Compartir

Formas rápidas de perder peso

Por Elia Tabuenca. Actualizado: 16 octubre 2015
Formas rápidas de perder peso

¿Quieres deshacerte de esos kilos de más? Existen algunos cambios que puedes hacer en tu alimentación y en tus hábitos de vida que te ayudarán a perder peso sin que apenas te des cuenta. El secreto para adelgazar no es otro que tomar alimentos bajos en grasas combinados con la práctica regular de ejercicio físico aunque, sí que es cierto, que hay unos trucos que pueden ayudarte a que el proceso de adelgazar sea más sencillo y que no pases ni una gota de hambre.

En ONsalus vamos a descubrirte algunas formas rápidas de perder peso con las que podrás conseguir recuperar tu figura y, además, aprenderás los hábitos más saludables con los que conseguirás mantenerte en tu peso ideal. ¿Te apuntas a la vida sana?

También te puede interesar: Perder peso con jengibre

Comer para adelgazar

La clave del éxito para adelgazar reside en la alimentación pues tenemos que tener la concepción de nuestro cuerpo como si de un coche se tratara. Igual que un vehículo necesita gasolina para funcionar, nosotros necesitamos las calorías de los alimentos para vivir, para tener la energía necesaria para que todo nuestro organismo funcione correctamente y nosotros podamos sentirnos saludables y fuertes.

El problema está en que, actualmente, muchos de los alimentos que tomamos o bien apenas tienen nutrientes o bien están repletos de grasas que no aportan nada a nuestro cuerpo, más bien al contrario: lo perjudican. Es por este motivo por lo que resulta de vital importancia seguir las pautas de una alimentación sana en la que se tomen ingredientes de calidad y disfrutando, así, de todas la energía que sus calorías aportan a nuestro organismo. ¿Y cuáles son estas pautas? Aquí las tienes:

  • Come 5 veces al día

De esta manera haces que tu cuerpo esté más horas del día trabajando para asimilar los alimentos consiguiendo, así, acelerar tu metabolismo. Además, repartiendo tu día en diferentes tomas podrás saciar tu apetito y no llegarás a las horas de la comida o de la cena con un hambre voraz.

  • Desayuna fuerte

Se dice que es la comida más importante del día y esta afirmación es totalmente cierta pues nos da la energía que necesitamos para afrontar el día y, además, hace que después no tengamos tanta hambre. Lo mejor es que combines hidratos y proteínas en este momento del día para conseguir tener mucha energía que consumirás a lo largo del día.

  • Cena ligero

Al igual que tienes que desayunar fuerte para prepararte para el gasto energético que tendrás durante el día, la hora de la cena es justamente lo contrario. Piensa que por la noche apenas consumirás calorías por lo que es importante que intentes no llenar tu cuerpo de calorías que no podrá asimilar y que, al no quemarse, terminarán convirtiéndose en grasa. Para cenar, lo mejor es que optes por verduras cocidas y una porción de proteína baja en grasa (carnes magras o pescados blancos). Las frutas no son una buena opción pues tienen mucho azúcar.

  • Aumenta el consumo de frutas y verduras

Son dos de los grupos alimenticios más beneficiosos para la salud puesto que contienen una gran cantidad de nutrientes y, por contra, apenas tienen calorías. Por lo que son los ingredientes más adecuados para conseguir perder peso. Además, ten en cuenta que la mayoría son ricos en fibra por lo que tendrás una amplia sensación de saciedad que harán que se reduzca la sensación de hambre.

  • Reduce el consumo de carbohidratos

Reducir sí, eliminar no. Los hidratos son necesarios para nuestro organismo porque contienen mucha energía y vitaminas óptimas para el funcionamiento del cuerpo. Sin embargo, sí que es cierto que tienes que tomar algunas precauciones al incluir este grupo alimentario en tu dieta: lo primero es que debes reducir su toma a la primera mitad del día (hay estudios que aseguran que la hora máxima de tomar carbohidratos son las 5 pm); lo segundo es que siempre deben estar hechos con harina integral pues la harina blanca está refinada, algo que significa que contiene muchos azúcares, además de no tener apenas nutrientes. La integral, por su contra, es rica en fibra y por lo tanto contiene nutrientes, aporta una mayor sensación de saciedad y ayuda a depurar el organismo.

