Compartir

Orina con olor a pescado: causas y tratamiento

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 31 julio 2019
Orina con olor a pescado: causas y tratamiento

La apariencia y el olor de la orina nos pueden dar indicios de que algo no está bien en nuestro organismo. Por ello, es importante observarla después de cada micción en la medida que sea posible.

La orina con olor a pescado tiende a estar relacionada a dos situaciones principalmente, la primera de ellas inherente netamente a la orina, que se denomina trimetilaminuria, y la otra está relacionada con una infección vaginal, conocida como vaginosis bacteriana, y otras causas como el embarazo, el consumo de algunas vitaminas y la alimentación.

Si quieres saber más acerca de orina con olor a pescado: causas y tratamiento, te invitamos a que continúes leyendo este artículo de ONsalus.

Síndrome del olor a pescado: trimetilaminuria

Una de las razones por las que puede aparecer orina con olor a pescado se conoce como trimetilaminuria (TMAU) o síndrome del olor a pescado. Es una enfermedad infrecuente producto de un desorden metabólico, generalmente, de causa genética, que se produce por un defecto en una enzima hepática que se encarga de metabolizar y eliminar la trimetilamina.

La trimetilamina es un derivado de la degradación bacteriana intestinal de aminoácidos, como la colina y la trimetilamina noxido. La enfermedad se produce cuando no se elimina la trimetilamina y se acumula en el organismo. Esta enfermedad tiene dos tipos:

  1. La primaria, heredada de manera autonómica recesiva.
  2. La secundaria, producto de daños en la función renal y hepática.

La Revista Española de Nutrición Humana y Dietética indica que la incidencia de portadores heterocigotos varía entre 0,5% y 11% en relación a la forma primaria de la trimetilaminuria[1].

El olor a pescado suele, entonces, comenzar a liberarse de distintas formas tras su acumulación en el organismo:

  • Por la orina.
  • Por el aliento.
  • Por el sudor.
  • Por el aire espirado.
  • Por los fluidos vaginales.

El olor desprendido es bastante desagradable, ya que tiende a semejarse a pescado podrido.

Aunque esta afección desagradable no afecta al crecimiento de quien lo padece ni al desarrollo psicomotor, es lo suficientemente incómodo para las personas que sufren de trimetilaminuria debido al mal olor, el cual puede afectar severamente a su autoestima, creando ansiedad, estrés y depresión.

Esta enfermedad no cuenta con un tratamiento específico, por lo que las recomendaciones fundamentales se basan en:

  • Evitar el consumo de alimentos que contengan colina, carnitina, nitrógeno y azufre, para mitigar de esta manera el olor corporal estos incluyen (legumbres, clara de huevo, mariscos y pescados azules).
  • Ducharse al menos 2 veces por día.
  • Cambiarse la ropa tras cada ducha tomada.
  • Utilizar desodorantes neutros.

La Asociación Española de Pediatría afirma que la trimetilaminuria tiene una incidencia estimada de 1 caso cada 40.000 personas, el 1% podría ser portador de esta afección. En España, solo están descritos 4 casos de esta enfermedad[2].

Olor a pescado en los genitales por vaginosis bacteriana

Por otro lado, otra razón relacionada con la presencia de orina con olor a pescado es una infección vaginal conocida como vaginosis bacteriana, aunque este olor característico provenga en sí del flujo vaginal, es fácilmente confundible con la orina.

La vaginosis bacteriana (VB) es una infección vaginal causada por un desequilibrio de las bacterias saludables que se encuentran de manera normal en la vagina. La más común de ellas es conocida como Gardnerella Vaginalis.

Hay factores relacionados con la presencia de esta infección vaginal que modifican el pH normal de la vagina, estos incluyen:

  • Desodorantes vaginales.
  • Uso del DIU o dispositivo intrauterino.
  • Duchas vaginales.
  • Múltiples parejas sexuales.
  • Tener una nueva pareja sexual.

Aunado a esto, cualquier mujer que tenga vaginosis bacteriana tiene una mayor probabilidad de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual.

La presencia de esta afección tiende a ser asintomática en algunos casos, sin embargo, en otros de ellos es probable que exista:

  • Flujo vaginal con olor a pescado que puede pensarse que proviene de la orina.
  • El olor tiende a notarse aún más tras las relaciones sexuales.
  • Flujo vaginal abundante.
  • Flujo blanquecino, grisáceo o verdoso.
  • Flujo espumoso.
  • Ardor al orinar.

En caso de que la vaginosis bacteriana se presente durante el embarazo, aumentan las probabilidades de un embarazo prematuro.

