Compartir

Por qué vomito amarillo y amargo

 
Por Delfina Viana. Médica cirujana ORL. 5 diciembre 2019
Por qué vomito amarillo y amargo

Cuando los vómitos son amargos y tienen una coloración amarillo-verdosa, se denominan biliosos porque su contenido es la bilis producida por el hígado.

Existen numerosas causas por las cuales una persona puede tener vómitos de este tipo, casi cualquier razón que produzca vómitos puede hacer que estos sean biliosos y esto sucede cuando no hay contenido gástrico que eliminar (como cuando ya se ha vomitado previamente o aún no se han ingerido alimentos).

Si quieres conocer cuáles son las causas del vómito amarillo y amargo, por qué esto sucede en las mañanas y por qué sucede durante el embarazo, entonces, sigue leyendo este artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Cuándo ir al médico por vómitos

Vomitar bilis: causas

Existen diferentes causas por las cuales una persona puede tener vómitos de bilis:

  • No hay contenido en el estómago: si ya se ha vomitado una o varias veces logrando expulsar lo que había en el estómago, o si aún no se han ingerido alimentos, puede que los vómitos sean biliosos, es decir, amargos y de color amarillo-verdoso.
  • Embarazo: las náuseas y los vómitos son comunes durante los primeros tres meses de embarazo (entre las semanas 9 y 14). Los vómitos aparecen frecuentemente por la mañana, antes de desayunar, aunque pueden presentarse en otros momentos del día también. El contenido del vómito puede ser alimenticio o bilioso si la mujer no ingirió alimentos.
  • Obstrucción intestinal: algún tipo de freno del contenido intestinal al final del duodeno o al principio del yeyuno puede dar vómitos biliosos de comienzo brusco. Además, se presenta dolor abdominal, dificultad para eliminar gases y distensión del abdomen.
  • Reflujo biliar: se trata del ascenso de contenido biliar al esófago, llegando incluso a presentarse vómitos. Es una patología rara, más bien crónica y frecuente en personas que han sido operadas de vesícula biliar.
  • Alcoholismo: los bebedores asiduos pueden experimentar náuseas y vómitos en las primeras horas de la mañana.
  • Enfermedad hepática: los vómitos pueden o no ser biliosos y suelen acompañarse de color amarillento de la piel y las mucosas (ictericia), heces de color claro, picazón en el cuerpo, dolor abdominal, dolor de cabeza, entre otros.
  • Tumores de duodeno: es muy raro, pero puede ser que se presenten vómitos de tipo biliar, pérdida de peso no explicada y distensión abdominal después de las comidas.

Por qué vomito amarillo y amargo por las mañanas

Como se ha visto, si se vomita antes de consumir alimentos, los vómitos pueden ser biliosos, es decir, amarillos y amargos.

Hay algunas enfermedades que generan vómitos en las mañanas, como alcoholismo o enfermedad hepática, y también pueden producirse durante el embarazo.

Es importante consultes al médico si los vómitos son continuos o se producen durante todas las mañanas al despertar. Además, debes acudir a un especialista si presentas signos de deshidratación, como sed excesiva, boca seca, piel seca, ojos hundidos, poca necesidad de orinar.

Por qué vomito amarillo y amargo en el embarazo

Es frecuente que durante el embarazo las náuseas se presenten antes del desayuno, cuando la mujer tiene el estómago vacío. Es por ello que si además sobrevienen vómitos, es normal que estos sean amarillentos o biliosos porque vuelve el contenido biliar además del gástrico.

Como se ha dicho en el apartado anterior, los vómitos del embarazo suelen presentarse entre las semanas 6 y 14. Cuando están presentes durante todo el embarazo, hay más riesgo de deshidratación y pérdida de peso, y cuando esto sucede, se habla de una condición llamada hiperémesis gravídica.

Llegado este punto, o cuando las náuseas y vómitos limitan la actividad de la mujer, puede instaurarse algún tipo de tratamiento.

Como primera medida, se sugieren cambios en el estilo de vida para evitar los vómitos en el embarazo:

  • Hacer pequeñas comidas más frecuentemente, en lugar de comer menos veces y más cantidad.
  • Evitar las bebidas carbonatadas, el café, el azúcar refinado y productos procesados. Intentar tener una alimentación lo más natural posible: con más frutas, verduras y frutos secos; y menos lácteos, harinas y carne, ya que generan inflamación y son más difíciles de digerir.
  • Existen ciertos alimentos que suelen ser bien tolerados, entre ellos, se encuentran: la banana, manzana, arroz y pan tostado (estos dos últimos de tipo integral).
  • Evitar la exposición a los olores que más molesten.
  • Beber suficiente agua: es muy importante mantener el cuerpo hidratado, por ello, se aconseja tener siempre a mano una botella con agua y beber de a pequeños sorbos durante todo el día. Tal vez disminuir la cantidad llegando a las últimas horas de la tarde/noche para evitar ir al baño durante la noche.

Se ha demostrado la utilidad del jengibre en casos de náuseas y vómitos del embarazo. La forma más natural y bien aceptada por el cuerpo es en forma de té: se pone a hervir durante 10 minutos unas 2 rodajitas de jengibre en medio litro de agua y, luego, se deja reposar otros 10 minutos. Se puede beber con miel, tanto frío como caliente.

En el siguiente artículo, puedes ver más consejos para evitar las náuseas en el embarazo.

Si esto no fuera suficiente, ante un caso grave de vómitos, puede recurrirse al uso de ciertos fármacos: vitamina B6, doxilamina, dimenhidrinato, metoclopramida, ondasentrón. Todos estos medicamentos deben ser indicados por un médico, ya que siempre se debe evaluar el riesgo versus el beneficio del uso de fármacos durante la gestación.

Si los vómitos comenzaran después de la semana 9 o si se presentaran otros síntomas acompañantes (como dolor o sensibilidad abdominal, dolor de cabeza, fiebre, hinchazón en la parte anterior del cuello –por agrandamiento de la tiroides-) puede deberse a otro tipo de enfermedades como problemas biliares, alergia a alimentos, infecciones gastrointestinales, enfermedades de la tiroides, úlceras, entre otras. En este tipo de casos, se debe recurrir al médico de cabecera.

También se debe consultar a un profesional si las náuseas o vómitos perjudican la calidad de vida o si no ceden con los tratamientos indicados.

Por qué vomito amarillo y amargo - Por qué vomito amarillo y amargo en el embarazo

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué vomito amarillo y amargo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Por qué vomito amarillo y amargo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué vomito amarillo y amargo
1 de 2
Por qué vomito amarillo y amargo

Volver arriba