Compartir

Bursitis de cadera: síntomas, causas y tratamiento

Bursitis de cadera: síntomas, causas y tratamiento

La bursa es una bolsa con líquido sinovial, su función es fundamental para disminuir la fricción y golpes entre un tendón y los huesos, es decir, actúa como una almohadilla amortiguadora. En la cadera están presentes estas bolsas y si se dañan sentiremos dolor en la zona, inflamación y exceso de líquido, a lo que se conoce como bursitis de cadera.

La bursitis de cadera la pueden padecer hombres y mujeres de cualquier edad, siendo más frecuente en mujeres con obesidad y que están entre los 40 y 60 años de edad, también predomina en deportistas, como los corredores de maratón. En ONsalus te explicaremos los síntomas, causas y tratamientos para la bursitis de cadera, pero no olvides acudir con tu médico de cabecera quien te recomendará lo mejor para ti.

¿Qué síntomas presenta la bursitis de cadera?

Si padeces de esta condición, lo más seguro es que presentes una serie de síntomas, entre los principales están:

  • Rigidez de movimientos en la cadera.
  • Inflamación de la bursa.
  • Exceso de líquido en la bursa.
  • Dolor punzante e intenso en la zona afectada, posteriormente puede convertirse en una neuralgia y afectar un área más grande de la cadera. Generalmente, se presenta al levantarse de una silla después de un largo tiempo de estar sentada o a la hora de dormir.
  • Al levantar la pierna puede haber un ligero chasquido.
  • Dolor al correr, al subir escaleras o durante una caminata prolongada.
  • Sensación de calor en el área afectada.
Bursitis de cadera: síntomas, causas y tratamiento - ¿Qué síntomas presenta la bursitis de cadera?

Posibles causas de la bursitis de cadera

Existen varios padecimientos por los cuales puedes sufrir bursitis de cadera, revisa la lista que te presentamos a continuación con las causas más destacadas y observa si has pasado o estás pasando por alguna de ellas:

  • Lesión por caída o golpe: puede causar hemorragia en la bursa y esta reacciona inflamando el área.
  • Presión en la cadera: al permanecer sentados por largo tiempo sobre superficies duras.
  • Lesión por sobrecarga repetitiva: incluye actividades deportivas como andar en bicicleta o correr, también ocurre al subir escaleras, acostarse sobre un lado del cuerpo por un largo tiempo o permanecer mucho tiempo de pie.
  • Infección bacteriana: generalmente por estafilococo, por ejemplo Staphylococcus aureus.
  • Enfermedad en la columna.
  • Dismetría de piernas: cuando una pierna es ligeramente más corta que la otra, al caminar puede irritar las bursa.
  • Artritis reumatoide: aumenta el riesgo de desarrollar inflamación de la bursa.
  • Cirugías: como implantes de prótesis de cadera y artroplastia de cadera.
  • Diabetes.
  • Gota.
  • Espolones óseos en los tendones que unen los músculos al trocánter.
  • Obesidad.
  • Fibromialgia.

Hay que destacar que, en la cadera encontramos dos bursas principales y son las que frecuentemente se inflaman e irritan, la bolsa del trocánter mayor, que al inflamarse se le denomina bursitis troncantérea y es la afección más común de la zona, y la bursa del psoas-ilíaco, cuya hinchazón se le conoce como bursitis isquiática. En la bursitis trocantérea el dolor se va a presentar en la región lateral de la cadera, ocasionando además dificultad para dormir de ese lado. Por otro lado, en la bursitis isquiática la zona con dolencias se ubica del lado de la ingle. Esta bursitis predomina en personas que pasan mucho tiempo sentadas sobre superficies planas.

Bursitis de cadera: síntomas, causas y tratamiento - Posibles causas de la bursitis de cadera

¿Qué tratamientos puedo seguir para disminuir la bursitis de cadera?

Recuerda que tu medico es el que debe determinar en qué condición se encuentra la inflamación de las bolsas en la cadera y qué método es mejor para combatirla. No obstante, aquí te presentamos unas medidas que puedes utilizar para aliviar el dolor, no importa que sea bursitis troncantérea o isquiática:

  • No realices actividades que empeoren el dolor y cuando este disminuya empieza a mover lentamente hasta un movimiento normal.
  • Deja descansar la cadera el mayor tiempo posible, para ello duerme de espalda o sobre el lado contrario de la zona afectada y coloca unas almohadas entre las rodillas.
  • Aplica hielo envuelto en una toalla o dentro de una bolsa en el área de la bursitis de cadera. Además de reducir la inflamación ayuda a estimular el flujo de sangre. Se recomienda emplear después de rutinas de ejercicio.
  • Utiliza un bastón para apoyarte al caminar o muletas hasta que sientas mejorías.
  • Hacer ejercicios de estiramiento de los músculos de la cadera. Lo más indicado es que sea un especialista quien te señale la forma correcta de hacerlo; asimismo, podría recomendarte otros tratamientos como la terapia del rodillo, hielo y calor.
  • La ingesta de medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno, naproxen, piroxicam, calecoxib, pueden reducir y aliviar la inflamación. Úselo en periodos cortos, ya que pueden tener efectos colaterales o no ser compatibles si está tomando otros medicamentos.

Existen otros tratamientos que sólo pueden llevarse a cabo bajo la supervisión del médico, entre ellas destacan:

  • Extraer el líquido excesivo de la bursa.
  • Inyección de corticoesteroides: es un método simple y efectivo. Generalmente una sola inyección es necesaria para aliviar la bursitis permanentemente, de lo contrario una segunda inyección puede aplicarse. El uso excesivo de estas inyecciones puede dañar los tejidos cercanos.
  • Introducir factores de crecimiento: ayudan a la regeneración y cicatrización rápida de los tejidos dañados. Si lo considera conveniente el especialista, se puede combinar con ozonoterapia.
  • Cirugía de las bursas en la cadera: muy rara ocasión se llega a este tratamiento, ya que los métodos anteriores son muy eficaces. Remover las bursas no genera daños a la cadera y esta puede funcionar normalmente sin ellas.
Bursitis de cadera: síntomas, causas y tratamiento - ¿Qué tratamientos puedo seguir para disminuir la bursitis de cadera?

¿Cómo prevenir la bursitis de cadera?

La bursitis de cadera la podemos evitar o disminuir los riesgos de padecerla al seguir estos tips:

  • Evitar actividades que sobrecarguen la cadera, como estar de pie mucho tiempo.
  • Adelgazar si se padece de sobrepeso para quitar presión a las caderas.
  • Sentarse en cojines de espuma o superficies blandas.
  • Hacer ejercicios de calentamiento y estirar los músculos antes de realizar actividades deportivas o rutina de ejercicio, y movimientos de estiramiento y enfriamiento al terminar.
  • Utilizar un adaptador para compensar la dismetría de piernas, como plantillas ortóticas o zapatos especiales.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bursitis de cadera: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Bursitis de cadera: síntomas, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
PABLO
tengo 51 años y no logro dar con un diagnostico preciso. y muchos estudios que me salen bien , el ultimo diagnostico habla de una posible bursitis de cadera , consulto si se puede llegar a solucionar y volver a una vida normal ? y consulto si andar en bicicleta es recomendado para esta afeccion .....gracias
Andrea
Muy interesante y bastante claro
Lucero
Me gustó mucho el artículo  fui operada de artrosis cadera pero sigo con dolor y el médico dice puede ser bursitis gracias por el artículo. 
Melanie Re
Hola Lucero, nos alegra mucho que te haya gustado y servido el artículo.

Gracias a ti por compartir tu anécdota con nosotros.

Saludos!

Bursitis de cadera: síntomas, causas y tratamiento
1 de 4
Bursitis de cadera: síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba