Compartir

Disuria: definición, causas y tratamiento

 
Por Sofía Barroso. 16 mayo 2018
Disuria: definición, causas y tratamiento

La disuria es la dificultad para orinar, a menudo acompañada de dolor y fiebre. La disuria no es una enfermedad por si misma, sino que es la manifestación de algún tipo de infección urinaria, como la cistitis, muy frecuente en mujeres. En ONsalus te explicaremos todo sobre la disuria: definición, causas y tratamiento, de forma que sepas cómo poder reconocerla, cómo poder tratarla cuanto antes si la padeces y aprender a definir, para corregirlas, las causas que te lo pueden haber causado.

También te puede interesar: Dolor al orinar: causas y tratamiento

Qué es la disuria

La disuria se presenta más a menudo en mujeres que en hombres y es un síntoma que normalmente está relacionado con alguna infección de las vías urinarias, originando dificultad para orinar. Los pacientes a menudo sienten molestias y una gran incomodidad cada vez que tienen que ir al baño, usualmente la disuria se define como el ardor y dolor durante la micción.

Cuando se presenta la disuria es común la necesidad de ir frecuentemente al baño, aunque la cantidad de orina evacuada sea muy poca. Algunas veces esta orina puede ir acompañada de sangre.

A continuación te explicamos cuáles son los principales síntomas de la disuria son:

  • Dolor, escozor o ardor durante o después de la micción.
  • Dolor en la parte baja del vientre.
  • Sangre en la orina.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Polaquiuria, o aumento de la frecuencia en la micción.
  • Urgencia miccional.
Disuria: definición, causas y tratamiento - Qué es la disuria

Disuria: causas en mujeres y hombre

La disuria normalmente está relacionada con alguna infección de las vías urinarias, como la cistitis o la uretritis, aunque también puede ocurrir por otras causas. Como ya mencionamos más arriba, la disuria asociada a la cistitis o la uretritis suele ser más frecuente en mujeres que en hombres. Esto es debido a que el conducto de la uretra es más corto en las mujeres que en los hombres, y éste suele ser presionado durante las relaciones sexuales o durante el embarazo, siendo así susceptible de sufrir pequeñas heridas microscópicas o produciendo un bloqueo en la orina, lo que daría paso a una infección posterior.

Veamos ahora algunas de las causas más frecuentes de la disuria:

Cistitis

Suele ser la infección de las vías urinarias inferiores más frecuente, especialmente en las mujeres, que suele ser causada por bacterias. Implica la uretra y la vejiga, y de ser tratada no suele ser grave. No obstante, sin tratamiento, la infección puede diseminarse hasta los riñones provocando pielonefritis.

Las causas que suelen estar relacionadas con la cistitis son:

  • Falta de higiene
  • Traumatismos durante las relaciones sexuales
  • Embarazo
  • Menopausia
  • Sonda vesical
  • Diabetes
  • Próstata agrandada
  • Bloqueo de la orina

A su vez, los síntomas de la cistitis son los siguientes:

  • Dolor o escozor al orinar
  • Dolor en la parte baja del vientre
  • Frecuencia en la micción
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Orina de olor fuerte
  • Orina oscura o manchada de sangre

Uretritis

Otra causa muy frecuente de la disuria es la uretritis, que sólo implica el conducto de la uretra. Suele presentarse en hombres y mujeres y las causas suelen ser muy similares a las que producen la cistitis.

Otras causas que también pueden producir uretritis son:

  • Algunos virus, como el virus del herpes simple
  • Enfermedades de transmisión sexual (clamidia o gonorrea)
  • Lesiones
  • Sensibilidad a algunos químicos (cremas, geles, anticonceptivos…)

Los síntomas más frecuentes de la uretritis en hombres:

  • Dolor al orinar y durante las relaciones sexuales
  • Micción frecuente
  • Ardor o picazón alrededor del pene
  • Sangre en la orina o en el semen

Los síntomas más frecuentes de la uretritis en mujeres:

  • Dolor al orinar y durante las relaciones sexuales
  • Micción frecuente
  • Ardor o picazón en la uretra o en la vulva
  • Sangre en la orina o tras las relaciones sexuales
  • Dolor pélvico
  • Flujo vaginal anormal

Prostatitis

La prostatitis es una infección de la próstata y es la causa más frecuente de infección urinaria en los hombres. Muchas veces esta infección aparece tras una infección de uretra, o a causa de algún tipo de bloqueo que impide la expulsión de la orina. Las lesiones y la fimosis (dificultad para contraer el prepucio) también están relacionadas.

Las enfermedades de transmisión sexual también suelen estar implicadas, aunque como ya hemos visto, no son la única causa.

Entre los síntomas de la prostatitis se encuentran:

  • Dolor o ardor al orinar y durante las relaciones sexuales
  • Dolor en la zona lumbar o en la parte baja del abdomen
  • Fiebre
  • Enrojecimiento en el pene
  • Frecuencia en la micción
  • Sangre en el semen
  • Olor fétido en la orina
  • Micción débil

Cálculos renales

Los cálculos renales son acumulaciones de material que proceden de la orina. Suelen bloquear las vías urinarias produciendo los síntomas relacionados con la disuria, cólicos nefríticos y sangre en la orina.

Los cólicos nefríticos suelen ser bastante dolorosos y algunas veces ponen en riesgo la salud del paciente.

Los síntomas de un cálculo renal son:

  • Obstrucción de la orina
  • Sangre en la orina
  • Dolor al orinar
  • Fiebre
  • Mareo
  • Vómitos
  • Dolor en la parte de los riñones
  • Dolor en la zona genital o abdominal
  • Otras causas

Existen otras causas que producen disuria, como:

  • Algunos cánceres: de vejiga o de próstata.
  • Las infecciones de transmisión sexual: como la gonorrea y clamidia.
  • Problemas hormonales.
  • Hiperplasia benigna de próstata: que es un aumento de la próstata producida por los andrógenos.
  • La endometriosis, en la que tejido endometrial que es aquel que se expulsa durante la menstruación, crece en la uretra y la vejiga, obstruyendo la expulsión de la orina.
Disuria: definición, causas y tratamiento - Disuria: causas en mujeres y hombre

Tratamiento para la disuria

El tratamiento normalmente se basa en antibióticos, algunos específicos según la causa que haya originado la disuria. Los antibióticos mejoran los síntomas rápidamente. Mientras tanto, los analgésicos pueden ayudar a mitigar la inflamación y el dolor de vejiga o lumbar.

Es importante la ingesta abundante de agua, que ayudará a limpiar las vías urinarias y a evitar la deshidratación. Evitar el alcohol, el café y las bebidas azucaradas es de vital importancia, para no irritar más las vías urinarias.

Como complemento y remedio casero para la disuria se pueden emplear infusiones que ayuden a combatir las bacterias y mejoren la expulsión de la orina, como:

  • La cola de caballo, que es muy diurética.
  • El arándano, muy frecuente en la prevención y tratamiento de la cistitis.
  • El romero, que es antiséptico.

Los baños de asiento en agua tibia con infusiones de plantas medicinales o vinagre suelen ser muy efectivos para calmar el ardor en la zona genital, así como la aplicación de gel de aloe vera, que además de refrescar y calmar el picor, funciona como un potente bactericida.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Disuria: definición, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

Escribir comentario sobre Disuria: definición, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Disuria: definición, causas y tratamiento
1 de 3
Disuria: definición, causas y tratamiento

Volver arriba