Enfermedades del sistema endocrino

Tengo mucha sed y cansancio: causas y tratamiento

Tengo mucha sed y cansancio: causas y tratamiento

Nuestro cuerpo tiene la capacidad de manifestar sensaciones de sed y cansancio. Esto frecuentemente puede suceder al realizar alguna actividad física debido a la pérdida de agua corporal y al esfuerzo invertido prolongado durante la ejercitación. Normalmente, ingerir abundante líquido es saludable, el cuerpo necesita aproximadamente de un 60% de agua para el funcionamiento equilibrado de todos sus sistemas. Sin embargo, cuando el organismo comienza a dar señales y hay un aumento inusual de estas sensaciones, incluso sin realizar ninguna actividad física, las alarmas deben activarse, ya que puede indicar la presencia de riesgos y complicaciones.

Si de manera recurrente te preguntas "por qué tengo mucha sed y cansancio", en este artículo te explicamos las posibles causas y tratamiento.

También te puede interesar: Por qué tengo mucha sed y la boca seca
Índice
  1. Causas de la sed excesiva y tratamiento
  2. Causas de cansancio extremo y tratamiento
  3. Consideraciones finales

Causas de la sed excesiva y tratamiento

La sed está regida por el sistema sensorial, codificadas en señales que se gestan en todo el cuerpo y confluyen en las neuronas del cerebro. La pérdida de líquido en el organismo y el consumo de sal a través de los alimentos activan, por medio de los osmorreceptores, el mecanismo de sed e incita inmediatamente a la ingesta o consumo de agua, tal como lo afirman algunos estudios científicos [1].

A diario, sentimos sed por un día caluroso, una gran caminata o por consumir alimentos con exceso de sal, por lo que ingerir abundante líquido, en estos casos, equilibra los niveles de agua perdidos por el sudor o la orina. No obstante, cuando el organismo requiere del consumo excesivo de fluidos de manera continua, podemos estar en presencia de alguna dolencia o enfermedad física de cuidado.

Las personas pueden presentar mucha sed, de manera recurrente, descontrolada y, en el peor de los casos, desesperante. Entre las causas más comunes en las que se manifiesta la sed excesiva, se encuentran:

Ejercicios físicos desmedidos e intensos

Este tipo de actividad se vincula al incremento en la intensidad del esfuerzo en el ejercicio de forma brusca. Las intensidades muy elevadas generan un cambio en la temperatura del cuerpo, la concentración de electrolitos y el nivel de hidratación, la cual hace que el cuerpo demande la necesidad de ingerir líquidos y conlleve a una gran sensación de sed.

¿Qué hacer?

  • Avanzar de manera adecuada en la intensidad del ejercicio, tomar breves descansos y retomar el régimen de la actividad de manera progresiva para que la sensación de sed se manifiesta de forma más controlada.
  • Ingerir agua o bebidas que contengan abundante sales minerales, mejor conocidas como bebidas isotónicas, durante y después de los ejercicios para evitar la deshidratación corporal.

Alimentos sobresaturados de sal

Consumir alimentos con exceso de sal aumenta la sensación de sed en el organismo de forma no habitual, es decir, mientras más salado comas los alimentos, más ganas de beber agua tendrás. Estudios científicos han referido que las comidas saladas concentran elevadas cantidades de sodio en la sangre, por lo que el cuerpo exige la ingesta de líquidos para minimizar los niveles de sodio.

¿Qué hacer?

  • Disminuir el consumo de alimentos ricos en sodio. Es recomendable aderezar los alimentos con hierbas y especies naturales.
  • Ingerir líquidos claros, además del agua.

Vomito y diarrea

Los malestares estomacales pueden causar vómito y diarrea. Estas dolencias producen mucha sed, puesto que provocan la pérdida de agua y minerales o electrolitos y suelen desarrollar un proceso de deshidratación.

¿Qué hacer?

  • En estos casos, es vital ingerir abundante agua y beber soluciones de rehidratación oral.
  • En circunstancias de vómito y diarrea más severos, los tratamientos adecuados para equilibrar los niveles de agua en el cuerpo se puntualizan en medicamentos específicos antidiarreicos y antieméticos, valorados previamente por el médico.

En otras circunstancias, cuando la sed es aguda o crónica, también conocida como polidipsia, puede ocasionar enfermedades de cuidado, como:

Diabetes mellitus

Es una enfermedad metabólica, resultante de la inadecuada secreción de insulina. Esta hormona se encarga de transportar el azúcar hacia las células, cuando su proceso es alterado, el azúcar es eliminado por la orina, generando mayor pérdida de agua en el organismo y, por ende, una sensación de sed descontrolada.

¿Qué hacer?

  • En el caso de la diabetes como enfermedad crónica, los tratamientos para sobrellevar este síntoma son específicos, puesto que incluyen un control complejo y detallado de medicamentos, dietas y actividad física estrictamente controlado por supervisión médica.
  • Si tienes mucha sed, orinas a menudo, observas un cambio brusco de peso, cansancio, entre otros síntomas, acude inmediatamente al médico para una evaluación exhaustiva y apropiada.

