Compartir

Por qué sudo tanto durmiendo

 
Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. Actualizado: 22 marzo 2018
Por qué sudo tanto durmiendo

¿Sudas mucho mientras duermes? A pesar de que el sudor nocturno puede ser consecuencia de dormir muy abrigado, el calor o la humedad del ambiente, lo cierto es que también es posible que sea un síntoma de algún problema de salud o condición que deba ser tratada médicamente. Y es que cuando la sudoración nocturna es excesiva y se padece de lo que se conoce como hiperhidrosis, es importante prestarle atención y acudir al médico, pues podría ser consecuencia de enfermedades o condiciones muy diversas, desde la menopausia o cambios hormonales a trastornos del sueño, problemas psicológicos, enfermedades metabólicas, trastornos autoinmunitarios, infecciones, etc. La sudoración nocturna, además, puede llegar a dificultar el descanso de la persona afectada y ocasionar que al día siguiente se encuentre excesivamente fatigada o cansada. Si quieres encontrar la respuesta a la pregunta de por qué sudo tanto durmiendo, continúa leyendo este artículo de ONsalus en el que lo explicamos con todo detalle.

También te puede interesar: Por qué babeo cuando duermo

Por qué sudamos mientras dormimos

Los sudores nocturnos en algunas ocasiones no constituyen una señal de alarma y se deben a algunos factores externos, tal y como veremos a continuación.

Además de esto, en primer lugar, es necesario aclarar que durante la noche la temperatura corporal desciende para indicar que es el momento destinado al descanso y mantener la energía, lo cual permite que se reparen los músculos y tejidos y el cuerpo se recupere de todo el trabajo realizado durante el día. Si en esta situación de descanso, lo que sucede es que la temperatura corporal aumenta y no se ajusta para el momento de dormir, es posible que se empiece a sudar para regular la propia temperatura del cuerpo y, por ello, no hay que alarmarse. Esto es lo que ocurre también cuando tenemos miedo o pesadillas, los cuales pueden hacer que sudemos y en respuesta a ello, nuestras glándulas sudoríparas se activan para ayudar a enfriar el cuerpo.

Como hemos adelantado, además del proceso normal de transpiración del cuerpo, hay algunos factores externos que pueden provocar que sudemos mientras dormimos y que conviene tener en cuenta antes de alarmarse. Estos pueden ser los siguientes:

  • La temperatura ambiental de la habitación en la que dormimos.
  • Humedad.
  • Dormir muy abrigado o con mucha ropa de cama.
  • Descansar sobre un colchón demasiado blando y compuesto por tejidos acrílicos.

Ahora bien cuando la sudoración nocturna es excesiva (hiperhidrosis) y, además, en muchas ocasiones va acompañada de otro tipo de síntomas, es importante prestarle atención y averiguar cuál es la causa exacta, pues podría ser consecuencia de algún tipo de trastorno o enfermedad que requiera atención médica. Como mostraremos a continuación, son muy diversas las causas que pueden dar respuesta a la pregunta de por qué sudo tanto durmiendo.

Por qué sudo tanto durmiendo - Por qué sudamos mientras dormimos

Sudores nocturnos en la menopausia

Durante las etapas de la perimenopausia y menopausia, es muy probable sufrir de sudores nocturnos repentinos. Estos están causados por la disminución de estrógenos en el cuerpo femenino, lo cual hace que la temperatura corporal se eleve de forma considerable. Además de sudores, la mujer suele experimentar una gran sensación de calor que va desde el tórax hasta el cuello y la cara, la cual puede ir acompañada de otros síntomas como piel enrojecida, mareos y dolo de cabeza.

Esa disminución de los niveles de estrógenos también pueden provocar otros síntomas como problemas en el tracto urinario, huesos más débiles, aumento de peso, sequedad vaginal, cansancio, trastornos del sueño, alteraciones psicológicas, etc. En el siguiente artículo de ONsalus, mostramos con detalle cuáles son los síntomas de la menopausia y cómo aliviarlos.

Así mismo, los cambios hormonales que se producen en el cuerpo de la mujer durante el ciclo menstrual también pueden provocar sudores por la noche.

Sudor nocturno por ansiedad

La ansiedad además de los muchos síntomas psíquicos y emocionales que provoca en la persona que la sufre, también puede dar lugar a una serie de síntomas físicos, entre los cuales se encuentran los sudores nocturnos. Y es que la sudoración nocturna se convierte en un método más del cuerpo para poder liberarse de todo el estrés, la tensión, la preocupación y el nerviosismo acumulados.

En casos de ansiedad, la sudoración excesiva por la noche puede estar acompañada por sofocos, pesadillas y trastornos del sueño como el insomnio. Si no somos capaces de controlar la ansiedad por nosotros mismos, es importante que nos pongamos en manos de un especialista para que nos ayude a canalizar todas las tensiones y nos enseñe cuáles son las técnicas de relajación que nos permitirán superar esta situación y alcanzar un bienestar físico y mental.

Por qué sudo tanto durmiendo - Sudor nocturno por ansiedad

Sudar durmiendo por apnea del sueño

La apnea del sueño es un trastorno del sueño crónico que se caracteriza por el cese de la respiración durante un breve periodo de tiempo mientras la persona afectada está durmiendo. Las vías respiratorias se obstruyen y se genera una gran sensación de ahogo, lo cual dificulta o imposibilita el descanso nocturno.

Ese cese de la respiración normalmente va acompañado de otros síntomas, entre los cuales se encuentran la sudoración nocturna, los ronquidos intensos y constantes, la somnolencia, el cansancio, la irritabilidad, el dolor de cabeza, la sequedad bucal al despertar, etc. Ante estos síntomas o la sospecha de tener apnea del sueño, es fundamental ponerse en manos de un médico para evitar complicaciones graves, como problemas cardíacos. En el siguiente artículo de ONsalus, explicamos con detalle las causas, los síntomas y el tratamiento de la apnea del sueño.

Otras enfermedades que pueden provocar sudor nocturno excesivo

Además de las causas del sudor nocturno anteriores, hay otro tipo de enfermedades que también pueden causar que la persona que las padece sude mientras duerme. Entre estas, se encuentran las siguientes:

  • Enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide.
  • Enfermedades infecciosas, como la gripe, el SIDA, la tuberculosis, la malaria.
  • Enfermedades neurológicas, como esclerosis múltiple, ictus, epilepsia.
  • Enfermedades metabólicas, como la diabetes o el hipertiroidismo.
  • Tumores.
  • Hipertensión.
Por qué sudo tanto durmiendo - Otras enfermedades que pueden provocar sudor nocturno excesivo

Otras causas de sudar mientras dormimos

  • Consumo de algunos medicamentos, como antidepresivos, compuestos hormonales o fármacos para disminuir los niveles de glucosa en sangre.
  • Consumir alcohol o drogas antes de dormir.
  • Comer grandes cantidades de comida antes de acostarse, así como ingerir comida picante, ya que esta puede aumentar la temperatura del cuerpo.
  • Tomar cafeína antes de dormir.

Consejos para evitar los sudores nocturnos

Si padeces de sudoración nocturna excesiva y desconoces la causa, lo más conveniente es que consultes con tu médico y le informes de si presentas algún otro síntomas, pues según cuál sea el factor originario se deberá seguir un tratamiento u otro.

Para tratar de evitar sudar de noche y aliviar el sudor nocturno cuando aparece, puedes poner en práctica las recomendaciones que detallamos a continuación:

  • Procura mantener una buena temperatura en la habitación y ventila la estancia a diario.
  • Utiliza ropa ancha y transpirable para dormir.
  • Mantente hidratado durante todo el día y ten a mano una botella de agua al lado de la cama para hidratarte y refrescarte por la noche si lo necesitas.
  • Cuida tu alimentación y evita el consumo de alimentos que aumentan la temperatura del cuerpo, como las comidas muy calientes, los alimentos muy picantes, los que son ricos en yodo, el alcohol y la cafeína. Por el contrario, la soja, los alimentos con vitamina E y los que contienen hierro son buenas opciones para reducir la sudoración excesiva.
  • Toma un baño o una ducha de agua tibia antes de irte a dormir.
  • Realiza ejercicio físico todos los días y preferiblemente a últimas horas de la tarde.
  • Reduce el estrés diario llevando a cabo actividades que te ayuden a relajarte.
  • Vigila tu peso y redúcelo si es necesario contando con la ayuda de un nutricionista profesional.

Hay productos naturales que son excelentes para combatir el problema de sudar mucho, descúbrelos todos en el artículo Remedios caseros para la sudoración excesiva.

Por qué sudo tanto durmiendo - Consejos para evitar los sudores nocturnos

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué sudo tanto durmiendo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bienestar.

Escribir comentario sobre Por qué sudo tanto durmiendo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué sudo tanto durmiendo
1 de 5
Por qué sudo tanto durmiendo

Volver arriba