Compartir

Infección por levaduras durante el embarazo

Infección por levaduras durante el embarazo

El embarazo es un tiempo durante el cual podrás experimentar algunos problemas que nunca antes habías tenido, como por ejemplo la candidiasis vaginal. Aunque no tengas antecedentes de infección por levaduras, puedes desarrollarla durante el embarazo, especialmente en el primer y segundo trimestre.

Para la mayoría de los problemas relacionados con el embarazo, los cambios hormonales suelen ser considerados directamente responsables. En algunos casos, estos cambios hormonales pueden ser los culpables de que se sufra una infección. ¿Quieres conocer las causas, las consecuencias y el tratamiento de esta condición? En el siguiente artículo de ONsalus te hablamos acerca de la infección por levaduras durante el embarazo.

Infección por levaduras en el embarazo: causas

Durante el embarazo, los fluidos vaginales sufren muchos cambios químicos, y estos cambios en las secreciones pueden producir infecciones. Es normal que los niveles de azúcar en sangre estén como en una montaña rusa, y estas fuertes variaciones pueden promover el crecimiento de las células de la levadura en la vagina. Las células de levadura necesitan azúcar para alimentarse, y cuando sus niveles de azúcar son elevados, las células se encuentran en un perfecto caldo de cultivo. La infección por levaduras en el embarazo puede ser multifactorial, es decir, que se puede deber a una serie de condiciones a la vez. A continuación te explicamos algunas de estas posibles causas:

  • Las alteraciones hormonales de la época del embarazo o de la ingesta hormonal.
  • La ingesta de antibióticos o esteroides.
  • Los niveles altos de azúcar, algo habitual en la mujer embarazada.
  • Las duchas vaginales.
  • El coito, el semen y la sangre.

Candidiasis en el embarazo: síntomas

Los síntomas de la candidiasis en el embarazo son varios, a continuación te explicamos algunos de los más habituales:

  • Las secreciones vaginales como el flujo aparecen de color blaquecino y con una textura parecida a la del requesón.
  • El olor del flujo puede recordar al del pan o la levadura.
  • En otros casos, el flujo puede ser de color amarillo o verdoso y la textura también es parecida a la del requesón.
  • La cantidad de flujo es más abundante.
  • Los labios vaginales se ven enrojecidos.
  • Aparece picazón e irritación en los labios vaginales.
  • Aparece ardor vaginal a la hora de orinar y cuando se mantienen relaciones.

No obstante, esto no significa que si aparecen estos síntomas signifique que sufres una infección por levaduras. Estos mismos síntomas también se manifiestan en condiciones como:

Es por eso que ante la aparición de estos síntomas es indispensable visitar a tu ginecólogo para que examine tus secreciones vaginales para poder diagnosticar qué tipo de infección padeces y poder tratarla adecuadamente.

Candidiasis en el embarazo: riesgos

No tienes que preocuparte en exceso, la infección por levaduras suele ser una cosa de los más normal en el embarazo como consecuencia del aumento de estrógenos y de los cambios en los niveles de azúcar de la sangre. Si lo detectas y los tratas correctamente, esta condición no te afectará ni a ti ni al estado de salud del bebé.

Realmente, no se ha demostrado que exista ningún riesgo para el bebé mientras lo estás gestando, eso sí, sí que es posible que se pueda contagiar durante el parto, de ahí que se deba tratar con rapidez. No obstante, no existe ningún riesgo de sufrir un parto prematuro o un aborto involuntario, ni de que el bebé se contagie a través del cordón umbilical.

Hongos en el embarazo: tratamiento

Las infecciones por levaduras pueden producirse por las duchas vaginales, las relaciones sexuales e incluso como resultado del consumo de algunos antibióticos. No te preocupes en exceso, este tipo de infecciones no suelen causar ningún daño al embarazo. Sin embargo, conseguir que se trate a tiempo es muy importante. Trate de no utilizar cualquier medicación para que desaparezca la infección sin el consentimiento de tu médico.

Es muy posible que tu médico te recete tratamientos tópicos que vengan en forma de polvos, cremas y supositorios. Los medicamentos orales pueden ser prescritos sólo en ciertos casos extremos, donde el malestar es muy alto. La mayoría de estos medicamentos, tratan la infección sin “pasar” por el bebé. Aunque algunos de estos medicamentos se pueden adquirir sin receta, recuerda que nunca se debe correr el riesgo de la automedicación durante el embarazo.

La automedicación nunca es recomendable, pero en un momento como el embarazo, cuando 2 vidas dependen de tu acción, es más importante que nunca que cualquier decisión que tomes sea respaldada por la opinión de un médico.

Prevención de la candidiasis vaginal

Más allá del tratamiento médico, hay una serie de medidas que debes tener en consideración para prevenir la aparición de la candidiasis vaginal, sobretodo en el caso de que las infecciones sean recurrentes:

  • Usa ropa interior de algodón, que transpire y que no te vaya muy ajustada.
  • Mantén una higiene íntima regular y correcta.
  • Después de lavarte, sécate el área genital a consciencia.
  • Cuando defeques, límpiate siempre de adelante hacia atrás.
  • Cuando nades dúchate de forma inmediata y sácate la ropa húmeda lo más rápido posible.
  • No utilices nunca duchas vaginales.
  • No utilices aerosoles, toallas sanitarias, papel higiénico perfumado o de color y tampones con desodorante.
  • Limita al máximo el consumo de azúcar.
  • Descansa las horas necesarias.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Infección por levaduras durante el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Infección por levaduras durante el embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Infección por levaduras durante el embarazo
1 de 3
Infección por levaduras durante el embarazo