Compartir

Sensación de calor en las piernas: causas y tratamiento

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. Actualizado: 2 enero 2020
Sensación de calor en las piernas: causas y tratamiento

A medida que se avanza en edad, pueden aparecer algunos signos o síntomas en las piernas que indican la presencia de enfermedades e incluso de alteraciones en el organismo. La sensación de calor en las piernas puede indicar la presencia de una afección en los vasos sanguíneos que irrigan las piernas y los pies. Esto se presenta por diferentes causas, entre las que destaca el estrechamiento de las arterias, que disminuye el flujo sanguíneo, generando lesión en los diferentes tejidos que las rodean.

En este artículo de ONsalus, conocerás mucho más acerca de la sensación de calor en las piernas: causas y tratamiento.

Sensación de calor en las piernas: causas

La sensación de calor en las piernas es el inicio de una arteriopatía periférica. Esta alteración se caracteriza porque las piernas no reciben un flujo de sangre suficiente que cubra con sus demandas, por lo que ocasionará la aparición de síntomas que indicarán la aparición de la enfermedad y limitará la actividad física. Esto se debe al estrechamiento de los vasos sanguíneos.

Esta enfermedad puede generar, si no es tratada a tiempo, acumulación de grasa en las arterias, lo que se conoce como arterioesclerosis, trayendo como consecuencias la disminución del flujo sanguíneo a órganos vitales, como el corazón y el cerebro, además de a los miembros inferiores.

Entre las causas que ocasionan arteriopatía periférica, se encuentran:

  • La causa más frecuente es la arterioesclerosis, la cual sucede debido a la presencia de una placa ateromatosa en la pared de las arterias, lo que contribuye a la disminución de la luz del vaso reduciendo, así, el flujo sanguíneo. Como consecuencia, disminuirá el riego sanguíneo a los miembros inferiores.
  • Trombosis venosa profunda: es otra alteración que puede dar origen a la aparición de sensación de calor en las piernas. Se produce debido a la formación de un coágulo de sangre conocido como trombo. Esto puede ocurrir en una o en más venas profundas, tiende a evidenciarse especialmente en las piernas y puede aparecer después de una cirugía por la inamovilidad prolongada o después de un accidente, en casos donde se permanece por mucho tiempo en la cama. En algunos casos, puede ser de gravedad, pues existe el riesgo a que se ocasione una embolia pulmonar.
  • Síndrome de piernas inquietas: también llamada enfermedad de Willis­-Ekbom, es un trastorno neurológico que se caracteriza por una necesidad urgente e incontrolable de mover las piernas cuando se está descansando, además de molestias en las piernas y sensación de pesadez. Esto puede presentarse cuando el paciente está por un buen tiempo sentado o acostado.
  • Inflamación de los vasos sanguíneos: esto se conoce como una vasculitis, la cual se puede originar por una infección, la ingesta de un medicamento o por una enfermedad. Esta inflamación puede afectar a arterias, venas y capilares, dando origen a la estrechez del vaso, lo que produce disminución del flujo sanguíneo a nivel del organismo, en especial, de los miembros inferiores.
  • Lesión de las extremidades: ocasionada por traumatismo, puede dar origen a la lesión de un vaso, en este caso arterial, que genera la alteración en la irrigación de los miembros inferiores.
  • Defectos anatómicos en los ligamentos o los músculos: la presencia de defectos anatómicos puede causar deformación en los vasos sanguíneos. Esto hace que se disminuya el flujo de sangre a los miembros inferiores y hacia otros sitios del cuerpo, originando la sensación de calor en las piernas.

Factores de riesgo de la arteriopatía periférica

Existen factores que aumentan el riesgo de padecer sensación de calor en las piernas, además de otras alteraciones producto de una enfermedad arteriopatía periférica, como:

  • Diabetes.
  • Colesterol alto.
  • Presión arterial elevada.
  • Obesidad.
  • Personas mayores de 50 años.
  • Tabaquismo.
  • Antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular, accidentes cerebrovasculares o enfermedad arterial periférica.
  • Niveles elevados de homocisteína, es un componente de la proteína que contribuye a crear y mantener el tejido.

Sensación de calor en las piernas: síntomas asociados

En la gran mayoría de las ocasiones que se presenta esta patología, no se evidencian síntomas o son leves, sin embargo, pueden aparecer algunos de los siguientes:

  • Presencia de calor en ambos miembros inferiores.
  • Calambres dolorosos en los muslos o pantorrillas después de caminar, así como también tras realizar cualquier actividad física, en especial, durante la noche.
  • Debilidad o entumecimiento de ambos miembros inferiores.
  • Cambio de coloración en las piernas.
  • Sensación de frío en la pierna o en el pie.
  • Pérdida del vello o crecimiento lento del mismo en las piernas.
  • Pulso débil o pérdida del mismo en las piernas y los pies.
  • Se puede apreciar la piel brillante en ambas piernas.
  • Presencia de úlceras en la piel de las piernas, la cual se vuelve difícil de cicatrizar.
  • Disfunción eréctil en los hombres.

En la medida que progrese esta enfermedad, puede presentarse dolor en ambas piernas en reposo.

Tratamiento para la sensación de calor en las piernas

Para tratar la enfermedad arterial periférica que da origen a la sensación de calor en las piernas, se debe acudir al médico, quien dirigirá el tratamiento a:

  • Controlar los síntomas, como el dolor y la sensación de calor y hormigueo en las piernas.
  • Disminuir el riesgo de sufrir un infarto o accidente cerebrovascular producto de la arterioesclerosis.
  • El médico indicará tratamiento de acuerdo a los antecedentes que presentes o la enfermedad que padezcas.
  • Si padeces de colesterol alto, lo indicado por el médico serán las estatinas, ya que ayudan a controlar los niveles de colesterol y evitar complicaciones.
  • Si sufres de hipertensión arterial, prescribirá los medicamentos antihipertensivos para controlar la presión arterial.
  • Los pacientes que padezcan de diabetes, el médico especialista indicará medicamentos para controlar el azúcar en sangre, además de recomendar una dieta baja en carbohidratos.
  • Esta enfermedad ocasiona disminución del flujo de sangre, por lo que el médico recomendará remedios para prevenir los coágulos de sangre. De esta manera, se fluidificará y llegará mucho más fácil a través de las arterias. Medicamentos como la Aspirina o el Plavix son la primera elección.

En pacientes mucho más graves, el médico recomendará resolución quirúrgica como:

  • Angioplastia: este procedimiento consiste en tratar el vaso afectado. Se reabre la arteria permitiendo un mejor flujo de sangre. También se puede instalar una malla llamada Stent para que se mantenga abierta.
  • Bypass: en esta cirugía, por medio de un injerto, se realiza un vaso sanguíneo de tejido artificial con la finalidad de que fluya mejor la sangre.
  • Terapia trombolítica: cuando existe la presencia de un coágulo que obstruye la arteria, el especialista se encargará de indicar el tratamiento con el que se disolverá el coágulo, permitiendo así que se restituya el flujo sanguíneo.

Si deseas mejorar esta alteración debes practicar a diario una rutina de ejercicios, dejar de fumar o inclusive acudir de forma regular a tu médico en caso de que aumente la sensación de calor en las piernas o cualquiera de los síntomas que acompañan a esta enfermedad.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sensación de calor en las piernas: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Sensación de calor en las piernas: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Sensación de calor en las piernas: causas y tratamiento
Sensación de calor en las piernas: causas y tratamiento

Volver arriba