Compartir

Linfangitis esclerosante: tratamiento

Linfangitis esclerosante: tratamiento

La linfangitis esclerosante o linfangitis esclerosante no venérea del pene es una enfermedad rara y muy poco frecuente. Se trata de un proceso benigno e inflamatorio en los vasos linfáticos distales del pene. Se asocia a una actividad sexual muy intensa que ha causado algún pequeño traumatismo durante la actividad sexual o la masturbación, o a infecciones por enterovirus o tuberculosis.

En la mayoría de casos es asintomática por lo que su diagnóstico se realizará a través de las indicaciones físicas que muestre el paciente, aunque son pocos los que acuden al médico. El tratamiento pasará por aliviar la inflamación y reducir la actividad sexual. En este artículo de ONsalus te hablaremos sobre la linfangitis esclerosante: tratamiento.

También te puede interesar: Las enfermedades del glande más comunes

Linfangitis esclerosante: qué es y causas

Tener una actividad sexual demasiado activa puede causar enfermedades o molestias en la zona del pene. No significa que todos aquellos hombres que practiquen sexo de forma habitual vayan a padecer alguna, pero sí puede ocurrir. Una de estas afecciones es la linfangitis esclerosante que afecta al pene. Es una enfermedad bastante rara y de hecho los pacientes que la sufren no saben que se trata de una afección por lo que la mayoría no acude al médico a no ser que haya molestias.

Se basa en la aparición de un cordón venoso subcutáneo o semiduro que aparece en el dorso del pene, como una especie de nudo translúcido. Es más propensa en hombres de entre 18 y 45 años que sean sexualmente activos.

No tiene una causa específica pero a menudo se relaciona con una actividad sexual muy intensa en la que se ha podido producir un traumatismo en el miembro, ya sea durante el acto sexual o la masturbación. Muchos pacientes que han acudido a consulta han afirmado que habían aumentado su actividad antes de que comenzase el proceso inflamatorio. También se la ha relacionado con alguna infección como el enterovirus, el herpes genital, la clamidia u otras infecciones por hongos o bacterias.

No se considera una enfermedad infecciosa pero todavía quedan muchas dudas por resolver alrededor de esta patología que, aunque se asocie a una actividad muy intensa, de ser únicamente la causa, sería una afección mucho más común de lo que es y no una enfermedad rara.

Linfangitis esclerosante: tratamiento - Linfangitis esclerosante: qué es y causas

Linfangitis esclerosante: síntomas

La linfangitis esclerosante es una enfermedad indolora en la mayoría de los casos y asintomática, por lo que su diagnóstico es difícil a no ser que el paciente acuda al médico y se vean los indicios físicos.

Suele aparecer un cordón inflamado que rodea el miembro por el surco coronal y, a veces, está adherido a la piel distal del pene. También puede aparecer edema en el prepucio.

El miembro no se ve enrojecido ni irritado pero sí puede causar molestias o dolores durante la erección por lo que puede dificultar tanto la masturbación como las relaciones sexuales.

Linfangitis esclerosante: tratamiento

La linfangitis esclerosante suele resolverse por sí sola pero puede tardar desde pocos días hasta varios meses.

Suele aparecer a los varios días de haberse causado el traumatismo y no justo después, por eso muchos pacientes no saben de qué se trata. Sin embargo, como en la mayoría de los casos es asintomática, los pacientes no acuden a consulta. Es importante que acudas a tu médico si esto te ocurre ya que aunque desaparece por sí solo podría causarte problemas y molestias durante el acto sexual.

El diagnóstico es clínico. El médico explorará la zona para ver el cordón que se ha formado. La localización de este es variable pero suele mantenerse paralelo a la corona del glande. En algunos casos más graves aparecen, además, ulceras en las proximidades. Sin embargo, es muy raro que haya linfadenopatías inguinales, es decir inflamación de los ganglios linfáticos de la ingle.

No es una enfermedad que tenga cura como tal por lo que el tratamiento se basará en aliviar los dolores. Para ello se utilizan antiinflamatorios o incluso anticoagulantes. Además, se recomienda reducir la actividad sexual o incluso tener un período de abstinencia ya que esto hará que la afección involucione. La linfangitis podría volver a aparecer con el paso del tiempo y hacerse crónica.

En algunos casos se utilizan también cremas locales y heparina, pero sólo en fases agudas y crónicas. Y en los casos persistentes también se indica la trombectomía.

No obstante, como hemos dicho el proceso suele resolverse sin necesidad de utilizar fármacos y mediante abstinencia sexual.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Linfangitis esclerosante: tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor masculino.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
George Ayala Ocon
Linfangitis en el pene tratamienyo o crema
Eddy martinez
Tengo linfangitis esclerosantes
Angel correa
Tengo las venas de mi pene muy pronunciadas antes no estaban asi tengo 23 años nose q sera pero tengo miedo quiza se hinchen mas y cuando estoy en ereccion las venas se hinchan mas
Alberto
Angel, yo tengo 5 semanas con una especie de vena en la parte del glande que no me baja con nada, ya he seguido dos tratamientos médicos, no me han funcionado, estoy desesperados porque el sexo me resulta doloroso, por favor alguien que sepa que pomada o crema baja esta inflamación ya que me ha causado depresión, no puedo tener sexo así

Linfangitis esclerosante: tratamiento
1 de 2
Linfangitis esclerosante: tratamiento

Volver arriba