Compartir

Por qué tengo sensación de hambre todo el tiempo

 
Por Aleix Cardona, Periodista especializado en salud y bienestar. 11 junio 2018
Por qué tengo sensación de hambre todo el tiempo

Tener hambre cuando no se ha comido es algo completamente normal, también lo es cuando hacemos ejercicio, en las mujeres embarazadas o cuando están en bajo el síndrome premenstrual. No obstante, si no hay una razón lógica que explique por qué tienes hambre todo el día es posible que sea porque algo no anda bien.

El hambre es la necesidad fisiológica de ingerir calorías, mediante las cuales obtenemos la energía. Los factores que la activan son distintos, y pueden ir desde el estrés, la dieta o algunas enfermedades. Es importante reconocer y saber cuál es la causa, de forma que puedas tratar ese problema y evitar que se agrave. ¿Por qué tengo sensación de hambre todo el tiempo? En el siguiente artículo de ONsalus te hablaremos sobre las posibles causas de ello.

También te puede interesar: Sucralosa: qué es y efectos secundarios

Por qué tengo tanta hambre últimamente: deshidratación

A menudo el hambre y la sed se suelen confundir, es por eso que mucha gente pica entre horas pensando que tiene hambre cuando la realidad es que lo que su cuerpo necesita es agua. Esta confusión se da en el hipotálamo, la zona del cerebro donde se regulan las emisiones de las señales de agua y sed. No obstante, cuando empieza a haber una deshidratación, el hipotálamo puede confundirse y, en lugar de mandar una señal de sed para que cojas una botella, te manda una señal de hambre que hace que te pongas a comer.

Es por eso que si últimamente tienes mucha hambre podrías empezar por analizar la cantidad de líquido que ingieres. Debes tener en cuenta que la cantidad de agua que se debe tomar por persona y día son 2,5 litros, cantidad que aumentará si hace mucho calor o si se practica deporte. Es por eso que si aún no lo haces deberías empezar a hacerlo.

Por qué tengo sensación de hambre todo el tiempo - Por qué tengo tanta hambre últimamente: deshidratación

Sensación de hambre todo el día por descansar mal

Cuando duermes poco o duermes y no descansas lo suficiente, tu cuerpo sufre algunos desajustes en la producción de hormonas que actuarán en tu contra, propiciando que tengas hambre. Por un lado, se producirá más grelina, una hormona que hará que aumente tu apetito, del mismo modo, también se reducirá la leptina, la hormona encargada de darte la sensación de saciedad.

Es por eso que si no duermes bien y esto se alarga por un tiempo te aparecerá esta sensación de hambre todo el día. Si no duermes bien estarás más fatigado y no podrás pensar con claridad. Para contrarrestarlo, tu cuerpo te empujará a comer para que coger energía. Es por eso que dormir como mínimo 7 horas cada día podrá ser la diferencia entre estar saciado o tener hambre.

Por qué tengo sensación de hambre todo el tiempo - Sensación de hambre todo el día por descansar mal

Tengo mucha hambre últimamente: ansiedad y estrés

El estrés y la ansiedad se pueden manifestar de muchas formas distintas. La realidad, es que muchas consultas al médico por problemas físicos o digestivos, dolores e incomodidades al final resultan tener una causa emocional, un estrés que se manifiesta en distintas zonas del cuerpo.

Cuando estamos estresados nuestro cuerpo entero se prepara para hacer frente a una amenaza. De este modo, se acelera el corazón, los músculos se tensan y se segrega adrenalina y otras hormonas. Entre estas encontramos el cortisol, también conocida como hormona del estrés, que cuando se encuentra en niveles altos provoca en el cuerpo una necesidad energética. En consecuencia, nuestro cuerpo genera un gran apetito, creyéndose que necesita comer cuando en realidad no. Además, hace que tengamos tendencia a comer cosas más grasientas o dulces, lo que se conoce como ansiedad por comer.

Sensación de hambre después de haber comido por alcohol

A pesar de que se conocen sobradamente los efectos negativos del alcohol para nuestra salud, lamentablemente, este tipo de bebidas aún están demasiado presentes en nuestra sociedad, siendo muchas veces una parte indispensable de la socialización. Pero más allá de los efectos del alcohol en el cerebro, existen otros efectos menos conocidos y que pueden afectar a nuestro apetito. Si sientes una sensación de hambre después de haber comido y has bebido alcohol, es posible que esa sea la causa que te la provoque.

Esto se debe a que, aunque sea líquido, el alcohol deshidrata nuestro cuerpo, por lo que lo que en realidad es una deshidratación, en nuestro cuerpo se confunde con el hambre. Lo óptimo sería que no consumieras alcohol, no obstante, de hacerlo, lo que debes hacer es consumir como mínimo la misma cantidad de agua o comer antes de empezar a beber.

