alteran nuestro sistema nervioso y nuestra percepción corporal a través de los estímulos cerebrales. Esto nos conduce a situaciones de riesgo ya que puede causar una taquicardia, pero sin que el riego sanguíneo tenga fuerza a presión, puede haber un fuerte desequilibrio físico.
Tensión baja y pulsaciones altas: causas - Presión arterial baja y pulso alto: causas

Hipotensión y pulsaciones altas: cómo prevenirlo

Tras conocer las principales causas y las más comunes que nos pueden llevar a vivir tensión baja y pulsaciones altas, queremos daros consejos básicos de vida sana para mantener alejadas las enfermedades arteriales y las de corazón, adoptando un estilo de vida equilibrado, activo y consciente:

  • Mantener una alimentación equilibrada: es uno de los hitos básicos ante la prevención de enfermedades cardiovasculares. Mantener una alimentación variada, rica en vegetales y frutas, sin abusar de las carnes y embutidos, de los azúcares o de los productos edulcorados son algunos de los consejos que podemos seguir.
  • Realizar ejercicio físico a diario: nos mantendrá en forma todo nuestro sistema cardiovascular y estará activo, lo que nos ayudará a estar sanos y en buena forma física.
  • Descansar las horas adecuadas: garantizar que nuestro cuerpo tiene las horas suficientes de reposo es una buena forma de garantizar que su sistema inmunológico y su funcionamiento siguen siendo adecuados.
  • Tomar suficientes líquidos: bebes un litro y medio de agua al día, hidratar nuestro cuerpo con otros líquidos como infusiones, zumos, etcétera, nos ayuda a mantener el equilibrio de nuestro sistema.
  • Realizar un seguimiento médico adecuado y preventivo: esto nos puede ahorrar muchas situaciones de riesgo, ya que un buen seguimiento médico nos puede llevar a prevenir enfermedades y a ser conscientes de nuestra situación física y cómo mejorarla.
  • No abusar de las sustancias tóxicas: como hemos podido ver anteriormente, el abuso de sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol puede tener consecuencias negativas en nuestro cuerpo, por lo que evitarlas será una buena opción para mantener nuestra salud en buen estado.

Esperamos que este artículo de ONsalus sobre las causas de la tensión arterial baja y las pulsaciones cardíacas altas te haya ayudado a conocer más esta dolencia y cómo prevenirla.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tensión baja y pulsaciones altas: causas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Escribir comentario sobre Tensión baja y pulsaciones altas: causas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tensión baja y pulsaciones altas: causas
1 de 3
Tensión baja y pulsaciones altas: causas

Volver arriba