Compartir

Aspermia: definición, causas y tratamiento

 
Por Ivonne Nieves Blanco. Actualizado: 9 octubre 2018
Aspermia: definición, causas y tratamiento

La aspermia se encuentra definida como la falta de esperma en el hombre. Es un trastorno reproductivo que consiste en la ausencia de semen, es considerado como una de las principales causas de infertilidad. Esta patología se presenta en la actualidad con mucha frecuencia. La eyaculación retrógrada, obstrucción de los conductos por donde pasa el semen, entre otras, son las principales causas de su aparición. Para saber más al respecto, en ONsalus, te explicamos con detalle la definición de aspermia, sus causas y el tratamiento que se emplea para eliminar la mencionada condición.

También te puede interesar: Priapismo: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la aspermia?

La aspermia es un trastorno reproductivo que se presenta en el sexo masculino, consiste en la ausencia de semen, médicamente es conocida como aneyaculación.

Esta enfermedad no debe confundirse con la azoospermia, que es la ausencia de espermatozoides en el semen, en este caso, hay eyaculación pero el líquido seminal no contiene espermatozoides, lo cual es una causa de infertilidad.

Lo más importante es conocer la causa que puede dar origen a esta alteración para combatirla desde el inicio. Las causas de la aspermia pueden ser desde factores psicológicos hasta obstructivos o desencadenadas por patologías previas. En la mayoría de los casos, no se altera la fisiología, por lo que una vez corregida la alteración, todo vuelve a la normalidad.

En algunos casos, esta alteración puede traer problemas en la pareja por disminución de la libido.

Aspermia: definición, causas y tratamiento - ¿Qué es la aspermia?

Causas de aspermia

Entre las principales causas de la aspermia, podemos encontrar las que mencionamos a continuación:

  • Eyaculación retrógrada: es una de las principales alteraciones que puede dar origen a la aspermia. Se determina cuando el semen se queda atrapado en la vejiga o a nivel de la uretra, generando así la incapacidad de fluir hacia el exterior después de la eyaculación.
  • Obstrucción de los conductos que se encargan de la eyaculación: puede ocurrir por procesos infecciosos graves en el área o aumentos de volumen, como los producidos por la presencia de un quiste que produzca una obstrucción e impida la funcionalidad de dichos conductos.
  • Intervenciones quirúrgicas en la próstata.
  • Consumo de ciertos medicamentos, como anabolizantes, esteroides e incluso las radiaciones producto de la quimioterapia y radioterapia tienden a causar aspermia.
  • Enfermedades como las paperas o diabetes pueden dar origen a la aneyaculación
  • Lesiones en la médula espinal en algunos hombres que, además, presentan la mitad de su cuerpo inferior paralizada.
  • Enfermedades genéticas como la de Klinefelter pueden provocar aspermia debido a que esta enfermedad genera la presencia de un cromosoma X suplementario, ocasionando así un impedimento para que el hombre produzca la cantidad normal de testosterona y, de esta manera, se reduzca la capacidad de reproducción.
  • Factores psicológicos: estos pueden desencadenar la aspermia o la aneyaculacion, a este fenómeno se le conoce como eyaculación retardada y se puede observar en algunos hombres que tardan mucho más de lo habitual en tener una eyaculación.

La aspermia puede provocar problemas psicológicos en el hombre que la padece pero también en su pareja, trayendo como consecuencia la imposibilidad para concebir.

Son varias las causas que pueden dar origen a esta alteración en los hombres. Lo importante es ponerlo en evidencia y descubrir cuál es tu caso, para que de esta manera puedas acudir al especialista. Solo el médico se encargará de realizar el diagnóstico preciso y recomendar la terapéutica acorde a la sintomatología que presentas.

Tratamiento de la aspermia

Los hombres que padecen de aspermia pueden engendrar hijos sin ningún problema, sin embargo, deben someterse a un tratamiento médico indicado por expertos en reproducción asistida. A pesar de esto, existen casos donde la aspermia puede llegar a ser irreversible, es decir, el hombre no podrá producir espermatozoides en los testículos a pesar de someterse a tratamientos para la infertilidad masculina.

No obstante, el más indicado para recomendar el tratamiento a seguir es tu médico de confianza. Según sea tu caso, el especialista es quien conoce todas las técnicas y procedimientos que necesitas, de esta manera, te podrá recomendar el más acertado para ti.

Habitualmente, se utilizan dos tipos de tratamiento para la aspermia con los que se han obtenido excelentes resultados:

  1. La fecundación invitro por medio de la ICSI (Inyección intracitoplásmica de espermatozoides): es el tratamiento elegido por la gran mayoría de los especialistas en reproducción asistida por las diversas ventajas que ofrece en relación a la fecundación invitro convencional. Expertos aseguran que esta es la técnica que se emplea en el 90% de las ocasiones.
  2. La cirugía reparadora: a través de ella se reparan los conductos seminales que se encontraban obstruidos con el propósito de permitir el paso de los espermatozoides de nuevo a través de los mismos. Esta técnica ha dejado excelentes resultados.

En los casos donde la aspermia esté producida por un trastorno de tipo hormonal, se deben prescribir tratamientos con hormonas externas para volver a estimular la espermatogénesis y recuperar la presencia de los espermatozoides en el semen.

Aspermia: definición, causas y tratamiento - Tratamiento de la aspermia

¿Durante cuánto tiempo se realiza el tratamiento de la aspermia?

Esto va a depender del tratamiento que se elija, en caso que se utilice la cirugía reparadora, se restablecerá el paso de los espermatozoides después de la intervención cuando el área operada se encuentre sin inflamación y libre de obstrucción.

Cuando se requiera prescripción de hormonas, el tratamiento puede tardar un poco más, ya que el hombre necesitará de algunos meses para volver a producir suficiente semen con la cantidad adecuada de espermatozoides requeridos para lograr un embarazo.

Como puedes ver, son varios los tratamientos con los que se cuentan para solucionar el problema de la aspermia, tu especialista te recomendará el más adecuado según sea tu caso.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Aspermia: definición, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor masculino.

Escribir comentario sobre Aspermia: definición, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Aspermia: definición, causas y tratamiento
1 de 3
Aspermia: definición, causas y tratamiento

Volver arriba