Compartir

Tocografía: qué es y cuándo se realiza

Por Elena Sarabia, Periodista especializada en salud. Actualizado: 11 abril 2018
Tocografía: qué es y cuándo se realiza

La tocografía es una prueba utilizada durante el embarazo o durante el parto que sirve para registrar el número de contracciones uterinas espontáneas y su intensidad y así conocer la frecuencia cardíaca del feto. También informa de la calidad de la distensión del útero entre dos contracciones, esta relación entre contracciones y latidos del corazón del feto se debe a que el bebé responde a cada contracción preparto acelerando su ritmo cardíaco.

Si estás embarazada y quieres conocer más acerca de este procedimiento, en ONsalus te explicamos qué es y cuándo se realiza la tocografía para aclarar tus dudas al respecto.

¿En qué consiste una tocografía?

Sin ningún tipo de preparación previa, la mujer embarazada se debe tumbar para que le coloquen unos electrodos, sensores de presión, sobre el abdomen. Estos electrodos permiten recoger las señales eléctricas de los músculos del útero de la madre.

En caso de que el motivo del examen fuera por la sospecha de una alteración en el bienestar del bebé, se realizará una tocografía del tipo test estresante. A diferencia de la primera, sí que se necesitará que antes de la prueba la madre tome unos fármacos determinados que provocan contracciones uterinas. De este modo, las contracciones son provocadas expresamente para obtener y registrar la respuesta de los latidos del corazón del feto.

Si se presentara una ruptura de aguas o un caso donde haya dificultades de registro puede colocarse un sensor especial dentro del útero, por lo que lo llamaremos tocografía interna.

La tocografía durante el embarazo

El examen de la tocografía se puede realizar tanto en el parto como durante el embarazo.

Durante el embarazo, se realizan tocografías de unas 4 horas de duración para controlar el bienestar del feto y la presencia de contracciones. Se realizan a partir del último trimestre y dependiendo del curso que lleve el embarazo los controles empezarán en semanas más avanzadas de la gestación:

  • A partir de las 40 semanas si el embarazo lleva un curso normal y todavía no se han dado señales de parto.
  • Ya en la semana 27, si se trata de un embarazo de riesgo. En todo caso, nunca antes del tercer trimestre, puesto que se necesita que el feto se haya desarrollado completamente y que se encuentre precisamente en la etapa de pleno crecimiento y ganancia de peso.

Es importante que la madre no acuda a realizar el test en ayunas, para que así se favorezca la actividad del feto. En caso que no se presenten signos de actividad fetal en 20 minutos, se puede estimular manualmente el feto o recurrir a la ingesta de glucosa por parte de la madre gestante.

Tocografía: qué es y cuándo se realiza - La tocografía durante el embarazo

La tocografía en el momento del parto

Durante el parto, se utiliza de una forma sistemática y permite detectar si hay un número excesivo o insuficiente de contracciones para, en su caso, poder reaccionar inmediatamente con la inyección de los medicamentos apropiados a la madre. Así se valora la capacidad de la placenta para la oxigenación del feto durante el trabajo del parto.

Cómo interpretar la frecuencia cardíaca del feto

Cuando hablamos de controlar el ritmo del corazón del bebé es importante saber qué parámetros utilizamos para valorar si está dentro la normalidad o, si de lo contrario, se trata de un caso de riesgo. Para poder interpretar una tocografía utilizamos:

  • Línea de base. Indica la frecuencia cardíaca de media. En periodos estables, sin contracción ni movimiento, debe comprender entre los 110 y 160 latidos. Si se sitúa por debajo, hablaremos de una unabradicardia, mientras que si supera los 160 latidos se tratará de una taquicardia. Tanto la unabradicardia como la taquicardia merecen la revisión y control del médico.
  • Aceleración. Es signo de bienestar que el ritmo del corazón aumente unos 15 latidos por encima de la línea de base durante un período de más de 10 segundos. Muchas aceleraciones son producidas por los movimientos, cuya presencia es positiva. La ausencia o disminución de movimientos del feto podrían indicar ahorro de energía por sufrimiento.
  • Variabilidad. Es el parámetro que señala una irregularidad de la frecuencia cardíaca.
  • Desaceleraciones. Disminución del ritmo de los latidos, frecuencia cardíaca. Depende del momento en que se produzcan, pueden implicar riesgos como la compresión de la cabeza fetal.
Tocografía: qué es y cuándo se realiza - Cómo interpretar la frecuencia cardíaca del feto

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tocografía: qué es y cuándo se realiza, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Tocografía: qué es y cuándo se realiza

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tocografía: qué es y cuándo se realiza
1 de 3
Tocografía: qué es y cuándo se realiza

Volver arriba