  • Cocinar de forma ligera

Y, por último, es importante que evites cocinar pollo frito pues no servirá de nada todo lo que hagas para adelgazar. Debes optar por métodos de cocción que sean saludables como, por ejemplo, cocinar a la plancha, al horno o al vapor. Sobre todo debes reducir el aceite de tu dieta (nunca eliminarlo, pues contienen ácidos grasos buenos para el cuerpo) y olvidarte de las salsas ya que contienen muchas calorías y grasas.

Formas rápidas de perder peso - Comer para adelgazar

Trucos para adelgazar

Una vez te hemos indicado todo lo que debes hacer para diseñar tu menú saludable, vamos a indicarte algunos trucos que podrán ayudarte en tu empresa y hacer que puedas conseguir tu objetivo de perder peso de una manera más sencilla y sin pasar hambre. ¡Apunta!

  • Sirve la comida en platos pequeños: se sabe que muchas veces comemos con los ojos, así que una buena manera de engañar a tu mente es servir tu comida en un plato pequeño para que tú lo veas a rebosar pero que, en el fondo, la cantidad es más pequeña. También es buena idea hacer platos combinados, es decir, tener en un mismo plato el primero y el segundo pues, así, disminuyes la cantidad de ambos platos y consigues verlo igualmente lleno y muy apetitoso.
  • Carne o pescado del tamaño de tu mano: una buena manera de controlar la cantidad ideal para no engordar es siempre seguir el valor que aporta el tamaño de la palma de tu mano. Así, los trozos de carne o de pescado que consumas nunca tendrán que superar este límite, así, sabrás exactamente cuánto tomar.
  • Toma líquido antes de comer: para conseguir reducir el hambre y sentarte a la mesa de forma controlada, no hay nada mejor como empezar tu menú con un jugo natural, una taza de caldo depurativo, una crema de verduras o un vaso de agua tibia con limón. Las cuatro opciones son perfectas para saciar tu hambre inicial, además de aportarte nutrientes muy favorables para tu cuerpo.
  • La despensa controlada: para evitar caer en la tentación de comer algo fuera de la dieta (chocolatinas, snacks, patatas chips, etc) lo mejor es que en tu lista de la compra dejes de incluir este tipo de productos y solo te hagas con opciones saludables o bajas en calorías. Sabemos que siempre va bien tener alguna galleta en casa pero en lugar de comprar las de siempre puedes optar por unas que sean integrales y sin azúcar, así, podrás saciarte pero sin pasarte demasiado.
  • Pésate 1 vez por semana: para no abandonar tu vida sana, lo mejor es que tú misma te pongas un día para pesarte y que anotes tu evolución en una libreta. De esta manera conseguirás seguir adelante con tu propósito de perder peso al motivarte con los resultados y al tener una cita obligada con la báscula. Sobre todo ¡no te peses más veces! Porque el resultado podría no ser el esperado y podrías desmotivarte, además puedes caer en una obsesión peligrosa.
Formas rápidas de perder peso - Trucos para adelgazar

Deporte para perder peso

Hemos dicho que revisar la alimentación es indispensable para adelgazar pero otra de las formas rápidas de perder peso consisten en comenzar a introducir el ejercicio físico en tu vida diaria. ¿Para qué? Si conseguimos reducir las calorías que tomamos diariamente y hacemos que nuestros platos sean saludables, no almacenaremos más grasa pero ¿qué pasa con la que ya tenemos instaurada en el cuerpo?

Para acelerar su eliminación, lo mejor es practicar deporte y, así, aumentas el consumo calórico de tu cuerpo que necesitará de más calorías (es decir, energía) para poder funcionar. Así será como comenzarás a quemar la grasa saturada y, por lo tanto, a adelgazar de forma más rápida y visible.

Una buena rutina de entrenamiento debe combinar tanto los ejercicios cardiovasculares como los de fuerza y tonificación pues conseguirás:

  • Cardiovasculares: ayudan a quemar la grasa acelerando el consumo de calorías y limpiando el organismo de toxinas y residuos.
  • Tonificación: transforman la grasa acumulada en masa muscular haciendo que tu cuerpo se vea más musculoso, terso y sin flacidez.

Lo más recomendado es que se practique ejercicio al menos 3 veces por semana y que éste incluya al menos 20 minutos de cardio para quemar calorías de forma efectiva. Para evitar lesiones es esencial que calientes antes de hacer deporte así como que hagas estiramientos justo después del ejercicio.

Formas rápidas de perder peso - Deporte para perder peso

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Formas rápidas de perder peso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación.

Escribir comentario sobre Formas rápidas de perder peso

¿Qué te ha parecido el artículo?

Formas rápidas de perder peso
1 de 4
Formas rápidas de perder peso

Volver arriba