Compartir

Fibrosis en los senos: qué es, causas, síntomas y tratamiento

 
Fibrosis en los senos: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Los senos son áreas muy sensibles y cualquier problema en ellos puede generar no solo molestias, sino preocupación. La fibrosis mamaria es muy común entre las mujeres, al menos la mitad de ellas tendrá en algún momento de su vida este tipo de cambios, es por ello que saber de qué se trata puede ser tan importante.

Si quieres conocer qué es la fibrosis en los senos, qué puede causarla, qué síntomas puedes tener y cómo tratarla, entonces, te interesará este artículo de ONsalus, en él encontrarás la información actualizada que puede ayudarte a entender y mejorar estos cambios en tus mamas.

Qué es la fibrosis en los senos

La fibrosis en los senos, también conocida como mama fibroquística o displasia mamaria, consiste en el cambio del tejido normal de la mama por otro más duro y con quistes (pequeñas bolsitas con líquido). Esto puede ocasionar algunas molestias, sobre todo, antes de la menstruación.

Se trata de un problema benigno, es decir, no hay mayor riesgo de padecer cáncer de mama a causa de la fibrosis mamaria, es más, al menos la mitad de las mujeres tienen este problema alguna vez en su vida. Suele mejorar después de la menopausia.

Para saber si este es tu problema, tu médico/a de cabecera te realizará un cuidadoso interrogatorio, te revisará detenidamente las mamas (mirándolas y palpándolas) para saber si tienen zonas endurecidas, nódulos, saber cómo están los ganglios linfáticos de la zona, entre otros. Además, cuando lo considere necesario puede solicitarte los siguientes estudios:

  • Ecografía: mediante ultrasonido, se pueden apreciar las características de la mama, sobre todo, en mujeres menores a 30 años, en quienes las mamas son bastante densas y, a veces, pueden ser difíciles de estudiar con la mamografía. Se trata del estudio que mejor puede diagnosticar la fibrosis en los senos.
  • Mamografía: se trata de una radiografía de las mamas, es un procedimiento muy rápido e indoloro, pero puede ser que, como tus mamas están más sensibles, puedas sentir alguna molestia. Es fundamental para llegar al diagnóstico adecuado cuando se tienen dudas.

Si se presentan algunas dudas sobre si se trata o no de fibrosis quística mamaria, se puede solicitar la realización de una punción del quiste para, así, determinar qué es lo que sucede en la mama.

Causas de fibrosis en los senos

Se han realizado muchísimos estudios para tratar de comprobar cuáles son las posibles causas de las mamas fibroquísticas. Lo cierto es que no se conocen exactamente. Sí se ha visto cierta influencia de las hormonas femeninas, sobre todo, en la variación de los síntomas durante el ciclo menstrual. El aumento de estrógenos antes de la menstruación se relaciona con mayor dolor y presión en los senos con fibrosis.

Además, se ha visto que ciertos hábitos pueden empeorar el problema. Entre estos, se pueden citar:

  • Inadecuada alimentación: un consumo alto de alimentos intoxicantes se relaciona con una mayor posibilidad de sufrir de fibrosis en los senos.
  • Falta de ejercicio físico: no realizar ejercicio de forma constante puede predisponer a que padezcas molestias de este tipo.
  • Descanso inadecuado: las alteraciones en el sueño también se ven con muchísima frecuencia en las mujeres que sufren este problema.
  • Consumo de café: disminuir el consumo de café podría ayudar a mejorar la fibrosis en los senos.
  • Grasas en la dieta: la alimentación rica en grasas (frituras, carne, lácteos, huevos) aumenta la posibilidad de padecer molestias por mamas fibroquísticas.

Síntomas de fibrosis en los senos

Si tienes los siguientes síntomas, puede que tu problema sea una fibrosis en los senos:

  • Dolor en ambas mamas, sobre todo, antes de que baje la regla.
  • Sientes nódulos en tus mamas. Estos nódulos pueden cambiar de tamaño según los distintos momentos del ciclo menstrual. Son bien notorios desde la mitad del ciclo menstrual hasta la llegada de la regla.
  • Sin presionar la mama, puede salir por el pezón un líquido verde o amarronado (no sangre).

Tratamiento de la fibrosis en los senos

La gran mayoría de las veces la fibrosis en las mamas no requiere más que de observación y control por parte del/la profesional, ya que suele ser muy leve y no genera mayores problemas en la mujer que lo tiene.

Puede recurrirse a distintas terapias y medidas para tratar o quitar los quistes en los senos:

  • Cambios en la alimentación: disminuir el consumo de grasas ha demostrado ser de gran utilidad para regresar los cambios de la mama. Si mantienes una dieta lo más natural posible, lo más probable será que este y otros problemas de salud mejoren. Aumenta la cantidad de frutas y verduras crudas (te proveerán de las vitaminas y minerales que necesita tu cuerpo), los frutos secos, semillas y legumbres deben ser la base de tus comidas.
  • Incorpora linaza: el uso de 25 g de linaza en la dieta se ha demostrado que es clave para mejorar los dolores mamarios por fibrosis quística.
  • Ejercítate regularmente: al menos 30 minutos diarios de ejercicio son fundamentales para que tu cuerpo recupere el equilibrio que ha perdido. Comienza con caminatas, bicicleta o natación y, a medida que puedas, incrementa la exigencia.
  • Puedes usar un sostén que soporte mejor tus mamas. Se ha visto que es de gran utilidad cuando el problema es el dolor.
  • Puede que te indiquen analgésicos, tales como paracetamol (acetminofén) o ibuprofeno, pero siempre ten en cuenta que es un alivio pasajero y que no puede utilizarse por mucho tiempo, porque tienen efectos adversos.
  • Hay cierta medicación que tu médico/a puede indicarte si las otras medidas no son suficientes, como tamoxifeno o danazol. Siempre recuerda que toda medicación puede tener sus efectos adversos. Si son necesarias, sigue la indicación de tu médico/a, pero no tomes medicación por ti misma, menos aún si no intentaste cambiar tus hábitos.
  • En cuanto a la vitamina E que tan indicada ha sido para tratar los dolores mamarios, no se ha demostrado que sea realmente eficaz.
  • En caso de que los quistes sean muy dolorosos y grandes, puede que se decida realizar una punción de los mismos. Al extraer el líquido, se colapsa y disminuye la molestia, pero tampoco resuelve todos los cambios en la mama.
  • Puede decidirse la extirpación de un quiste o nódulo si el/la especialista quiere analizarlo más detenidamente porque, en lugar de disminuir, sigue creciendo o porque tiene algunas características que no concuerdan con la fibrosis mamaria.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Fibrosis en los senos: qué es, causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Fibrosis en los senos: qué es, causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Fibrosis en los senos: qué es, causas, síntomas y tratamiento
Fibrosis en los senos: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba