Compartir

Embarazo psicológico : síntomas, causas y tratamiento

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. Actualizado: 11 abril 2018
Embarazo psicológico : síntomas, causas y tratamiento

El embarazo psicológico es una condición que hasta la fecha no deja de sorprender incluso a expertos médicos que lo han estudiado durante años. En esta patología intervienen de manera directa factores hormonales y psicológicos, siendo las hormonas las principales responsables de que la mujer experimente una serie de síntomas tan propios de un embarazo real, que cuesta creer que nada sea verdad. Las mujeres que son más propensas a desarrollar un embarazo psicológico son aquellas que han sido catalogadas como estériles, también aquellas féminas que están en edad avanzada y ya les resulta imposible concebir.

El embarazo psicológico no es una enfermedad, es un problema que desencadena la mente de la mujer y que comprueba el poder de la misma sobre nuestro cuerpo, puesto que nada tiene que ver con una deficiencia física u hormonal que necesitan una atención ginecológica, es simplemente un trastorno que ocurre principalmente cuando la mujer desea más que nada ser madre y no puede.

Esta condición también es más común en mujeres que presentan problemas para expresar sus emociones, angustias y preocupaciones, permitiendo que el organismo proyecte estos sentimientos a través del cuerpo. Hasta los momentos, el apoyo de los seres queridos y la terapia psicológica, son la única manera de hacer frente a una situación tan delicada como esta. Si quieres saber más acerca del embarazo psicológico: síntomas, causas y tratamiento, te invitamos a leer este artículo de ONsalus.

Generalidades sobre el embarazo psicológico

  • Se presentan entre uno y seis casos de embarazos psicológicos por cada 22 mil embarazos.
  • Se puede dar en humanos y en animales y los primeros embarazos psicológicos datan de el año 300 AC.
  • No es una condición exclusivamente femenina, sí, el embarazo psicológico también puede ocurrir en hombres cuya pareja está embarazada y este, para protegerla y participar tanto como sea posible, comienza a sentir los síntomas del embarazo.
  • Aún no existe una causa lógica que explique dicho suceso, por lo que se considera que todo es cuestión de sugestión.

¿Qué mujeres pueden desarrollar embarazo psicológico?

  • Mujeres que desean ser madres: a menudo ocurre en mujeres que están casadas por segunda vez y desean complacer a su nueva pareja con un hijo.
  • Mujeres menopáusicas: la menopausia es el fin de la fertilidad femenina y con su llegada muchas féminas aumentan el deseo de concebir porque saben que es imposible.
  • Mujeres muy jóvenes y solteras: presentan embarazo psicológico por el miedo irracional a quedar embarazada.
  • Mujeres involucradas en el embarazo de otra mujer: usualmente pasa con chicas de una misma familia, por ejemplo cuando una de las hermanas está embarazada y la otra comienza a experimentar sensaciones similares.

Síntomas del embarazo psicológico

Los síntomas del embarazo psicológico pueden ser muy parecidos a los del embarazo normal, y es que la situación psicológica de la mujer, ya sea por miedo o deseo de concebir, es capaz de hacer que el cuerpo proyecte algunos o todos los síntomas del proceso de gestación. Los síntomas más comunes del embarazo psicológico son:

  • Interrupción de la menstruación o fluido escaso.
  • Agrandamiento de los pechos que, incluso, pueden llegar a llenarse y botar leche.
  • Ablandamiento del cuello uterino.
  • Aumento de la areola mamaria y cambios en su tonalidad.
  • Aumento del abdomen.
  • Aumento de peso superior al de un embarazo real.
  • Oscurecimiento de la piel.
  • Náuseas y acidez.
  • Antojos y aumento del apetito.
  • Columna lumbar curvada hacia adentro.
  • Problemas para dormir.

La mejor manera de diferenciar un embarazo psicológico de uno real es acudiendo al ginecólogo para que realice exámenes en los que se demuestre la ausencia del latido fetal o ultrasonidos o ecos abdominales en los que se evidencia la ausencia del feto. Cuando esto ocurre y el médico informa a la mujer que no está embarazada, es común que esta acuda a visitar a otros médicos para que le corroboren que su embarazo sí es real, lo cual puede empeorar sus síntomas y hacerle creer aún más que sí está embarazada.

En estos casos, solo una de cada 100 mujeres con embarazos psicológicos llega a tener un "parto" en el cual su cuerpo es capaz de sentir los dolores de las contracciones y, por si aún tienen dudas del poder de la mente, la mujer puede llegar incluso a romper aguas.

