Compartir

Embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias - con fotos

Por Irene Juste. Actualizado: 11 abril 2018
Embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias - con fotos

El embarazo es un momento de la vida que muchas parejas esperan, pero son muchas las dudas que se pueden tener al respecto y las complicaciones que pueden aparecer. Por ello, es muy recomendable pedir ayuda a un médico especialista, tanto para que realice pruebas previas si es necesario como para que controle el avance de la gestación, así como el desenlace. Hoy en día, cada vez son más las parejas que buscan directamente este asesoramiento y ayuda y, de este modo, se informan bien de todo lo necesario dese el primer momento.

Una de las cosas básicas que hará este especialista por ti es comprobar tu salud e informarte del buen avance de la gestación, así como de cualquier contratiempo o problema que pueda surgir. Por ejemplo, si se diera un embarazo ectópico o un embarazo molar o hidatiforme. Este último es menos conocido que el ectópico y quizás también es menos común , pero conviene informarse sobre ello. Por esto, en este artículo de ONsalus vamos a explicarte todo sobre el embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias, así como su definición exacta, el posible tratamiento y también te mostraremos algunas fotos de imágenes ecográficas.

También te puede interesar: Sangrado en el embarazo: causas

Qué es un embarazo molar - causas

Un embarazo hidatiforme o molar, también conocido como mola, mola hidatiforme o enfermedad trofoblástica gestacional (ETG), es un problema producido por una anomalía en la placenta y esta se produce en el momento de la fecundación. Existen datos recientes de estudios realizados que informan de que estos embarazos son raros que informan y que, por ejemplo en el caso de Estados Unidos, aproximadamente 1 de cada 1.500 embarazos es molar o hidatiforme.

La anomalía que se da en la fecundación es un error genético que hace que crezca tejido anormal en el útero, en vez de gestarse un embrión, de hecho, no es imposible que haya un embrión pero rara vez lo hay y mucho menos se desarrolla. El aumento y crecimiento de este tejido anormal es mucho más rápido que la formación y desarrollo de un feto.

Para quienes se preguntan cómo es un embarazo molar en una ecografía, este se puede definir como una colección o agrupación de tamaño importante y de forma aleatoria de células, generalmente parecido a un racimo de uvas. Además, existe más de un tipo, tal y como veremos en el siguiente apartado.

Factores de riesgo de un embarazo hidatiforme

Además, los mismos estudios que afirman que esta anomalía es rara también indican que los factores de riesgo, que implican tener más probabilidades de padecer este problema, son los siguientes:

  • Tener menos de 20 años
  • Tener más de 35
  • Haber tenido 2 o más abortos espontáneos
  • Haber padecido previamente un embarazo de este tipo
Embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias - con fotos - Qué es un embarazo molar - causas

Tipos de embarazo molar

Como comentábamos antes, existen dos tipos de embarazo molar o de mola hidatiforme. Esta es la clasificación de este tipo de embarazos:

Embarazo molar completo

Los completos suceden cuando un espermatozoide fecunda a un óvulo y se produce un error genético, normalmente debido a que el óvulo está "vacío", por ello no se puede formar un embrión pero la placenta sí crece y se produce la hCG u hormona del embarazo. En la ecografía se podrá comprobar que no hay feto y que solo se ve la placenta y, si ya ha pasado un tiempo, una agrupación de células en forma de racimo. Se le llama completo porque en este caso solo hay mola.

Embarazo molar parcial

A veces, se da el caso de que no se desarrolla solo la mola, sino que también hay un embrión. Esto sucede cuando el fallo genético no ha sido que el óvulo estuviera vacío. Por lo tanto, cuando es parcial es porque no solo hay células anormales de la mola, sino que también hay un feto en desarrollo. El problema continua porque este embrión se desarrollará con graves defectos y podrá verse en las ecografías. Sin embargo, nunca llegan a crecer del todo y nacer, pues la masa de células anormales crece mucho más rápido e impide que el embrión siga desarrollándose.

En la foto de abajo se puede ver la ecografía de un embarazo molar o mola hidatiforme.

Embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias - con fotos - Tipos de embarazo molar
Imagen: saby-rt.ru

Síntomas de un embarazo molar

Muchas mujeres se preguntan "¿cómo saber si tengo un embarazo molar?" o "¿cuáles son los signos?" para así saber cuándo ir al médico. Estos son los principales signos y síntomas de un embarazo hidatiforme:

  • Náuseas y vómitos (hiperémesis gravídica) más fuertes que las típicas náuseas matinales
  • Hipertensión
  • Sangrado oscuro intermitente
  • Sangrado vaginal o hemorragia
  • Incomodidad en la zona pélvica
  • Notar falta de movimiento fetal
  • Hormona del embarazo o hCG demasiado elevada
  • Hipertiroidismo
  • Tamaño anormal del útero, demasiado grande o pequeño para el tiempo gestacional
  • Crecimiento del útero, y visiblemente de la barriga, demasiado rápido
  • Ovarios agrandados
  • Embolia pulmonar
  • Síntomas de preeclampsia temprana
  • Formación de células de tejido fino en forma de racimo visibles en la ecografía
  • Expulsión de parte de este tejido
  • Falta de sonido de movimiento y latido fetal en la prueba de sonograma.

Así, son muchos los signos que pueden alertarnos a nosotros y a los especialistas de que hay algún problema en la gestación y que puede tratarse de este en concreto. Además, una de las dudas más comunes al respecto es si un embarazo molar tiene latido o no y, como hemos visto, no hay latido.

Cómo detectar un embarazo molar – diagnóstico

Además de tener en cuenta los síntomas básicos que puede sentir la mujer y que acabamos de mencionar, los doctores pueden detectar y diagnosticar un embarazo de este tipo a través de pruebas como hemos comentado en la lista de síntomas anterior.

Concretamente, pueden hacer un examen pélvico que muestre un tamaño del útero distinto al esperado para el tiempo de gestación, un agrandamiento de ovarios y niveles demasiado altos de hCG.

Asimismo, en la ecografía detectarán la formación en racimo de células anormales y la falta de embrión. Además, en la prueba del sonograma, que es un ultrasonido que sirve para detectar imagen y sonidos y comprobar, de este modo, por ejemplo si hay latidos y, en este caso, se confirmará que no hay.

En la imagen de debajo también podemos ver otra ecografía de un embarazo molar.

Embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias - con fotos - Cómo detectar un embarazo molar – diagnóstico
Imagen: gambaroke.com

Tratamiento de un embarazo molar

El tratamiento de un embarazo en el que hay mola suele ser simple, ya que en la gran mayoría de los casos el tejido anormal es expulsado de forma natural y espontánea. Los doctores pueden realizar un raspado o legrado, en el que se extraerá cualquier resto de este tejido que pudiese quedar y se sanará el útero, aunque otras veces recetan medicamentos específicos para ello. Es importante eliminarlo por completo ya que de lo contrario, estas células volverán a crecer.

Un elevado porcentaje de mujeres (aproximadamente un 90%) que ya han eliminado la mola no necesitan más tratamiento, tan solo el reposo y los cuidados de recuperación requeridos. Normalmente se realiza un seguimiento durante los siguientes meses de los niveles de la hormona hCG.

Generalmente, lo más recomendable es que no se intente un nuevo embarazo hasta un año después de haber superado este problema gestacional. Para ello, se puede usar cualquier tipo de anticonceptivo, sin embargo se desaconsejan los dispositivos intrauterinos.

Embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias - con fotos - Tratamiento de un embarazo molar

Consecuencias del embarazo molar

Muchas mujeres y sus parejas se preguntas cuáles pueden ser las consecuencias de un embarazo hidatiforme, algo completamente normal. Así, las consecuencias principales son las siguientes:

  • La ausencia de embrión o bien la inviabilidad de este.
  • El hecho de vivir este tipo de experiencias puede ser traumático para algunos por lo que se recomienda consultar a los especialistas.
  • Tener que evitar buscar un nuevo embarazo en al menos un año.
  • Tener más riesgo de volver a padecer mola que otras mujeres que nunca la han tenido.

Cómo evitar un embarazo molar

No existe ninguna forma de evitar las molas del todo, tan solo se pueden seguir consejos para reducir las posibilidades de que suceda y, ante todo, llevar una vida saludable y acudir a las revisiones médicas periódicas.

por ejemplo, uno de los motivos por los que se cree que puede suceder este error genético es que haya, aparte de predisposición genética, una alimentación deficiente en proteínas, lo cual fácilmente puede producir defectos en la ovulación. Por este motivo, se considera que tener una alimentación equilibrada en la que se incluya suficiente proteína animal, así como vitamina A, ayudará a prevenir este problema.

Asimismo, si se trata de una mujer que ya lo ha sufrido antes, una forma de prevenirlo es esperar al menos un año, como ya se ha comentado, pero esto tan solo reducirá las probabilidades.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias - con fotos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias - con fotos

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
wilmari
yo pase por esoy tuveentre la vida y la muerte ya paso2meses y el medicom digo q fuera semanal que paaria si tengo 2meses q n voy al medico desps d aver pasado xx eso
Laura
Deseo recibir su newsletter. Gracias 

Embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias - con fotos
Imagen: saby-rt.ru
Imagen: gambaroke.com
1 de 5
Embarazo molar: causas, síntomas y consecuencias - con fotos

Volver arriba