Compartir

Dextrosa: qué es, para qué sirve y contraindicaciones

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. Actualizado: 26 julio 2018
Dextrosa: qué es, para qué sirve y contraindicaciones

Muchas personas que no saben qué es la dextrosa aunque la consuman todos los días. La dextrosa está presente en nuestros día a día, solo que le conocemos con el nombre de glucosa, un hidrato de carbono sumamente importante para nutrir las células y hacer que éstas transformen dicho azúcar en energía, la cual puede ser utilizada al instante por el organismo o almacenarse en forma de grasa.

La dextrosa es muy utilizada en la cocina como edulcorante de tortas y comidas y también se encuentra presente en infinidad de alimentos. Si deseas conocer más sobre la dextrosa: qué es, para qué sirve y contraindicaciones, te invitamos a seguir leyendo este artículo de ONsalus.

También te puede interesar: ¿Para qué sirve el té rojo?

¿Qué es la dextrosa?

La dextrosa, mejor conocida como glucosa, es el principal combustible que el cuerpo necesita para llevar a cabo la función de las celular de intercambiar azúcar por energía. La dextrosa se encuentra en:

  • Gran parte del tejido animal
  • En las frutas
  • En las plantas
  • En algunos medicamentos
  • El vino
  • Suplementos nutricionales.

La dextrosa es el compuesto orgánico cuya fórmula química es C6H12O6 y es fabricada en el organismos través de la descomposición de los carbohidratos y ciertas proteínas y grasas. Esta glucosa es resultado de la fotosíntesis en las plantas y se encuentra mayormente en las frutas y en la miel de abejas. La dextrosa también puede producirse desde cero de manera sintética para ser añadida a productos alimenticios, donde se refieren a la misma como jarabe de maíz. Sin embargo, cuando hablamos de dextrosa nos referimos a la glucosa pura.

Para qué sirve la dextrosa

Para entender para qué sirve la dextrosa es importante explicar su función en el organismo. La dextrosa es la principal fuente de energía para las células vivas del cuerpo humano. En el páncreas es la glándula responsable de la producción de insulina, hormona que ayuda a las células a absorber y utilizar la dextrosa. Cuando hay exceso de dextrosa en el organismo, esta se convierte en grasa o es almacenada como glucógeno. Cuando los niveles de dextrosa son deficientes, se utiliza el glucógeno almacenado.

La dextrosa es metabolizada por el tejido muscular, donde se convierte en trifosfato de adenosina, la fuente principal de energía para los músculos. Y una vez que has entendido esto, podemos explicarte para qué sirve la dextrosa. En vista de su cualidad para ser transformada en energía muscular, son muchos los suplementos nutricionales que contienen dextrosa y que son dirigidos a fisicoculturistas o deportistas que desean aumentar la masa muscular y que encuentran en la dextrosa una alternativa natural para hacer ejercicio con más energía e intensidad.

Cuando se consume dextrosa después del ejercicio, ocurre en el cuerpo un pico excesivo de insulina que se incrementa en la sangre y en el tejido muscular para absorber de mejor manera las proteínas, nutrientes esenciales y aminoácidos. Además de este uso, la dextrosa también se utiliza como edulcorante y forma parte del proceso de elaboración de la cerveza y del vino. Es la mitad de dulce que una tabla de azúcar.

En medicina, la dextrosa se utiliza como un tratamiento regenerativo para tendones, músculos y ligamentos. Entre sus funciones más importantes resalta su propiedad para ayudar a recuperar el colágeno del cuerpo, razón por la que es muy utilizada en la reparación de ligamentos. Antes de consumir suplementos nutricionales de dextrosa es importante que consultes con tu médico.

Dextrosa: qué es, para qué sirve y contraindicaciones - Para qué sirve la dextrosa

Contraindicaciones de la dextrosa y efectos secundarios

La dextrosa utilizada en exceso puede traer consecuencias negativas a la salud. Es importante que el cuerpo no experimente niveles elevados de dextrosa para evitar padecer enfermedades cardiovasculares, obesidad e incluso adicción a la sustancia. El consumo prolongado de dextrosa por una persona puede también desencadenar diabetes, problemas en las venas y arterias y lesiones cerebrales. Las personas con niveles elevados de azúcar en sangre o que sufren de diabetes deben evitar el consumo de dextrosa para prevenir que su cuerpo desgaste o utilice de manera inadecuada la insulina.

Dextrosa: qué es, para qué sirve y contraindicaciones - Contraindicaciones de la dextrosa y efectos secundarios

¿Cuál es la diferencia entre glucosa y dextrosa?

A menudo encontramos artículos o personas que se refieren a la dextrosa como un sinónimo de glucosa o viceversa, y no debe ser así. Existen muchas formas moleculares de glucosa, y es la dextrosa la más activa de estas y es común en las plantas y en el tejido animal. La otra forma de glucosa es la L-glucosa, que es menos común y no se encuentra en la naturaleza. Por lo tanto, el término glucosa es siempre utilizado para referirse a la actividad de la dextrosa.

Alimentos con dextrosa

Son muchos los alimentos que llevan la dextrosa como aditivo, algunos de los alimentos procesado que contienen dextrosa como aditivo son:

  • Embutidos.
  • Salsas.
  • Jarabes.
  • Miel.
  • Pasteles.
  • Galletas.
  • Productos precocinados.

Algunos de los productos naturales con dextrosa son:

  • Albaricoques secos.
  • Ciruelas secas.
  • Zumo de arándanos.
  • Dátiles.
  • Jugo de granada.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dextrosa: qué es, para qué sirve y contraindicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación.

Escribir comentario sobre Dextrosa: qué es, para qué sirve y contraindicaciones

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Albert Marino
Exelente informacion.

Dextrosa: qué es, para qué sirve y contraindicaciones
1 de 3
Dextrosa: qué es, para qué sirve y contraindicaciones

Volver arriba