Una vez que se hayan detectado los síntomas en caso de que así se presente, no dudes en acudir al médico para la indicación de tratamiento, que puede incluir:

  • Antibióticos en comprimidos orales.
  • Antibiótico en gel o crema de aplicación local en la vagina.
  • Los más habituales de utilizar son el metronidazol y la clindamicina.
  • En el caso de una pareja sexual estable, esta no requerirá tratamiento.

Igualmente, es importante cumplir las recomendaciones médicas:

  • Terminar el tratamiento por los días indicados.
  • Abstenerse de mantener relaciones sexuales durante el tratamiento.
  • El uso de probióticos puede ser útil para esta infección.
Orina con olor a pescado: causas y tratamiento - Olor a pescado en los genitales por vaginosis bacteriana

Orina con mal olor: causas

Hay otros factores que pueden causar cambios en el olor de la orina y hacer que este sea desagradable. Estos son los siguientes:

Vitaminas

El consumo de algunos suplementos vitamínicos pueden ser los responsables de cambiar el olor normal de la orina. Esto ocurre tras el consumo de:

  • Vitamina D.
  • Vitamina B6.
  • Calcio.

El mal olor en la orina tiende a ser mayor en personas que no han consumido suficiente agua durante el día.

El embarazo

Las trasformaciones que vive el cuerpo de la mujer durante la gestación es razón suficiente para modificar el olor de la orina. Esto ocurre debido a que el embarazo en sí hace que la orina se concentre aún más, y empeorará si la mujer no aumenta su consumo de agua al día.

Si estás embarazada y has notado que tu orina ha cambiado de olor, aumenta el consumo de agua y si esto no mejora, acude inmediatamente al médico.

Alimentación

La dieta diaria es razón suficiente para que la orina sufra modificaciones, el olor fuerte en la orina puede ocurrir tras el consumo de espárragos.

El espárrago en sí contiene un componente denominado ácido asparagúsico, un sulfuro natural que contiene esta verdura, que aunque no es dañino para la salud permite cambiar el olor de la orina.

En este caso, el olor tiende a desaparecer una vez transcurridas 12 horas, aproximadamente.

Otras causas que pueden causar un cambio en el olor normal de la orina son:

  • Deshidratación: un déficit en el consumo diario de agua puede cambiar proporcionalmente las características normales de la orina, haciendo que tenga un olor más fuerte y un color más concentrado.
  • Infecciones del tracto urinario: el tracto urinario puede verse afectado por bacterias, ocasionando lo que se conoce como infección urinaria o ITU. Esto hace que la orina tenga un olor más fuerte y mucho más concentrada.
  • Diabetes mellitus: esta es otra razón por la que la orina cambia de color, en este caso, la orina se torna a un olor dulce, lo cual ocurre cuando la diabetes mellitus no es tratada adecuadamente.

Hábitos para una vejiga saludable

Existen algunos hábitos saludables que permitirán tener una vejiga saludable y libre de infecciones y modificaciones en sus características, estas incluyen:

  1. Se debe orinar de 5 a 7 veces al día.
  2. Es beneficioso levantarse 1 vez en la noche a orinar.
  3. No hacer micción forzada, orinar cuando se tenga necesidad.
  4. No retener la orina.
  5. Tomarse tiempo para orinar.
  6. Mantener una higiene adecuada en la zona íntima.
  7. Evitar productos íntimos con olor.
  8. Consumir agua constantemente, al menos 2 litros diariamente.
  9. Evitar usar prendas íntimas ajustadas.

Acude inmediatamente al médico en caso de que notes que tu orina huele a pescado o ha cambiado su color y olor normal, el especialista indicará el tratamiento adecuado a cada afección a tratar.

Orina con olor a pescado: causas y tratamiento - Hábitos para una vejiga saludable

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Orina con olor a pescado: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

Referencias
  1. Aguilar-Shea, A. L., Gallardo Mayo, C., Amengual Pliego, M., & Morais López, A. (2016). Síndrome del olor a pescado (Trimetilaminuria), la dieta es importante. Revista Española de Nutrición Humana y Dietética, 20(3), 254-257.
  2. Romero García, A., Bermejo Pastor, M., Benito Alonso, E., Barros Angueira, F., & Galán Gómez, E. (2013). Trimetilaminuria primaria o síndrome del olor a pescado: diagnóstico precoz desde atención primaria. In Anales de Pediatría (Vol. 78, No. 4, pp. 272-274).

Escribir comentario sobre Orina con olor a pescado: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Orina con olor a pescado: causas y tratamiento
1 de 3
Orina con olor a pescado: causas y tratamiento

Volver arriba