Compartir

Cortisona: qué es y efectos secundarios

Por Aleix Cardona, Periodista especializado en salud y bienestar. 24 abril 2017
Cortisona: qué es y efectos secundarios

La cortisona es uno de los medicamentos más usados y conocidos dentro del mundo médico, en parte, gracias a la enorme variedad de problemas que abarca. Este corticoide es un potente antiinflamatorio que puede ser usado para tratar muchísimas enfermedades y afecciones entre las que encontramos algunos tumores, el asma, alergias o inflamaciones graves. Dependiendo de la afección, la forma de usarla también variará.

Pero los efectos de la cortisona en nuestro cuerpo no son solo positivos, si no se usa correctamente puede provocar algunos efectos secundarios de distinta gravedad que también conviene conocer. Es por eso que en el siguiente artículo de ONsalus queremos explicarte todo lo que debes saber sobre este fármaco, lo podrás leer en cortisona: qué es y efectos secundarios.

También te puede interesar: Efectos secundarios del Urbason

Qué es la cortisona

Como muchos de los fármacos que se administran y recetan con regularidad, la cortisona no deja de ser una copia de laboratorio, sintética, de una sustancia que nuestro cuerpo ya es capaz de producir por si solo. En este caso, logramos aislarla y utilizarla para un fin concreto, valiéndonos de sus beneficios.

La cortisona, concretamente, es un esteroide de tipo hormonal que se secreta en la glándula suprarrenal. Ante una situación de estrés, delante de un peligro, nuestro cuerpo libera una combinación de adrenalina y glucocorticoides, entre los que se encuentra el cortisol. Esta última hormona se encarga de acelerar el ritmo cardíaco y aumentar la presión sanguínea, preparando el cuerpo ante una inminente huida. Es precisamente del cortisol de donde se deriva la cortisona.

A pesar de que la cortisona sintética sea muy parecida al cortisol, con ella logramos monitorizar su función aplicándola en un sitio concreto con un objetivo claro. Por otro lado, la cortisona también tiene un efecto más duradero, aunque depende de la forma como se administre. Actualmente contamos con distintas maneras de emplear la cortisona:

  • Inyecciones
  • Uso oral
  • Pastillas o píldoras
  • Uso tópico con cremas o ungüentos

En el siguiente apartado te explicaremos para qué sirve la cortisonas y bajo qué situaciones se suele administrar.

Cortisona: qué es y efectos secundarios - Qué es la cortisona

Cortisona: para qué sirve

En el mundo médico a la cortisona se la conoce como "el gran remedio", pues es válido para tratar numerosísimas afecciones. Eso, en parte, se debe a que sus efectos son muy diversos, funcionando en una gran abanico de enfermedades y síntomas. Los principales beneficios médicos de la cortisona son los siguientes:

  • Principalmente es un gran antiinflamatorio. Evita que los glóbulos blancos accedan a esa zona del cuerpo previniendo que causen inflamación.
  • Sirven para tratar algunas alteraciones del sistema inmune.
  • También sirve para normaliza algunas afecciones sanguíneas.
  • Se usa como tratamiento contra las náuseas provocadas por quimioterapia.
  • Se administra para aumentar el apetito en personas con grandes problemas para ello.

Por todo lo comentado anteriormente, la cortisona se puede utilizar en muchísimas patologías distintas. A continuación te explicamos algunas de las más habituales, aunque no todas:

  • Artritis reumatoide y otras enfermedades de origen reumático.
  • Enfermedades respiratorias como el asma o EPOC, la enfermedad pulomonar obstructiva crónica.
  • Enfermedades del sistema inmune.
  • Ciertas alergias.
  • Ciertos cánceres, principalmente aquellos con síntomas inflamatorios.
  • Esclerosis múltiple.
  • Enfermedades dermatológicas como la dermatitis atópica, picor o eccemas.
  • Enfermedades oculares como infecciones de retina o córnea.
  • En el trasplante de órganos.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Colitis ulcerosa.

Cortisona: efectos secundarios de la inyección, uso oral o tópico

Uno de los grandes temores que la gente tiene ante la corticoterapia son los efectos secundarios que se pueden derivar de ella. Es por ello que tiene tanta importancia el hecho de seguir el plan de medicación elaborado por el médico, sin dejarlo antes ni después y evitando automedicarse. Cada medicamento tiene unas dosis y unos tiempos adecuados a la persona que la toma y alterar alguno de esos factores puede provocar efectos secundarios desagradable. A continuación te explicamos cuáles son:

Efectos secundarios a plazo corto:

  • Insomnio
  • Niveles de azúcar en sangre elevados
  • Dolores de cabeza
  • Ardor de estómago
  • Ansiedad
  • Retención de líquidos
  • Alteraciones del humor

Efectos secundarios a largo plazo:

  • Diabetes mellitus
  • Hipertensión
  • Enfermedades de los huesos
  • Cansancio
  • Defecaciones y vómitos con sangre
Cortisona: qué es y efectos secundarios - Cortisona: efectos secundarios de la inyección, uso oral o tópico

Efectos secundarios de la cortisona una vez dejada

Pero lo efectos secundarios de la cortisona no solamente se dan durante su ingesta, también una vez dejada puede dejar algunas secuelas en nuestro cuerpo durante algún tiempo. Esto se da normalmente en aquellos tratamientos de larga durada, en la que durante mucho tiempo se está recibiendo dosis de cortisona. Los principales efectos secundarios de la cortisona una vez dejada son los dos siguientes:

Dependencia física:

Si tenemos en cuenta que nuestro cuerpo produce cortisona por sí solo y le sumamos el hecho de que puede que la hayas tomado en forma sintética durante mucho tiempo, el organismo puede actuar dejando de fabricarla para evitar que se produzca un exceso. El riesgo de esto está en que una vez dejada tu cuerpo ya no la produce y se puede provocar el efecto contrario. La forma de evitar que esto suceda es dejando la cortisona de una forma gradual, tal y como indica el médico, bajando poco a poco las dosis hasta que tu cuerpo se vaya adaptando.

Dependencia psicológica:

Visto de cierto modo, la cortisona no deja de ser una droga como cualquier otra. Recetada por un especialista, con un seguimiento y bajo una estricta vigilancia puede ser de gran ayuda, pero tomada en exceso, sin control y con dosis demasiado elevadas puede acabar provocando una dependencia de la que es difícil salir. Este es uno de los problemas de la automedicación, que la gente no es consciente dle poder de ciertas sustancias y de tanto tomarlas sin control acaban desarrollando una fuerte adicción como si se tratara de cualquier otra droga.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cortisona: qué es y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Cortisona: qué es y efectos secundarios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cortisona: qué es y efectos secundarios
1 de 3
Cortisona: qué es y efectos secundarios

Volver arriba