Compartir

¿Es malo comer dulces durante el embarazo?

¿Es malo comer dulces durante el embarazo?

Siempre se ha dicho que cuando no puedes hacer algo por algún motivo, te entran más ganas de hacerlo. Sea lo que sea. Lo mismo sucede durante el embarazo, época de la vida en la que se deben cambiar ciertos hábitos, lo cual en algunos casos puede costar mucho. Lo principal es llevar una alimentación sana sin excesos ni caprichos gastronómicos, ya que podrían ser perjudiciales, especialmente si se consumen con frecuencia.

Los dulces no son aconsejables durante el embarazo, pero lo cierto es que todas las mujeres terminamos cayendo en la tentación en algún momento de la gestación. Por mucho que no se recomiende comer dulces durante el embarazo, lo cierto es que uno no hace daño a nadie, pero uno. Chocolate, pasteles, bollería industrial, refrescos..., todo ello debe limitarse durante la gestación para evitar complicaciones como el padecimiento de la diabetes gestacional. En el siguiente artículo de ONsalus respondemos a la pregunta de: ¿es malo comer dulces durante el embarazo?

Consecuencias de comer mucho azúcar en el embarazo

Comer muchos dulces en el embarazo no solo afectará al peso de la futura mamá, sino que también tiene consecuencias muy negativas tanto para la salud de la gestante como para la del bebé.

Se ha señalado que tener índices de glucemia elevados durante el embarazo puede aumentar el riesgo de sufrir complicaciones durante la gestación y en el momento de dar a luz. Entre estas posibles complicaciones, se encuentran las siguientes:

  • Bebés que nacen con un tamaño mayor.
  • Bebés que sufren den hipoglucemia durante los primeros días de vida.
  • Aumentan las probabilidades de tener un parto por cesárea.
  • Más riesgo de que sufrir lesiones en el canal del parto.

Por otro lado, una de las consecuencias de comer mucho dulce durante el embarazo más peligrosas es el padecimiento de diabetes gestacional, la cual constituye una de las afecciones más comunes en el embarazo, pues alrededor del 10% de embarazadas la padecen. A pesar de que se trata de una afección de avance lento y que no provoca señales de alerta, es posible que la afectada se encuentre más fatigada, con visión borrosa, más apetito y sed y tenga más infecciones frecuentes en la vejiga o en la piel.

Por todo ello, podemos concluir que no es recomendable comer mucho dulce durante el embarazo, pues además de aumentar el peso de la mujer, también cambiarán sus niveles de glucosa e insulina en sangre, provocando que pueda sufrir diabetes gestacional y que el bebé presente ciertos problemas al nacer.

Alternativas saludables para no comer mucho dulce durante el embarazo

La mejor alternativa para cuando tengas de ganas de dulce en el embarazo, es optar por aquellos productos o alimentos que tengan un bajo aporte de azúcares simples. Algunas buenas ideas son las que enumeramos a continuación:

  • Frutas: las frutas aportan poco azúcar y muchas vitaminas, minerales y fibra.
  • Frutos secos: los frutos secos son muy buenos, especialmente las nueces, ya que aportan además ácido fólico, un elemento esencial en los meses de gestación.
  • Zumos o yogures, siempre eligiendo los envases etiquetados con "sin azúcar añadido".
  • Galletas integrales.
  • Tostadas de queso fresco con un poco de mermelada.
  • Refrescos light o cero azúcar.
  • Helados artesanos bajos en azúcar.
  • Batidos naturales con leche y fruta.

Consejos para prevenir la diabetes gestacional

    Ahora que ya hemos dado respuesta a la pregunta de si es malo comer dulces en el embarazo y saber cuáles pueden ser las mejores alternativas a estos antojos, vamos a detallar los consejos que se deben tener en cuenta para prevenir la diabetes gestacional:

    • Seguir en todo momento una dieta equilibrada y saludable en la que abunden los vegetales, las frutas, las legumbres y el consumo de las proteínas magras e hidratos de carbono complejos.
    • Reducir al máximo las grasas en la alimentación, así como los alimentos con azúcares añadidos o mucho azúcar.
    • Hacer cinco comidas al día poco pesadas para facilitar la digestión.
    • Comer de forma lenta y masticar bien los alimentos.
    • Beber abundante agua.
    • Realizar ejercicio físico. Debe ser una actividad adecuada, como caminar, pilates, yoga o natación.

    Te recomendamos que, además, consultes el artículo Qué debo comer durante el embarazo para no engordar.

    Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo comer dulces durante el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

    Comentarios (0)

    Escribir comentario sobre ¿Es malo comer dulces durante el embarazo?

    ¿Qué te ha parecido el artículo?

    ¿Es malo comer dulces durante el embarazo?
    1 de 2
    ¿Es malo comer dulces durante el embarazo?