Por qué tengo sensación de hambre todo el tiempo - Sensación de hambre después de haber comido por alcohol

Sensación de hambre por malos hábitos alimenticios

Dependiendo de lo que comemos nuestro cuerpo va a actuar de una forma u otra. No todos los alimentos se metabolizan igual, además, algunos de ellos pueden provocar desajustes en nuestro organismo. Del mismo modo, la forma en la que lo hacemos y el momento en el que lo hacemos también puede provocarnos sensaciones como la de tener hambre todo el día. A continuación te explicamos algunas de estas razones, hábitos alimenticios nocivos que deberías evitar:

Comer carbohidratos simples

Muchos snacks, sobretodo patatas y galletas se nos hacen irresistibles. A la que comemos una tenemos la necesidad de comer otra, y otra, y otra hasta que nos damos cuenta y nos hemos acabado el paquete entero. ¿Por qué sucede esto? No es solo porqué sean ricos, la razón es que los carbohidratos que vienen del almidón, que son carbohidratos simples, hacen que se disparen los niveles de azúcar en sangre. Pero tal y como los suben los vuelven a bajar con la misma velocidad, haciendo que nuestro cuerpo tenga la necesidad de comer y nos haga sentir hambre.

Lo que puedes hacer es sustituir los carbohidratos simples por los complejos que, a diferencia de los primeros, se mantienen mucho más estables en la sangre y son mucho más saludables para nuestro organismo.

Comer pocas grasas insaturadas

Del mismo modo que sucede con la proteína, la cantidad de grasa insaturada que comemos tiene mucho que ver con nuestros niveles de saciedad. Además, se trata de productos que comiendolos en las cantidades justas pueden ser muy buenos para nuestra salud. Algunos ejemplo son:

  • Aceite de oliva.
  • Aguacate.
  • Pescados azules.
  • Nueces.

Ten en cuenta que el porcentaje de las grasas insaturadas dentro del total de tu alimentación diaria debe estar entorno a un 20 o un 30%.

Saltarte comidas

Obviamente, si te saltas una comida vas a tener hambre, lo que mucha gente desconoce, es que ese hambre no va a desaparecer cuando vuelvas a comer, sino que se puede mantener por más tiempo. La razón es que al pasar horas sin comer se disparan los niveles de grelina, una hormona que, como ya hemos explicado es la que hace que el cerebro envíe las señales de hambre.

Esta es la razón por la que jamás debemos saltarnos el desayuno. Puesto que ya venimos de no comer durante la noche, si no comemos bien por la mañana nuestros niveles de grelina estarán descompensados y es más probable que cuando comamos lo hagamos de forma abusiva.

Tener siempre hambre: enfermedad

Además del estrés o la ansiedad, que ya hemos comentado en un apartado anterior, hay distintas enfermedades que pueden provocar un aumento del apetito y hacer que tengas siempre hambre. A continuación te explicamos cuáles pueden ser estas posibles causas:

¿Por qué tengo hambre a todas horas?

Aunque pueda parecerlo no es ninguna tontería y seguro que más de una vez has experimentado esta sensación. En el mundo en el que vivimos, inundados por publicidad de forma permanente, estamos constantemente expuestos a fotografías, vídeos y anuncios de suculentas y apetitosas comidas. Enciendes el televisor y hay un anuncio de helados, vas con el coche y te encuentras una valla publicitaria de pizza, navegas por Internet y tienes que ir esquivando los vídeos de recetas, etcétera.

Los estudios que se han hecho al respecto demuestran que mirar estos tipos de anuncias hace que aumente la grelina, la hormona encargada de despertarnos el hambre. De hecho, el simple hecho de mirarlos provoca unos efectos parecidas a olfatearla, es decir, la boca saliva, el estómago se contrae y empiezan el típico ronroneo del hambre.

Entendemos que es imposible aislarnos del mundo, no obstante, sabiendo que esto sucede podemos convencernos de lo que nos pasa no es real, que no tenemos necesidad real de comer aunque nuestro cerebro se lo crea.

Termino de comer y tengo hambre: medicación

Hay ciertas medicinas que pueden aumentarnos las ganas de comer, haciendo que vivamos con hambre perpetua. Es por eso que si hace poco que te estás medicando o te han cambiado los fármacos puede ser que ese sea el motivo de que tengas hambre todo el día. Algunos de los medicamentos que pueden provocarte este efecto secundario son:

  • Medicamentos antidepresivos como la sertralina o la paroxitina.
  • Corticoesteroides como la prednisona,

Si estás tomando alguno de estos medicamentos y a pesar de acabar de comer sigues teniendo hambre consulta con tu médico para ver si es posible que te cambie la medicación.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué tengo sensación de hambre todo el tiempo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación.

Escribir comentario sobre Por qué tengo sensación de hambre todo el tiempo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué tengo sensación de hambre todo el tiempo
1 de 4
Por qué tengo sensación de hambre todo el tiempo

Volver arriba