Embarazo psicológico : síntomas, causas y tratamiento - Síntomas del embarazo psicológico

Causas del embarazo psicológico

La mayoría de los embarazos psicológicos se deben precisamente a causas psicológicas como el miedo a embarazarse o el deseo excesivo por concebir en la mujer que lo presenta. La personalidad y ciertas etapas de la vida también pueden ser desencadenantes de esta condición. Por lo general, las causas más comunes son:

  • El deseo inmenso de ser madre. Esto es muy común en mujeres estériles, con problemas de fertilidad, menopáusicas, que han tenido más de un aborto o que han perdido a un hijo.
  • Depresión en mujeres que son muy sensibles al tema del embarazo.
  • Problemas de pareja. Hay mujeres que creen que tener un hijo será el remedio para no perder a su pareja o para resolver los problemas del matrimonio.
  • Temor. Las mujeres jóvenes que inician su vida sexual pueden tener pavor a quedar embarazadas, lo cual les lleva a ser traicionadas por su miedo y a experimentar lo que más temen: un embarazo, pero de mentira.
  • Solidaridad. Hombres y mujeres cercanas a una mujer embarazada pueden tener tanto deseo de participar en dicho embarazo que son capaces de presentar algunos síntomas del embarazo real.

Cuando un pensamiento, miedo, idea o deseo psíquico ocasiona síntomas físicos se habla de que el cuerpo está somatizando las emociones a través del organismo. El embarazo psicológicos es una gran prueba de ello, donde la mente, que está totalmente convencida de que un bebé viene en camino, hace que el cuerpo reaccione experimentando los síntomas de un embarazo real, generando un aumento de estrógenos y prolactina, hormonas que crean el siguiente círculo vicioso: si tengo síntomas de embarazo, estoy embarazada y no importa lo que digan los ecos o los exámenes ginecológicos. Este encadenamiento emocional en el que se ve atrapada la persona puede llegar a comprometer de manera considerable su estado emocional cuando por fin acepte que su embarazo no es real.

Embarazo psicológico : síntomas, causas y tratamiento - Causas del embarazo psicológico

Tratamiento del embarazo psicológico

Tratar el embarazo psicológico es una tarea muy difícil, porque no es una enfermedad ni tampoco existe una pastilla que haga entrar en razón a la persona y comprenda que todo ha sido producto de su mente, de sus deseos, de sus miedos. Resulta difícil hacer entender a una mujer que tiene el abdomen crecido, que presenta náuseas y que sus pechos botan leche que todo es mentira y que no hay un bebé dentro de su vientre. Por lo tanto el trabajo para esta condición debe ser más de apoyo emocional y ayuda terapéutica que de ingesta de medicamentos o terapias especiales.

  • Lo primero que se debe hacer es comprobar que el embarazo no es real. La mejor manera de hacerlo es a través de una prueba sanguínea o un eco abdominal, ya que las pruebas de orina pueden dar positivas por una alteración hormonal del embarazo psicológico. Algunas féminas apenas conocen el resultado falso, dejan de experimentar los síntomas y caen en la resignación.
  • El tratamiento psicológico es de gran ayuda para tratar los problemas emocionales que puede desencadenar el embarazo psicológico, así como para ayudar a la mujer a entender por qué su mente fue capaz de vivir todo eso y aceptar que nada fue real. Por ser un trastorno psicológico, se puede determinar en terapia cuál fue el origen del embarazo falso: miedo, depresión, dependencia a la pareja, entre otros. En algunos casos la persona deberá tomar antidepresivos para mejorar su estado de ánimo.
  • El apoyo es fundamental para quien ha atravesado un embarazo psicológico. Hablar con personas que han vivido lo mismo, desahogar las emociones, contar la experiencia vivida, comprender por qué sucedió el embarazo psicológico, aceptar el poder de la mente y sentirse acompañada, apoyada y querida es vital para que la mujer supere el embarazo psicológico.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Embarazo psicológico : síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Embarazo psicológico : síntomas, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Rosanna
Hola ,tengo 40 años y estoy ligada ,mi menstruación casi siempre se me adelanta unos 3 o 4 días ,este mes se me atrazo 5días aunque tuve relaciones en mis dias fertiles .
Lo raro es que hace dos semanas ,estoy con náuseas todo el tiempo y vómitos ,lo mas raro es que soy fumadora de 10 y hasta 20 cigarrillos diarios y justo en este período de vómitos ahora me da asco el cigarro .
Mi pregunta es que si se puede deber a alguna enfermedad estos síntomas ,muchas gracias
elizabeth Zepeda Espíndola
En un embarazo psicológico es posible que en un análisis de sangre salga positivo

Embarazo psicológico : síntomas, causas y tratamiento
1 de 3
Embarazo psicológico : síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba