Compartir

Anemia microcítica: causas, síntomas y tratamiento

Anemia microcítica: causas, síntomas y tratamiento

Uno de los trastornos sanguíneos más frecuentes es que no haya suficientes glóbulos rojos sanos en el cuerpo, lo que se conoce con el nombre de anemia; sin embargo, existen diferentes tipos de esta patología los cuales se encuentran caracterizados por la causa del mismo. Esto hace indispensable realizar consultas médicas con frecuencia para que se pueda identificar cualquier alteración y otorgar el tratamiento correcto para cada caso.

La anemia microcítica es uno de los tipos de esta alteración y se distingue porque el organismo produce glóbulos rojos más pequeños de lo normal, lo que se denomina microcitosis; sin embargo, esta patología también puede ser causada por un déficit de hierro, por diferentes enfermedades crónicas, talasemia o anemia sideroblástica. Si no sabes mucho sobre este trastorno, en ONsalus te brindamos más conocimiento sobre la anemia microcítica: causas, síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Anemia: síntomas, tipos y tratamiento

Qué es la anemia microcítica exactamente

La anemia microcítica, también llamada microcitosis, es una alteración en la cual los glóbulos rojos que se encuentran en el torrente sanguíneo suelen ser más pequeños de lo que son normalmente, los cuales se miden por su volumen corpuscular medio.

Los glóbulos rojos, igual conocidos como eritrocitos, son considerados células sanguíneas que se encargan de transportar el oxígeno a diferentes tejidos del cuerpo al mismo tiempo que eliminan el dióxido de carbono. Este proceso puede conseguirse gracias a la hemoglobina, la cual es una proteína compleja del organismo y es lo que provoca las características de la sangre, por ejemplo, su color.

Es por lo anterior que aquellos pacientes que sufren de microcitosis suelen presentar, generalmente, de cansancio crónico, agotamiento y falta de aire; no obstante, es frecuente que los pacientes de este trastorno se mantengan de manera asintomática, por lo que es importante realizarse revisiones médicas habitualmente.

Anemia microcítica: causas, síntomas y tratamiento - Qué es la anemia microcítica exactamente

Causas de la anemia microcítica

El trastorno del tamaño de los eritrocitos es un estado patológico de los glóbulos rojos o hematíes, en el cual existen diferentes dimensiones en lugar de que todos los eritrocitos tengan un diámetro igual. Esta alteración suele presentarse en aquellas personas que se han sometido a una transfusión de sangre. Al variar el tamaño de los glóbulos rojos, también existe una diferencia en la hemoglobina que se encuentra dentro de estas células sanguíneas, lo que puede generar diferentes síntomas.

Las personas con anemia microcítica cuentan con glóbulos rojos más pequeños de lo que deberían ser y puede deberse también a mutaciones en la formación, condición que suele ser hereditario. Asimismo, otra causa podría ser un déficit de hierro debido a que, por su tamaño, no cuentan con la hemoglobina suficiente en su interior.

A pesar de lo anterior, la causa de este tipo de anemia puede variar dependiendo de la edad y el sexo del paciente. En niños pequeños y adolescentes, es probable que sea por una deficiencia de hierro, por talasemia o a causa de una intoxicación por plomo, sobre todo en su estado crónico saturnismo. Mientras que en las mujeres podría deberse a diferentes trastornos o por falta de minerales importantes, principalmente, durante el embarazo, aunque en los hombres las causas pueden ser las mismas.

Principales síntomas de la anemia microcítica

Si bien algunos pacientes son asintomáticos, en otros pueden existir ciertos síntomas en mayor o menor medida, siendo importante acudir al médico al notar alguno de ellos, entre los cuales se destacan:

  • Fatiga y debilidad.
  • Sentir la piel fría con el tacto.
  • Migraña.
  • Molestias en el pecho.
  • No poder concentrarse o enfocarse en tareas habituales.
  • Pérdida de apetito y de peso corporal.
  • Trastornos en el color de las uñas y la piel.
  • Coloración amarilla leve en los ojos.
Anemia microcítica: causas, síntomas y tratamiento - Principales síntomas de la anemia microcítica

Tratamiento de la microcitosis

Debido a que los síntomas pueden confundirse con los de otras patologías e incluso con otro tipo de anemia, es necesario realizar un análisis completo de sangre para evaluar las características de los glóbulos rojos y poder diagnosticar correctamente la microcitosis.

Si bien el tratamiento de la anemia microcítica dependerá de la causa que la provoque, generalmente, se basa en aumentar el hierro o los nutrientes que se encuentren bajos en el organismo. Es por esto que es necesario consultar con un especialista para que pueda ofrecer una dieta adecuada y suplementos alimenticios dependiendo de cada caso y cada paciente. en el siguiente artículo mostramos de lo que sería un ejemplo adecuado de dieta para la anemia.

Generalmente, se aconseja ingerir 120 miligramos de hierro por día y es posible que el médico recomiende también añadir ácido ascórbico y vitamina C para incrementar los efectos de los beneficios y, de esta forma, mejorar la sintomatología del paciente de forma rápida y eficaz. Pero es importante no automedicarse ni alterar la dosis recetada por el especialista, ya que un exceso de hierro puede generar otros problemas.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Anemia microcítica: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Escribir comentario sobre Anemia microcítica: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
suleima castillo
tengo una niña de 3 años con anemia microcitica, hipoglicemia y linfocitos virales


Anemia microcítica: causas, síntomas y tratamiento
1 de 3
Anemia microcítica: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba