Compartir

Intolerancia a la lactosa: síntomas y tratamiento

Por Melanie Re. Actualizado: 14 mayo 2018
Intolerancia a la lactosa: síntomas y tratamiento

La intolerancia a la lactosa es una patología en la cual no hay suficiente lactasa en el intestino delgado. La lactasa es una enzima que se encarga de digerir la lactosa, un azúcar que está presente en la leche y en los lácteos en general.

Hay que tener en cuenta que este trastorno es diferente a la alergia a los productos lácteos ya que la intolerancia a la lactosa no es una reacción alérgica, sino que se trata de un problema relacionado directamente con la falta de esta enzima. Es por este motivo que los síntomas son diferentes a los de una persona que sufre esta alergia alimentaria.

Esta insuficiencia de lactasa es bastante común durante la adultez, por eso en ONsalus te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la intolerancia a la lactosas, sus síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Prueba de tolerancia oral a la lactosa

Causas de la deficiencia de lactasa

Existen dos tipos de intolerancia a la lactosa, una genética que es progresiva e incurable, y la otra que es temporal y se puede curar. En ambos casos se debe consultar con el médico para un diagnóstico y un tratamiento adecuado, solo un especialista puede confirmar la existencia de esta condición y aportarnos el tratamiento adecuado para nuestro caso.

Intolerancia genética

Este tipo de condición produce una pérdida progresiva de la producción de la enzima lactasa, lo que genera un deterioro cada vez mayor de la capacidad de digerir lactosa. Como no tiene cura ya que la enzima no se puede recuperar, los síntomas se alivian si se suspenden los producto lácteos en la dieta.

Intolerancia temporal

El segundo tipo de intolerancia a la lactosa se presenta debido a otras enfermedades, por lo que cuando la persona se cura el problema con la enzima lactasa desaparece una vez que la mucosa intestinal se ha regenerado. Algunas de las condiciones que causan la deficiencia de lactasa son:

  • Problemas intestinales provocados por virus, parásitos o bacterias.
  • Enfermedades intestinales como el colon irritable.
  • Operaciones quirúrgicas del intestino delgado.
  • Celiaquía.
  • Quimioterapia.
  • Diabetes avanzada.
  • Anorexia o bulimia.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa no son específicos y pueden aparecer en una gran variedad de enfermedades gastrointestinales. Para sacarse la duda se debe ir al doctor para un diagnóstico correcto, sin embargo se puede sospechar de intolerancia a la lactosa si aparecen siempre los síntomas luego de ingerir, entre 30 minutos a 2 horas después, leche o derivados como yogur, helado o queso. Estos síntomas pueden ser:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor e hinchazón abdominal.
  • Flatulencias.
  • Heces pastosas o diarrea.
  • Enrojecimiento en el área perianal.

La sintomatología y la severidad del cuadro varía en cada persona. Esto depende de la cantidad de lactosa consumida y del grado de insuficiencia de la enzima lactasa de cada uno de los individuos.

Intolerancia a la lactosa: síntomas y tratamiento - Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Tratamiento para la intolerancia a la lactosa

No se necesita un tratamiento farmacológico para la intolerancia a la lactosa. El tratamiento se limita a la reducción del consumo de productos lácteos, lo que resulta suficiente para la gran mayoría de los casos.

Para esta enfermedad en un nivel más grave, en el cual el paciente necesita suspender totalmente el consumo de productos lácteos, existen productos como la leche sin lactosa o las alternativas vegetales como la de soja, almendras o arroz. Además se puede optar también por yogur sin lactosa y por el consumo en pequeñas cantidades de quesos curados, los que contienen una presencia muy baja de este azúcar y suelen ser bien tolerados, en pequeñas cantidades, por los pacientes con esta condición. En estos casos, es necesario incluir en la dieta alimentos ricos en calcio como tofu, salmón, sardinas, espinacas y brócoli, además el especialista indicará si es necesaria o no la ingesta de suplementos de calcio.

Adicionalmente se aconseja exponerse al sol en los horarios y con las precauciones recomendadas, para favorecer la absorción de la vitamina D. En algunos lugares se comercializan suplementos de lactasa que ayudan a digerir mejor los lácteos, pero se recomienda utilizarlos ocasionalmente para casos específicos, consultando siempre con un especialista antes de su consumo.

Intolerancia a la lactosa: síntomas y tratamiento - Tratamiento para la intolerancia a la lactosa

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Intolerancia a la lactosa: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Intolerancia a la lactosa: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Intolerancia a la lactosa: síntomas y tratamiento
1 de 3
Intolerancia a la lactosa: síntomas y tratamiento

Volver arriba