Compartir

Mastoiditis: síntomas y tratamiento

Mastoiditis: síntomas y tratamiento

La mastoiditis es una complicación de las infecciones de los oídos que, en otro tiempo, era una de las principales causas de muerte en niños menores de 2 años debido a lo complicado que era resolverlo y a lo poco efectivo que pueden ser los antibióticos si se administran de forma incorrecta. Hoy en día, si bien su tasa de mortalidad no es tan alta como en otra época, sigue siendo motivo de preocupación, ya que puede producir procesos más delicados como por ejemplo una meningitis o causar pérdida de la audición parcial o total, por lo cual es importante reconocer rápidamente los signos y síntomas típicos de esta condición. En este articulo de ONsalus te explicaremos todo lo que necesitas saber respecto a la mastoiditis: síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Otitis: síntomas, causas y tratamiento

Qué es la mastoiditis

La mastoiditis es una infección de una parte del hueso del cráneo llamada apófisis mastoides que se encuentra justo por detrás de la oreja, y en donde se insertan varios músculos. La mastoides por dentro está llena de celdillas las cuales, en consecuencia a la mastoiditis, se inflaman e infectan, principalmente por bacterias de la familia de los estafilococos, produciendo así todos los síntomas.

La mayoría de los casos de mastoiditis afectan a los niños de 2 años o menores debido a que a esta edad las celdillas mastoideas siguen en desarrollo, y son causados por una infección de la parte media del oído llamada otitis aguda media. Esta infección puede entrar en contacto con el hueso del cráneo que corresponde con la mastoides y avanzar hacia este espacio.

Mastoiditis: síntomas y tratamiento - Qué es la mastoiditis

Síntomas de la mastoiditis

El síntoma mas característico de la mastoiditis es la inflamación de la región que hay justo detrás de la oreja, la cual se torna roja y produce un dolor en el oído que se puede extender hacia otras regiones de la cabeza. Esta inflamación es capaz de desplazar el pabellón de la oreja hacia afuera haciéndola más prominente.

Esta inflamación es consecuencia de la infección de la mastoides, lo cual además produce otros síntomas típicos de infecciones como por ejemplo fiebre o inflamación de ganglios linfáticos.

La formación de un absceso subperióstico es posible, así como la producción de secreciones del oído. Otros síntomas de la mastoiditis pueden ser la pérdida parcial de la audición del lado afectado y la inflamación de la membrana timpánica.

Cómo se diagnostica la mastoiditis

Existen varios procedimientos patológicos que se pueden confundir con una mastoiditis, como por ejemplo una celulitis postauricular, otitis externa severa, inflamación de los ganglios postauriculares, entre otras, por lo cual hacer un correcto diagnóstico es indispensable para que el tratamiento que se aplique sea el apropiado. El diagnóstico siempre se va a iniciar mediante un estudio de la historia clínica del paciente, donde se resaltarán los signos y síntomas que pudieran tener relación con la condición.

El método mas confiable para hacer el diagnóstico de una mastoiditis es el estudio radiográfico a través de una tomografía computarizada de la cabeza parabuscar evidencias de un cúmulo de pus en las celdillas mastoideas o de la destrucción de estas.

Además, si existen secreciones del oído, se puede tomar una muestra para su cultivo microbiológico y de esta forma determinar si las bacterias presentes son las que se relacionan con una mastoiditis, que por lo general son los estafilococos, y elegir un antibiótico efectivo contra el tipo de bacteria especifico.

Mastoiditis: síntomas y tratamiento - Cómo se diagnostica la mastoiditis

Tratamiento de la mastoiditis

Cuando una mastoiditis se deja sin tratar, existe mucho riesgo de que ocurran complicaciones bastante difíciles de resolver y que incluso pueden producir la muerte, como por ejemplo la destrucción de la mastoides, pérdida de la audición, parálisis facial e incluso meningitis y diseminación de la infección.

El tratamiento de elección para una mastoiditis suele ser la administración de antibióticos, sin embargo debido a la dificultad de estos de llegar a la región mastoidea, el tratamiento suele ser algo complicado. La administración, en un primer lugar, por vía intravenosa de antibióticos de la familia de las penicilinas suele ser efectiva, tras lo cual se puede continuar con una pauta de antibióticos orales. La administración de antibióticos a través de gotas para oídos también puede contribuir a la recuperación.

Cuando la terapia antibiótica no surte efecto después de un máximo de tres días, o cuando hay complicaciones como meningitis o infección intracraneal, es necesario recurrir a procedimientos quirúrgicos para eliminar la parte de la mastoides afectada, lo cual se conoce como mastoidectomía y así asegurar la eliminación del proceso infeccioso. Cuando existe la formación de un absceso subperióstico, es necesario hacer el drenaje de la lesión.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mastoiditis: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Mastoiditis: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
MARIA ANDREA DOMINGUEZ
buenas tardes
mi novio ha tenido historia con enfermedades del oido hace poco le diagnosticaron otitis y mostoiditis tiene un glanglio en cuello inflmado y le duele ya lleva tres dias con antoibioticos pero la molestia no cede quisira orientacion
Faustino Manchado Pascual
¿Uno de los síntomas de Mastoiditis pueden ser mareos y vértigos?
Aleix Cardona (Editor/a de ONsalus)
Hola Faustino, los vértigos y los mareos están muy relacionados con la salud auditiva, así que es muy posible que la mastoiditis curse con estos síntomas.

Mastoiditis: síntomas y tratamiento
1 de 3
Mastoiditis: síntomas y tratamiento

Volver arriba