Diabetes insípida

Este trastorno metabólico, producto de la retención de líquido en los riñones, provoca un gran desequilibrio de electrolitos en el cuerpo. Esta inestabilidad genera grandes cantidades de orina y sed extrema.

¿Qué hacer?

  • Los tratamientos para este tipo de diabetes deben ser necesariamente evaluados y supervisados por médicos, puesto que amerita del uso de medicamentos hormonales específicos.
  • En caso de manifestar diabetes insípida leve, es posible que únicamente necesites aumentar la cantidad de agua en la ingesta. No obstante, es importante acudir al médico para obtener el tratamiento preciso.
Tengo mucha sed y cansancio: causas y tratamiento - Causas de la sed excesiva y tratamiento

Causas de cansancio extremo y tratamiento

Sentir cansancio después de realizar alguna actividad física o mental considerable es una respuesta normal hasta cierto punto, pues el esfuerzo invertido consume gran parte de la energía del organismo.

Muchas causas pueden generar exceso de cansancio, algunas más complejas que otras, provocando siempre el mismo síntoma de debilidad. Cuando el cansancio persiste de manera prolongada, limita la actividad cotidiana en la persona, ocasionando en el individuo una invalidez funcional considerable puede ser debido a:

Estrés

Los niveles altos de estrés aparecen generalmente cuando la persona se encuentra en situaciones complicadas, que demandan grandes exigencias para resolverlas exitosamente como, por ejemplo, problemas económicos, personales, laborales o de salud.

El estrés hasta cierto punto se considera normal, puesto que la cotidianidad del individuo se ve envuelta en situaciones tensas y complicadas que pueden generar una sobrecarga de energía física y mental para resolverlas. El problema radica cuando se hace excesivo, puesto que altera el bienestar de la persona.

El cansancio es uno de los síntomas más notorio en estas situaciones, el cuerpo comienza a manifestar debilidad y fatiga.

¿Cómo tratarlo?

  • Los expertos recomiendan siempre reconocer el estrés y encontrar aquellas situaciones que lo activan o desencadenan.
  • Alejarse en la medida de lo posible de la fuente que genera elevados niveles de estrés.
  • Las técnicas y ejercicios de relajación, como pilates y yoga, son beneficiosos para liberar tensiones.

Alimentos sobresaturados en carbohidratos

La ingesta de alimentos con demasiados carbohidratos genera en el organismo un aumento brusco de azúcar en la sangre, activando una producción acelerada de insulina para transportarla a las células. Este proceso precipitado e inestable de azúcar en torrente sanguíneo propicia en el cuerpo humano cansancio, debilidad y agotamiento.

¿Cómo tratarlo?

  • Necesariamente, es fundamental disminuir los azúcares y carbohidratos procesados en la dieta diaria. Consumir más alimentos ricos en fibras, vegetales y legumbres.
  • Es recomendable realizar una rutina física sencilla para evitar una vida sedentaria.

Trastornos del sueño

Los trastornos del sueño son problemas relacionados con la capacidad de dormir, de conciliar el sueño. Un gran número de personas los padecen según investigaciones. Frecuentemente ,duermen menos de 7 horas en un periodo de 24 horas.

Generalmente, los turnos de horarios rotativos de trabajo, la obesidad, las preocupaciones, entre otras afecciones, pueden provocar dificultad para dormir de manera ininterrumpida durante la noche. Este trastorno produce sensación de cansancio, fatiga y agotamiento. El insomnio, la hipersomnia, la apnea del sueño, el sonambulismo, entre otros, no son trastornos especialmente graves, pero representan serias implicaciones en la vida personal y profesional del individuo.

¿Cómo tratarlo?

  • Los trastornos del sueño, cuando se manifiestan con gran intensidad o persistencia, deben ser evaluados por especialistas para conseguir la terapia indiciada.
  • Lo más apropiado para minimizar el descanso inadecuado es la evaluación y seguimiento de grupos médicos interdisciplinarios, en el que converjan neurólogos, endocrinos, neumonólogos, psiquiatras y otros que requieran de sus aportes para garantizar los mejores tratamientos.

Ahora bien, cuando el cansancio es prolongado y persistente, se reconoce como cansancio crónico. Una investigación científica [2]señala que este tipo de cansancio ha sido estudiado y evaluado en las últimas décadas debido a su relación con ciertas enfermedades más complicadas como:

Diabetes tipo 2

Es un tipo de diabetes muy conocida, relacionada con altos niveles de azúcar en la sangre. Las personas que padecen esta enfermedad no responden de manera correcta a la insulina, presentan resistencia a esta hormona.

Por lo general, se manifiesta en personas obesas o con sobrepeso, además de aquellas con alguna predisposición hereditaria. Esta enfermedad suele desarrollarse de manera lenta y manifestar síntomas después de dos años de padecerla. El cansancio recurrente, además de la pérdida de peso, aumento de la sensación de sed y la micción frecuente, es una de las manifestaciones más significativa a las que hay que estar atento para buscar ayuda médica.

¿Cómo tratarlo?

  • Lo apropiado es acudir al médico si presentas cansancio crónico entre otros síntomas.
  • Perder peso, comer bajo en grasa y hacer ejercicios ayudan a controlar el azúcar en la sangre. Sin embargo, existen tratamientos farmacológicos basados en la administración de insulina y antidiabéticos orales, así lo indican algunos estudios científicos.

Depresión

Es uno de los problemas que más se evidencia actualmente. Es un trastorno mental que involucra sentimientos de tristeza y bajo estado de ánimo. Se clasifica según sus características neurofisiológicas que presenta la persona.

Las depresiones pueden ser de origen biológico, genético o de factores externos. Según sea su intensidad y frecuencia, manifiesta síntomas específicos. En este sentido, el cansancio persistente o exagerado es un indicio de algunos tipos de depresión.

Cuando este trastorno es detectado y tratado a tiempo registra altas probabilidades de alivio parcial o total.

¿Cómo tratarlo?

  • Los tratamientos de depresión son específicos según su tipo. Siempre deben ser evaluados y supervisados por un especialista, son tratamientos sensibles, representados por terapias psicológicas y farmacológicas.

Enfermedades cardíacas

Las enfermedades cardiacas, como la arritmia y la obstrucción de las arterias coronarias, dificultan el bombeo de sangre a todo el cuerpo. Estas enfermedades son muy serias, pueden causar grandes daños en el corazón y poner en riesgo la vida de la persona.

Los síntomas de estas enfermedades son diversos y específicos, sin embargo, el cansancio y la fatiga se manifiestan en gran parte de las afecciones. Es importante recurrir al médico si se presenta este malestar de debilidad acompañado de dolor en el pecho, dificultad para respirar y sudoración.

¿Cómo tratarlo?

  • Los tratamientos indicados depende del tipo de enfermedades cardíacas que padezca cada persona. Pueden centrarse desde cambiar el estilo de vida, ingerir medicamentos e inhibidores específicos hasta llegar al sometimiento de cirugías.

Aliviar el cansancio crónico, es una tarea un poco más difícil. Un estudio[3]afirmó que no se dispone de ningún tratamiento curativo determinante, sin embargo, la terapia cognitiva conductual, el ejercicio físico progresivo y en general los hábitos saludables ayudan a su mejoría.

Tengo mucha sed y cansancio: causas y tratamiento - Causas de cansancio extremo y tratamiento

Consideraciones finales

Es importante evaluar la sed y el cansancio según el contexto, tomando en cuenta el tiempo de duración y sus diversas características para desestimar consecuencias mayores. Si es frecuente sin una razón aparente, la consulta médica se hace fundamental.

La sed y el cansancio nos informan sobre aspectos específicos de nuestro cuerpo, cuando necesita hidratarse o descansar, por lo que ambas manifestaciones son normales en cierta medida. Sin embargo, cuando están presentes de manera recurrente, puede estar ocurriendo algo fuera de lo común, por lo que la visita al médico o especialista se hace necesaria para determinar cualquier diagnóstico.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tengo mucha sed y cansancio: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema endocrino.

Referencias
  1. 1. Zimmeran, C. (2020). The Origins of thirst. [Documento en línea]. Disponible: https://www.science.org/doi/full/10.1126/science.abe1479
  2. 2. Moscoso, M. (2014). El estudio científico del estrés crónico en neurociencias y psicooncología. [Documento en línea]. Disponible: https://www.redalyc.org/pdf/1471/147137147003.pdf
  3. 3. Fernández Sola, J. (2002). El síndrome de fatiga crónica. [Documento en línea]. Disponible: https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-el-sindrome-fatiga-cronica-13034631
Bibliografía
  • Carretero, M. (2008) Diabetes Mellitus tipo 2. Nuevas perspectivas en el tratamiento. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-diabetes-mellitus-tipo-2-nuevas-13124843
  • Funes, A. (2012). Diabetes y Trabajo. Análisis de la influencia del control de la enfermedad y de las condiciones de trabajo en el absentismo laboral de las personas diabéticas. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/116185/jfa1de1.pdf
  • Jhons Hopkins Medicine, (2019). Practicar hasta el Agotamiento afecta en forma Perdurable la capacidad de Aprender. [Documento en línea]. Disponible: https://www.hopkinsmedicine.org/international/espanol/news-releases/practicing-beyond-exhaustion-causes-long-lasting-damage-to-learning-ability
  • MedlinePlus, (Biblioteca Nacional de Medicina) (2022). Sed Excesiva. [Documento en línea]. Disponible: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003085.htm
  • Thornton, S. (2016). La Sed. [Documento en línea]. Disponible: https://cieah.ulpgc.es/es/hidratacion-humana/sed
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Sheila da silva
Me pareció muy interesante el artículo, me respondió varias dudas que tenía al respecto, y tengo una duda cuánto es lo máximo que debemos de tomar de agua al día, muchas gracias!!
Su valoración:
Yendy Castillo
El artículo es muy útil, para aclarar dudas cotidianas que nos hacemos las personas activas laboralmente. Muy buena la publicación. Gracias 👍
1 de 3
Tengo mucha sed y cansancio: causas y tratamiento