Compartir

Lubricación excesiva en la mujer: causas

 
Por Aleix Cardona, Periodista especializado en salud y bienestar. 9 agosto 2018
Lubricación excesiva en la mujer: causas

La lubricación durante las relaciones es uno de los principales temas de preocupación femenina cuando se trata de salud sexual. El hecho es que, ya sea porqué es insuficiente o porqué se da en exceso, cuando los niveles de lubricación se salen de la normalidad pueden ser un motivo de visita al ginecólogo, sobretodo si interfieren en el correcto desarrollo.

La lubricación excesiva en la mujer es un condición que se da en muchas mujeres y que, aunque puede enmarcarse dentro de la normalidad, en algunos casos puede deberse a una anomalía de base. En el siguiente artículo de ONsalus, lubricación excesiva en la mujer: causas, te explicaremos el porqué de esta condición, así como los factores que intervienen en la cantidad que se secrete.

También te puede interesar: Sequedad vaginal: causas y tratamientos

Lubricación femenina: cómo funciona

Antes que nada, es imprescindible explicar qué es la lubricación y qué es el flujo, puesto que son dos fluidos distintos que a menudo se suelen confundir. El flujo vaginal o moco cervical no se produce en una glándulas que se encuentran en el cuello uterino y, desde allí, secretan el moco cervical. Su objetivo principal es mantener la vagina húmeda durante todo el tiempo. Además, esta zona del cuerpo tiene una mayor acidez, que también la mantiene el flujo, algo que ayuda a prevenir infecciones y la proliferación bacteriana o fúngica.

Todo esto se da en condiciones normales durante todo el día, no obstante, cuando hay estímulos sexuales, el vagina aumenta su humedad para rebajar la fricción durante el coito y poder facilitar la penetración. Esto es lo que se conoce como lubricación femenina, la secreción de líquidos por parte de las glándulas de Bartolina, situadas a la entrada de la vagina. Durante la menopausia esta cantidad se rebaja drásticamente, lo que provoca dolores en el coito, picor vaginal y más y molestos síntomas.

Por otro lado, la lubricación femenina va ligada al grado de excitación de la mujer -cuando no hay ninguna patología que lo impida-, por lo que cuanto más excitada se encuentra, más lubricación va a secretar. Del mismo modo, si la mujer no siente ningún tipo de deseo o atracción, es muy difícil que lubrique para poder mantener relaciones.

Lubricación excesiva en la mujer: causas - Lubricación femenina: cómo funciona

Exceso de lubricación en el coito: causas

En este caso, como en tantos aspectos de nuestro cuerpo y la salud, no se puede generalizar. No todas las mujeres lubrican igual, por lo tanto, lo que para una puede ser lubricación excesiva para otra puede ser lubricación normal. Es por eso que lo que debemos tener en cuenta, más que la cantidad de lubricación, es si hay cambios y si estos son prolongados o puntuales.

Por otro lado, ¿Cuándo se considera que hay un exceso de lubricación en el coito? Generalmente, se establece que hay una lubricación excesiva, entendida como patología sexual, cuando esta impide el correcto desarrollo del coito o cuando suprime la sensibilidad de la vagina y el pene.

Hay algunas enfermedades y condiciones que pueden provocar, entre otros síntomas, una lubricación escesiva. A continuación te explicamos las principales causas de este exceso de lubricación:

Es por eso que si crees que tienes lubricación excesiva o has notado algún cambio durante el desempeño sexual, lo más recomendables es acudir a un profesional de la salud, que te realizará las pruebas necesarias para descartar cualquier tipo de problema endocrino o anatómico.

La eyaculación femenina

Hay mujeres que, cuando se acercan al orgasmo o junto con el orgasmo, expulsan líquido por las glándulas ubicadas al lado de la uretra, una expulsión que en algunos casos puede llegar a ser muy abundante. Hay que tener en cuenta que, en los apenas 3 centímetros que suele medir la uretra de la mujer, se pueden encontrar hasta 30 glándulas.

Las parautetrales, las uretrales, pero allí también se encuentra la glándula de skene, también conocido como la próstata femenina. En esta glándula, hay un líquido que se acumula durante el periodo de excitación y que, por las contracciones orgásmicas y la presión del coito, sale causando la eyaculación femenina. Este es también el causante de que muchas mujeres tengan la sensación de estar orinándose durante o después del coito.

La mayoría de las mujeres creen que este líquido que expulsan es flujo u orina, aunque realmente no se trata de ninguno de los dos. Este es un líquido incoloro e inoloro, que no tiene sabor ni deja manchas en las sábanas.

No todas las mujeres tienen eyaculaciones y las que sí, no tienen por qué tenerlas siempre. De hecho, es tan normal tenerlas como no tenerlas, por lo que no hay que preocuparse. No obstante, si te sientes incómoda, puedes visitar a tu ginecólogo para que te haga una revisión física.

Lubricación excesiva en la mujer: causas - La eyaculación femenina

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Lubricación excesiva en la mujer: causas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Lubricación excesiva en la mujer: causas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Lubricación excesiva en la mujer: causas
1 de 3
Lubricación excesiva en la mujer: causas

Volver arriba