Compartir

Espasmos musculares en la espalda: causas, tratamiento y remedios caseros

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 28 octubre 2019
Espasmos musculares en la espalda: causas, tratamiento y remedios caseros

Quizás en algún momento habrás experimentado un espasmo muscular en la espalda, probablemente, debido al aumento de la tensión o del tono muscular. Esto puede llegar a convertirse en algo realmente doloroso y, en ocasiones, persistente. Se trata de una dolencia que tiende a ser más frecuente alrededor de los 20 años y, sobre todo, en aquellas personas que soportan grandes cargas de tensión y deportistas.

Generalmente, los espasmos musculares en la espalda están relacionados con la práctica del ejercicio o con otras lesiones a nivel nervioso. Si el espasmo genera dolor persistente, podemos estar en presencia de una contractura, por lo que será necesario la valoración médica para la indicación del tratamiento.

Para ampliar esta información, te invitamos a que continúes leyendo este articulo de ONsalus sobre espasmos musculares en la espalda: causas, tratamiento y remedios caseros.

Espasmos musculares en la espalda: causas

Una definición correcta acerca de los espasmos musculares es la contracción dolorosa o no de un músculo o varios de ellos, provocada por estimulación eléctrica o mecánica, por actividad o percusión de un músculo, en este caso, en la zona de la espalda.

Los espasmos musculares se generan por un mecanismo fisiológico que consiste en el aumento de la tensión del músculo y, por consiguiente, en la disminución o acortamiento de las fibras musculares, así mismo pueden generarse por el aumento del tono muscular, lo cual suele ocurrir cuando el músculo pasa de un estado de reposo a un estado de actividad de forma brusca.

Los espasmos musculares suelen clasificarse en:

  • Los que se presentan durante el esfuerzo físico, es decir, por la realización de movimientos bruscos y actividad física prolongada, que conllevan, a su vez, a la disminución de oxigeno en el músculo y al aumento en la concentración de glucosa, la cual, posteriormente, se transforma en ácido láctico y se acumula en la fibra muscular.
  • Los que se presentan después del esfuerzo físico, es decir, por el trabajo en exceso que tuvo el músculo o por el amplio estiramiento de la fibra muscular durante la actividad.
  • Los que se asocian a otras lesiones como, por ejemplo, las nerviosas. Este puede ser el caso de una hernia discal en la columna vertebral.

Desafortunadamente, la región corporal que se ve más afectada por los espasmos musculares es la espalda, específicamente, la zona lumbar. Conociendo esto, podemos definir como principales causas de los espasmos musculares en la espalda las siguientes:

  1. Ejercicio intenso: cuando hay una amplia actividad para la fibra muscular, especialmente, en la práctica de deportes de contacto.
  2. Déficit en la irrigación sanguínea: sobre todo, cuando por ejemplo durante la digestión hay mayor irrigación sanguínea hacia el sistema digestivo.
  3. Afección nerviosa: si un nervio se ve afectado y es este el que inerva un músculo en especifico de la zona de la espalda.

Así mismo, los espasmos musculares en la espalda pueden presentarse por:

Es probable que un espasmo muscular se convierta en una contractura cuando el dolor aumenta en intensidad y se vuelve persistente. Esto puede traer consigo un aumento del riego sanguíneo y, consecuentemente, inflamación en la zona hasta que verdaderamente haya desparecido esta hinchazón fisiológica.

Espasmos musculares en la espalda: tratamiento

Debes saber que en un inicio, el médico puede sugerirte la utilización de tratamientos para los espasmos musculares en la espalda como:

  • Analgésicos: incluyendo el uso del acetaminofén, esto permitirá aliviar el dolor de un espasmo en la espalda rápidamente.
  • Antiinflamatorios no esteroideos: como, por ejemplo, el ibuprofeno, que permite calmar el posible proceso inflamatorio tras el espasmo muscular.
  • Relajantes musculares: necesarios para aliviar los incómodos síntomas que implica tener un espasmo muscular en la espalda.
  • Masajes: la práctica de masajes por profesionales de la salud favorecen el buen flujo sanguíneo, sirviendo además como un eficaz analgésico natural.
Espasmos musculares en la espalda: causas, tratamiento y remedios caseros - Espasmos musculares en la espalda: tratamiento

Remedios caseros para los espasmos musculares en la espalda

Además del tratamiento farmacológico, para los espasmos musculares son útiles algunos remedios caseros como:

  • Agua tibia: ideal para relajar el músculo que ha sufrido el espasmo, es sencillo, práctico y eficaz. Bastará con aplicar una bolsa o compresa impregnada con agua tibia o caliente tolerable a la piel. Esto favorece la circulación sanguínea, disminuye la tensión y la inflamación muscular.
  • Romero: su infusión ayudar a desinflamar el músculo afectado. Se recomienda utilizarlo humedeciendo un paño y aplicarlo en la zona con molestias. También puede servirte la realización de masajes con aceite de romero.
  • Potasio: un déficit en la cantidad de potasio se relaciona proporcionalmente con los espasmos severos, por lo que si tienes dolor en la espalda debido a esto, la mejor recomendación que te podemos dar es que aumentes el consumo de alimentos ricos en potasio como, por ejemplo, el plátano.
  • Vinagre de manzana: entre las múltiples propiedades que tiene el vinagre de manzana, encontramos que es altamente efectivo para quitar los espasmos musculares y el dolor que provocan. Es perfecto, además, para aliviar la tensión muscular. Aplica compresas impregnadas con vinagre de manzana y déjalo actuar durante treinta minutos.
  • Hielo: los cubos de hielo son un potente antiinflamatorio para cualquier zona corporal. Envuelve algunos cubos de hielo en una toalla, colócalo en la zona afectada durante 15 minutos 3 veces al día hasta que haya desaparecido por completo.
  • Aceite de lavanda: un aceite muy beneficioso para tratar los espasmos musculares, pues tiene propiedades relajantes sobre cualquier parte del cuerpo. Aplica el aceite de lavanda sobre la espalda y masajea hasta que se haya absorbido.
  • Descanso: al menos durante los primeros tres días, será necesario el descanso físico.
  • Eleva la piernas: esto permite disminuir la presión que se genera en la espalda. Lo ideal es que lo realices en el suelo y con las rodillas elevadas a 90º.
  • Finalmente, la realización de ejercicios de estiramiento actuará favorablemente sobre las fibras musculares aliviando el dolor paulatinamente.

Esta dolencia a pesar de ser bastante molesta, suele remitir a los pocos días tras la aplicación correcta del tratamiento farmacológico o tras la utilización de algunos remedios caseros. De no ser así, no dudes en ser valorado por tu médico de cabecera.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Espasmos musculares en la espalda: causas, tratamiento y remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Espasmos musculares en la espalda: causas, tratamiento y remedios caseros

¿Qué te ha parecido el artículo?

Espasmos musculares en la espalda: causas, tratamiento y remedios caseros
1 de 2
Espasmos musculares en la espalda: causas, tratamiento y remedios caseros

Volver arriba