Compartir

Pérdida de audición: causas, síntomas y tratamiento

Por Jorge Andrés Caraballo, Odontólogo. 2 mayo 2017
Pérdida de audición: causas, síntomas y tratamiento

Con el paso de los años distintas partes de nuestro cuerpo empiezan a perder la capacidad de realizar sus funciones de manera eficiente, siendo algunos más relacionados que otros, como por ejemplo la pérdida de la agudeza visual y auditiva. Incluso las personas jóvenes cerca de los 30 años de edad pueden tener una pérdida muy sutil e imperceptible de la audición, lo cual se considera un proceso normal. Sin embargo, para algunas personas que desarrollan ciertas condiciones o quienes están predispuestos genéticamente a un mayor daño de las células del oído, la pérdida de la audición puede implicar una alteración de la calidad de la vida cuando llega hasta cierto punto.

Este artículo de ONsalus tiene como propósito ayudarte a identificar esta condición de forma oportuna para que modifiques los factores que puedan estar acelerando el proceso, brindándote toda la información respecto a la pérdida de audición: causas, síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Otosclerosis: síntomas y tratamiento

Pérdida de audición: causas

Existen distintas situaciones que pueden producir hipoacusia o la pérdida de la audición en una persona, el cual puede ser producido por la disminución de la llegada de las ondas de sonido al interior del oído, o por deterioro de las células que se encargan de transformar esas ondas de sonidos en impulsos nerviosos que serán interpretados por el cerebro.

Pérdida de la audición conductiva

En este tipo se agrupan las situaciones que disminuyen la llegada del sonido desde el exterior hasta el interior del oído a consecuencia de una obstrucción del canal auditivo. Lo más común es el acumulo de cerumen en el oído externo es la causa más común, pero también puede deberse a la obstrucción por objetos extraños atrapados en el oído, quistes, tumores, otitis, infecciones de oído y a la perforación del tímpano por distintos motivos.

Hipoacusia neurosensorial

Se debe a la degeneración de un grupo de células llamadas células ciliadas que se encuentran en el interior de un componente del oído medio llamado cóclea, las cuales son las responsables de transformar las ondas de sonido en impulsos nerviosos para ser interpretados por el cerebro.

Esto ocurre en todas las personas y es la causa de la pérdida de audición en personas mayores, pero puede acelerarse por una exposición prolongada a ruidos altos, por ejemplo en ambientes de trabajo ruidosos, conciertos y en quienes escuchan música elevada con o sin audífonos.

Algunas enfermedades como:

Son otras situaciones que pueden conllevar a la pérdida de la audición neurosensorial.

Pérdida de audición: causas, síntomas y tratamiento - Hipoacusia neurosensorial

Pérdida de la audición súbita

Con este término identifican ciertas situaciones que producen una pérdida rápida de la audición, a diferencia de la característica progresiva de las anteriores. Por lo general se relacionan más con las afecciones neurosensoriales, pero también puede deberse a una disminución conductiva. Las condiciones que por lo general producen pérdida súbita de la audición son:

  • Paperas
  • Sífilis
  • Meninigitis
  • SIDA
  • Tumores
  • Traumatismos
  • Trastornos inmunológicos
  • Problemas de circulación

Síntomas de la pérdida de audición

En ocasiones, la pérdida de la audición puede ocurrir tan sutilmente que pasa desapercibida hasta que está muy avanzada. Existen ciertas formas determinar si usted está sufriendo de pérdida de la audición mediante la evaluación de su conducta en ciertas situaciones, como por ejemplo si debe hacer un esfuerzo para entender lo que le dicen, en especial en ambientes ruidosos como autobuses o fiestas, necesidad de leer los labios de quien le habla o de pedir que le repitan las cosas varias veces y sentir que le hablan entre dientes, disminución de la percepción de ruidos del entorno como por ejemplo cuando suena el teléfono o el timbre o lo llaman desde lejos.

Las consecuencias de la pérdida de la audición también pueden tener un efecto sobre el estado emocional de las personas afectadas, produciendo:

  • Depresión
  • Baja autoestima
  • Aislamiento social

La hipoacusia puede ir acompañada también de dolor de cabeza, estrés y aumento de la tensión arterial.

Pérdida de audición: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas de la pérdida de audición

Pérdida de la audición: tratamiento

El tratamiento de la pérdida de la audición va a depender de la situación que la está causando. Cuando la pérdida es de origen conductivo, eliminar el elemento que está obstruyendo la vía auditiva va a mejorar mucho la condición. De entre estas, la más fácil de resolver es también la más común, que es la obstrucción por cerumen. Otras condiciones más complejas como quistes o tumores pueden requerir de procedimientos quirúrgicos, y las infecciones pueden ser tratadas con medicamentos antimicrobianos.

En el caso de las pérdidas neurosensoriales, debido a que ocurren a consecuencia del deterioro de las células no existe forma de recuperar la audición. Sin embargo, se puede indicar el uso de dispositivos que aumentan la recepción de los sonidos pueden mejorar la audición, y en algunos casos la cirugía puede mejorar parcialmente la condición.

Algunas personas sufren de una pérdida sensorial mixta, para la cual el tratamiento implica despejar el conducto auditivo y la implementación de audífonos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Pérdida de audición: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Pérdida de audición: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Pérdida de audición: causas, síntomas y tratamiento
1 de 3
Pérdida de audición: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba