Compartir

Priapismo: causas, síntomas y tratamiento

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 14 marzo 2017
Priapismo: causas, síntomas y tratamiento

El priapismo es una afección que se caracteriza por tener unas erecciones muy prolongadas de manera anormal, con una duración de horas, y que suelen ser bastante dolorosas. Estas erecciones no son una respuesta a un estímulo o al deseo sexual y aunque se produzca el orgasmo, no desaparecen. Es un problema que puede sufrirse a cualquier edad, aunque la mayoría de los casos se observan en niños que tienen entre 5 y 10 años y en hombres de 20 a 30 años. Es muy importante consultar con el médico o el urólogo de forma urgente ante un caso de priapismo para identificar la causa exacta e iniciar el tratamiento adecuado, ya que esta es la única manera de prevenir daños graves en los tejidos del pene y de evitar que la función eréctil del hombre se vea perjudicada.

En este artículo de ONsalus mostramos con detalles cuáles son las causas, los síntomas y el tratamiento del priapismo.

Definición de priapismo

Para responder a la pregunta de qué es el priapismo, debemos decir que este término hace referencia a una erección del pene persistente que causa dolor y que no se produce en consecuencia a la estimulación o el deseo sexual. No constituye un problema muy frecuente y puede afectar a hombres de cualquier edad. Dicha erección puede llegar a durar incuso horas y aunque se llegue a experimentar un orgasmo, no desaparece y permanece el dolor en el pene, por lo que es un motivo de urgencia médica.

Esta condición recibe el nombre de priapismo debido al dios griego de la fertilidad llamado Príapo, quien siempre era representado con un falo de gran tamaño en erección persistente como símbolo de la fuerza fecundadora presente en la naturaleza.

A diferencia de una erección normal, cuando se padece de priapismo, el cuerpo del pene se encuentra firme pero el glande está blanco, por lo que solo se produce la erección de los cuerpos cavernosos y no del tejido esponjoso en el que se aloja la uretra y en el que se encuentra incluido el glande.

Priapismo: causas, síntomas y tratamiento - Definición de priapismo

Causas del priapismo

La erección prolongada y dolorosa que provoca el priapismo ocurre, cuando por algún cambio en en la circulación de la sangre, los vasos sanguíneos o los nervios, se produce una variación anormal en el flujo normal de la sangre dando lugar a que esta se retenga en las venas que irrigan el pene y, por consiguiente, que este se mantenga firme y erecto durante periodos de tiempo muy prolongados.

Las causas del priapismo pueden ser diversas, pero entre las más frecuentes se encuentran las que enumeramos a continuación:

  • Enfermedades y patologías de la sangre, como anemia de células falciformes, leucemia, talasemia y mieloma.
  • Trastornos del sistema nervioso, especialmente lesiones de la médula espinal, incluyendo por ejemplo la esclerosis múltiple.
  • Consumo de algunos medicamentos: algunos fármacos podrían causar priapismo como efecto secundario, esto puede ser el caso de medicamentos para la disfunción eréctil, antidepresivos, antipsicóticos, anticoagulantes o los destinados a tratar la hipertensión.
  • Consumo de drogas, como la cocaína, la heroína, la marihuana o el alcohol.
  • Traumatismos en la zona genital, la ingle o la pelvis.
  • Enfermedades metabólicas, como puede ser el caso de la diabetes, la gota, el síndrome nefrótico, la amiloidosis, etc.

Es conveniente señalar que se dan casos en los que los especialistas no pueden identificar cuál es la causa exacta del priapismo.

Priapismo: causas, síntomas y tratamiento - Causas del priapismo

Síntomas del priapismo

Para hablar de los síntomas del priapismo, en primer lugar es necesario aclarar que pueden distinguirse dos tipos de priapismo: el isquémico o de bajo flujo y el no isquémico o de alto flujo.

