menu
Compartir

Por qué me sale flujo con grumos y cómo tratarlo

 
Por Delfina Viana. Médica.. 28 septiembre 2021
Por qué me sale flujo con grumos y cómo tratarlo

Un flujo vaginal con grumos puede ser debido a múltiples causas. Las más frecuentes son las infecciones por hongos, un desequilibrio de las bacterias de la flora vaginal o los cambios hormonales que se producen durante el embarazo o la menstruación.

A su vez, podemos encontrar que existen otras miradas de la salud femenina, como la que se propone desde una ciencia tan antigua como el Ayurveda.

En este artículo de ONsalus, abordaremos todas esas miradas, tanto la científica actual como la que propone esta ciencia integral para responder a tu pregunta: ¿por qué me sale flujo con grumos y cómo tratarlo?

También te puede interesar: Por qué me sale flujo transparente

Vaginitis por candidiasis

La presencia de hongos en la vagina es una condición muy frecuente que puede acompañarse de:

  • Flujo blanco con grumos.
  • Picor en la vulva y vagina.
  • Ardor.
  • Lesiones en la mucosa vaginal (por ejemplo, grietas).
  • Molestias al orinar.
  • Dolor o molestias durante las relaciones sexuales.

Este problema conocido como candidiasis puede presentarse en un único episodio o bien repetirse una y otra vez, siendo llamado, entonces, candidiasis recurrente. Esta última es un problema que tiene mucho que ver con el estilo de vida y hábitos de quien lo sufre. Se ha demostrado que la ingesta excesiva de harinas y lácteos, el uso de tampones o ropa interior sintética, la falta de ejercicio, entre otros factores favorece a la candidiasis y, sobre todo, la candidiasis recurrente.

¿Qué hacer?

El tratamiento usual de un episodio de candidiasis es mediante fármacos antifúngicos (como el fluconazol, por ejemplo). Puede indicarse de 3 a 7 días en forma de óvulos o crema.

Hay especialistas en ginecología que recomiendan el uso de ácido bórico para tratar esta infección.

También puede recurrirse a la fitoterapia. Las plantas más usadas para tratar esta clase de vaginitis son: corteza de roble, malvavisco, caléndula y hierba de piedra.

No obstante, cuando la candidiasis es más bien crónica existen dos medidas básicas para controlar el problema:

  • Se puede recurrir a antifúngicos por tiempo prolongado (al menos 6 meses).
  • Y, la más importante, revisar en tus hábitos qué puede estar favoreciendo la aparición de flujo vaginal con grumos de manera recurrente.

Vaginosis bacteriana

Otra de las causas frecuentes de padecer un flujo espeso es la conocida vaginosis bacteriana. En este caso, el problema es una disbacteriosis, es decir, que se alteran las bacterias que normalmente están asentadas en la vagina.

Estas bacterias proliferan porque el pH (equilibrio ácido-básico) de la vagina se altera. En esos casos, el flujo tiene las siguientes características:

  • EL color puede ir del blanco al gris.
  • Empeora los días cercanos a la menstruación.
  • Puede provocar o no ardor o picor.
  • Suele tener mal olor (como a pescado podrido).

¿Qué hacer?

Si padeces estos síntomas, es recomendable que consultes con tu ginecólogo/a. Probablemente, tras entrevistarte y revisarte, te indicará un antibiótico (como el metronidazol). Este puede aplicarse directamente en la vagina o bien puede administrarse por vía oral.

Si bien no se trata de una infección de transmisión sexual, se recomienda que mientras padezcas estos síntomas no mantengas relaciones sexuales sin protección, ya que puede generar una irritación mayor y también algunas molestias en tu pareja.

Flujo con grumos en el embarazo

Los cambios hormonales que se generan en esta etapa de la vida pueden favorecer la aparición de flujo. Este flujo puede ser infeccioso o no infeccioso. Para diferenciarlos, es fundamental acudir a tu ginecóloga o ginecólogo de confianza.

Un flujo no infeccioso no suele ocasionar molestias y no provoca mayores problemas a tu gestación. En cambio, el flujo infeccioso (por cándida, trichomonas u otras bacterias) puede generar grandes trastornos para tu salud y la de tu bebé.

¿Qué hacer?

Por las razones que hemos visto es que es tan importante realizar una consulta temprana, incluso si no tienes grandes molestias. A veces, las embarazadas tienen menos picazón, ardor u otros síntomas en el área genital.

No recurras a tratamientos por ti misma.

Por qué me sale flujo con grumos y cómo tratarlo - Flujo con grumos en el embarazo

Flujo premenstrual

Algunas mujeres eliminan un flujo generalmente blanquecino y espeso (incluso con grumos) antes de la regla.

Este flujo conocido como flujo premenstrual no ocasiona otras molestias como ardor, picazón y no tiene olor. Esto es importante para distinguirlo de otras causas, ya que necesitan diferentes tratamientos.

¿Qué hacer?

Desde el punto de vista de la medicina científica actual, ese flujo no es contraproducente debido a que no genera síntomas y solo aparece por unos pocos días. Es por ello que no se indica realizar tratamiento alguno.

No obstante, si te molesta tener esa secreción mes tras mes, tal vez podrías encontrar la solución en otras formas de ver la salud. Como veremos en el apartado siguiente, los hábitos, los alimentos que consumes y las emociones pueden influir directamente sobre tu cuerpo, generando incluso este tipo de flujo con grumos.

Mirada desde el Ayurveda del flujo vaginal

El Ayurveda es una de las ciencias más antiguas. En ella se entiende que nuestra salud es un todo, resultado de la interacción de nuestro cuerpo físico, nuestra mente, emociones y, por supuesto, de lo que nos va atravesando y de los hábitos que vamos tomando.

La comprensión del equilibrio/desequilibrio se parece más a un reporte climatológico que a un informe médico. Entendiendo que nuestro organismo puede estar alterado por un exceso de humedad, un exceso de sequedad, un exceso de calor o de frío.

Ante esta mirada integral, un síntoma como el flujo puede verse influido por todo esto que nos atraviesa, pero teniendo en cuenta que al ser un todo es muy probable que haya otros síntomas de desequilibrio en el organismo, mente y emociones. No puede tomarse un síntoma aisladamente desde esta perspectiva.

Hablando puntualmente del flujo:

  • Un flujo blanquecino, espeso, con grumos y que queda pegado a la ropa interior como un talco, puede deberse a un exceso de humedad (desequilibrio de tipo kapha).
  • Por otro lado, un flujo amarillento o verdoso y con olor fuerte es probablemente debido a un exceso de calor (desequilibrio Pitta).
  • Y uno que sea más bien acuoso, a un desequilibrio de sequedad (Vata).

El tratamiento se basa en descubrir cuál es la causa de ese desequilibrio (emocional, hábitos de alimentación, de ejercicio, hábitos de sueño, etc.) y corregirla, teniendo en cuenta que puede haber varios desequilibrios a la vez.

Por otro lado, se puede recurrir a sustancias (hierbas, alimentos) con características opuestas al desequilibrio (ej.: sustancias amargas y picantes para un desequilibrio de humedad).

Es muy efectivo este tipo de abordaje de la salud, pero para realizarlo de manera adecuada es importante acudir a profesionales que puedan acompañarte en el proceso.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué me sale flujo con grumos y cómo tratarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué me sale flujo con grumos y cómo tratarlo
1 de 2
Por qué me sale flujo con grumos y cómo tratarlo

Volver arriba