Compartir

10 señales de que necesitas sexo ¡pero ya!

10 señales de que necesitas sexo ¡pero ya!

Nadie puede poner en duda los múltiples beneficios del sexo para nuestra salud, sin embargo no siempre podemos tener encuentros sexuales con la frecuencia deseada. Ya sea porque no tenemos pareja estable, porque la tenemos pero las actividades cotidianas y las responsabilidades nos han alejado de la intimidad o incluso porque la magia y el deseo se han esfumado, cuando no tenemos relaciones con cierta frecuencia nuestro organismo empieza a decirnos que lo necesitamos.

¿Lo dudas? Pues estas 10 señales de que necesitas sexo son la forma más común en la que nuestro cuerpo nos indica que es momento de darle un poco de alegría. Reconócelas y reactiva tu vida sexual para disfrutar de encuentros más placenteros.

También te puede interesar: Cómo tener mejores orgasmos

1. Más fantasías sexuales

Muchas de las fantasías sexuales que podemos tener son producto de nuestro subconsciente y un reflejo claro de nuestros deseos. Cuando nuestra vida sexual disminuye o simplemente desaparece por completo es normal comenzar a tener una mayor cantidad de fantasías sexuales, imaginándonos en toda clase de situaciones en las que encontramos el placer que en la realidad no tenemos.

Incluso se incrementa la presencia de sueños eróticos los que suelen aparecer cuando tenemos gran deseo sexual acumulado sin que el mismo se materialice. Cuando estas dos señales de que necesitas sexo se materializan es momento de prestar atención a lo que ocurre con tu vida íntima.

2. No duermes tan bien

Una de las muchas propiedades del sexo es que nos ayuda a liberar endorfinas, conocidas como la hormona de la felicidad. Un buen nivel de endorfinas ayuda a reducir el cortisol, responsable de que nos sintamos más estresados y ansiosos, por eso cuando tenemos sexo conseguimos descansar mejor y conciliar el sueño de forma más fácil.

Un período prolongado sin sexo podría interferir en nuestra capacidad para dormir adecuadamente, contribuyendo a la aparición del insomnio e impidiendo que descansemos bien. Y si no dormimos bien tampoco podremos estar concentrados y al 100% al día siguiente, por eso nada mejor que un buen encuentro íntimo para una vida productiva.

3. Tu piel luce apagada y sin luminosidad

El sexo mejora la circulación sanguínea, contribuye a la oxigenación de nuestros órganos y además libera endorfinas, todos estos factores hacen que nuestra piel luzca más saludable, hermosa y rejuvenecida. Pero cuando pasamos un tiempo sin sexo la dermis comienza a perder vitalidad haciendo que, incluso, aumente la aparición de acné y marcas de expresión.

El factor psicológico también influye, al sentirnos menos deseados nos vemos también menos atractivos, lo que hace que percibamos con mayor claridad el desgaste en la piel.

4. Sufres más dolores de cabeza y migrañas

¿Has escuchado que el sexo es bueno para reducir los dolores de cabeza? Pues no es un mito, tanto las relaciones sexuales como la risa son excelentes analgésicos, esto se debe a que elevan el nivel de endorfinas en el cuerpo, hormonas que además de hacernos sentir más felices funcionan también como analgésicos naturales que afectan el sistema nervioso central.

La acumulación de tensión y la falta de emoción a nivel íntimo, junto con una menor producción de endorfinas, hacen que los dolores de cabeza y migrañas se presenten con más frecuencia cuando no tenemos una vida íntima demasiado movida.

5. Tu estrés y mal humor aumentan

Si tienes una pareja y entre ustedes la vida íntima no va tan bien, este simple escenario ya incrementa de forma notable el estrés de ambos. Pero incluso en personas sin pareja, cuando el sexo se encuentra ausente el mal humor y estrés están mucho más a flor de piel que en el caso de las personas con una vida sexualmente activa.

La explicación ya la hemos dado anteriormente, a menor liberación de endorfinas más posibilidades hay de que el cortisol, la hormona del estrés, se mantenga elevada, produciendo que la tensión y hostilidad estén siempre presentes. Nos volvemos menos tolerables y más sensibles ante cualquier cosa que nos haga estallar de forma inmediata.

6. Tu autoestima es más baja

Por si no fuera suficiente sentirse más estresado, dormir peor, tener más dolores de cabeza o notar como tu aspecto físico no es el mejor, todo esto puede traer como consecuencia una clara inseguridad y baja autoestima. Nos cuestionamos por qué nuestra vida sexual no marcha bien, qué ocurre con nosotros y si la culpa es de nuestro aspecto físico, un cóctel que nos hace sentir francamente mal con nosotros mismos.

7. Te enfermas más seguido

El sexo nos hace sentir de mejor humor y al mismo tiempo es un poderoso analgésico para nuestro organismo, consiguiendo que nuestro sistema inmune esté mucho más fuerte. Por eso cuando la actividad sexual merma o desaparece por completo somos más propensos a enfermarnos y contraer resfriados o virus. Al mismo tiempo condiciones como la baja autoestima, la tristeza o estrés nos hacen aún más propensos a este tipo de condiciones, reduciendo la efectividad de nuestro sistema inmune.

8. Sientes más necesidad de masturbarte

¡Completamente lógico! Si las fantasías sexuales y los sueños eróticos están a la orden del día pero nosotros no tenemos con quien llevarlas a cabo lo natural es que busquemos complacernos a nosotros mismos con el fin de liberar un poco la tensión acumulada. Este comportamiento es natural y una señal de que es momento de prestar atención también a nuestra vida íntima.

9. Tienes pensamientos sexuales con mayor frecuencia

Cuando tenemos una vida sexual activa y sana claro que pensamos en sexo, pero lo hacemos en mucha menor medida que cuando estamos solteros o pasando por un bache en nuestra vida de pareja. Entonces comenzamos a verlo todo con un doble sentido sexual y hasta las señales más inocentes son interpretadas por nosotros como algo erótico o con un trasfondo de este tipo.

Eso solo quiere decir una cosa: tu mente solo piensa en sexo y es momento de darle al cuerpo lo que pide.

10. Comienzas a ver atractiva a gente que antes ni mirarías

En una situación normal jamás te fijarías en ese vecino o en la chica del local de la esquina...¡Pero ahora tienes meses sin acción y todo se ve bueno! Esta condición es común en quienes tienen tiempo sin pareja y cuya actividad sexual es mínima o nula, entonces esa mezcla de deseos y hormonas enloquecidas nos hacen ver que cualquiera puede ser guapo y atractivo. Es completamente normal y una más de las 10 señales de que necesitas sexo, por eso presta atención y toma cartas en el asunto porque quizá sea momento de darle alegría a tu cuerpo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a 10 señales de que necesitas sexo ¡pero ya!, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sexualidad.

Comentarios (2)

Escribir comentario sobre 10 señales de que necesitas sexo ¡pero ya!

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Joel
Buen artículo
Angel Gabriel Bonilla Roman
Les agradecería si me comparten los temas sobre sexo y sexualidad del hombre y la mujer...

10 señales de que necesitas sexo ¡pero ya!
1 de 11
10 señales de que necesitas sexo ¡pero ya!