Priapismo isquémico

Sucede cuando la sangre no fluye correctamente desde el pene hacia el cuerpo, quedando completamente retenida en el primero. Esta situación provoca síntomas como los siguientes:

  • Erección persistente con una duración que supera las 4 horas y que no se ha producido por ningún tipo de estimulación o excitación sexual.
  • El cuerpo del pene se encuentra rígido, en cambio el glande está blando.
  • Erección dolorosa.
  • Sensibilidad en el pene.

Priapismo no isquémico

En este caso, hay un exceso de sangre que fluye hacia el pene en consecuencia a la rotura de una arteria o a una lesión en la zona. Los síntomas del priapismo no isquémico incluyen:

  • Erección persistente que tiene una duración de al menos 4 horas.
  • El cuerpo del pene se encuentra erecto, pero no está rígido.
  • En este caso, la erección no suele ser dolorosa.
Priapismo: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas del priapismo

Diagnóstico del priapismo

En el caso de tener una erección que dure más de 4 horas, es fundamental acudir a urgencias de forma inmediata. El priapismo debe diagnosticarse y tratarse de manera rápida, ya que cuanto más dure la erección, más graves serán los daños en los tejidos del pene.

El diagnóstico del priapismo se basará en un primer interrogatorio por parte del médico para estar informado acerca de las enfermedades del paciente y el posible consumo de fármacos, drogas o alcohol.

Además, se llevará a cabo una exploración física y la realización de un análisis de sangre. Por otro lado, también es posible que se solicite una ecografía o angiografía del pene o la extracción de una muestra de sangre del pene directamente.

Tratamiento del priapismo

El tratamiento del priapismo dependerá en cada caso del tipo que se presente y de la causa que lo haya originado, a continuación mostramos cuáles son las formas de tratamiento que se suelen aplicar en el priapismo isquémico y en el priapismo no isquémico.

Tratamiento del priapismo isquémico

Para que la erección desparezca y la función eréctil no se vea comprometida, el tratamiento médico debe ser inmediato. Se suelen emplear algunos fármacos y un procedimiento de drenaje de la sangre del pene:

  • Se procede a la aspiración de la sangre de los tejidos cavernosos del pene aplicando una anestesia local. Con ello, se consigue aliviar los dolores y que la erección desparezca.
  • Cuando el tratamiento anterior no es suficiente, se pueden administrar inyecciones de fenilefrina en los tejidos esponjosos del pene con el fin de limitar la cantidad de flujo de sangre en el mismo.
  • En casos en los que la aspiración no da resultado, se puede proceder a realizar una derivación quirúrgica, mediante la que se introduce un pasaje en el pene con el fin de que la circulación de la sangre en el mismo vuelva a la normalidad.

Tratamiento del priapismo no isquémico

En muchos casos, la erección prolongada desaparece sin ningún tratamiento médico. Este suele ser consecuencia de algún tipo de traumatismo y debido a que no existe un riesgo de daño en el pene, el especialista puede sugerir la toma de algún fármaco o la aplicación de hielo para lograr que la sangre circule correctamente y la erección desaparezca.

En otras ocasiones, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para arreglar el daño que ha producido la lesión o para colocar un material que se encargue de bloquear temporalmente el flujo de sangre en el pene.

Priapismo: causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento del priapismo

Complicaciones del priapismo

Cuando el priapismo se trata de forma rápida, el pronóstico normalmente es favorable. Sin embargo, si esta condición no recibe la atención médica oportuna y la erección es muy duradera, existen más probabilidades de que se produzcan daños graves en los tejidos del pene. Un priapismo no tratado correctamente puede ocasionar trombosis de pene, disfunción eréctil o desfiguración del pene.

Solo en aquellos casos muy graves y en los que se hayan producido daños irreversibles, se puede llegar a presentar gangrena y que se requiera la castración o penectomía.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Priapismo: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor masculino.

Escribir comentario sobre Priapismo: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Priapismo: causas, síntomas y tratamiento
1 de 5
Priapismo: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba