Compartir

Fractura de cadera en ancianos: causas y tratamiento

Valoración: 5.0 | 1 voto
Fractura de cadera en ancianos: causas y tratamiento

Cuando hay una ruptura en el extremo superior del fémur que se une con la pelvis se considera que existe una fractura de cadera. Esta condición es más común de lo que se piensa y en un 90% de los casos lo sufren las personas de la tercera edad.

Los ancianos son más propensos a estas lesiones por el desgaste de los huesos y la pérdida de la masa ósea que ocurre con la edad, además de que el andar se dificulta y puede haber problemas de visión que favorezcan accidentes.

Debido a que la cadera es un punto de apoyo para poder caminar y de soporte del cuerpo, la fractura de la misma genera problemas de movimiento, haciendo necesario su atención lo más pronto posible, sobre todo en personas de edad avanzada en las que podría resultar en otras complicaciones. Por este motivo, si te interesa conocer más sobre la fractura de cadera en ancianos: causas y tratamiento, en este artículo de ONsalus te informaremos al respecto.

    Índice
  1. Principales causas de fractura de cadera en ancianos
  2. Síntomas de una fractura de cadera en personas de la tercera edad
  3. Tratamiento para fractura de cadera en ancianos
  4. Algunos consejos para prevenir fracturas en ancianos
  • Principales causas de fractura de cadera en ancianos

    Conforme avanza la edad de vida de una persona la capacidad de producción de masa ósea en el cuerpo disminuye, sobre todo tras la menopausia en mujeres, mientras que en los hombres el mayor desgaste suele ocurrir alrededor de los 70 años de edad, por ello las fracturas son más frecuentes en mujeres. La producción de este tejido es fundamental, ya que es el que otorga la resistencia a las estructuras óseas.

    Si bien esta disminución es un proceso natural, también puede ir acompañado de una enfermedad muy frecuente en adultos mayores, la osteoporosis. Esta patología se caracteriza por la fragilidad de los huesos debido a la perdida acelerada de la masa ósea. Estos factores son determinantes para que se produzca una ruptura de los huesos ante cualquier fuerza que se le aplique.

    Sin embargo, factores como antecedentes familiares o propios de fractura de cadera, sedentarismo a lo largo de la vida, consumo excesivo de alcohol, cafeína o cigarrillos, estatura alta, delgadez o perdida acelerada de peso corporal pueden favorecer que los huesos pierdan masa ósea o que se encuentran frágiles.

    La mayoría de los casos de fractura de cadera en personas de la tercera edad se deben a caídas de índole domestica o golpes en la zona, incluso un leve golpe puede ocasionar la rotura si los huesos están muy débiles. También un esfuerzo físico excesivo puede provocar esta lesión, por ejemplo al cargar algo muy pesado, ya que es una zona que se encarga de soportar gran parte del peso corporal y cualquier carga que se aplique.

    Principales causas de fractura de cadera en ancianos
  • Síntomas de una fractura de cadera en personas de la tercera edad

    En raros casos una fractura de cadera genera síntomas que pueden pasar desapercibidos, como un leve dolor en la zona afectada, alcanzando desde la rodilla hasta la espalda baja, pero es posible visualizar la pierna afectada acortada y en rotación externa, es decir, el pie se dirige hacia afuera.

    En general es fácil percibir que hay una fractura en la cadera pero la intensidad de los síntomas puede variar dependiendo del grado de daño, por lo qué quien la padece puede presentar:

    • Fuerte dolor en la cadera.
    • Inflamación en la pierna involucrada.
    • Movimiento limitado o imposible de la pierna afectada.
    • Dificultad para caminar o ponerse en pie.
    Síntomas de una fractura de cadera en personas de la tercera edad
  • Tratamiento para fractura de cadera en ancianos

    Debido a la fragilidad de la estructura ósea de la mayoría de los adultos mayores, ante un dolor intenso en la zona de la cadera debe suponerse una fractura de la misma, sobre todo en caso de caídas, golpes o sobreesfuerzo. Ante esta situación se debe consultar al especialista, ya sea que se acuda al centro médico tomando los cuidados de traslado para no agravar el daño o solicitar una visita médica al domicilio.

    Para curar una fractura de cadera en ancianos es necesario intervenir quirúrgicamente para acelerar la recuperación de la movilidad y reintegrarse a sus actividades cotidianas lo más pronto posible. Existen varias técnicas que pueden utilizarse para tratar la ruptura del extremo superior del fémur, pero el médico determinará la que mejor se ajuste al caso, tomando en consideración el tipo, grado y localización de la fractura y la condición del paciente, por ejemplo su edad y si tiene alguna enfermedad que disminuya la masa ósea.

    Estas técnicas se clasifican en osteosíntesis y artroplastias. La primera consiste en la unión y fijación interna de los fragmentos del hueso lesionado colocando elementos metálicos, mayormente clavos, tornillos y placas. Mientras que, la artroplastia se refiere a la extracción total o parcial de las estructuras óseas dañadas y se reemplazan por una prótesis, ya sea de titanio, cobalto, cromo o polietilenos de alta densidad.

    Tratamiento para fractura de cadera en ancianos
  • Algunos consejos para prevenir fracturas en ancianos

    Debido a que muchos de los casos de fracturas en ancianos están asociados con la osteoporosis, es importante incluir en la dieta habitual alimentos ricos en calcio, entre ellos sardinas, leche, yogur, queso y otros derivados lácteos, lo que te favorece para prevenir o disminuir el efecto de esta enfermedad que debilita la masa ósea. Asimismo, acudir con el médico para revisiones periódicas te ayudará a detectar las deficiencias de calcio a tiempo y, si el especialista considera necesario, te otorgará suplementos para aumentar su nivel.

    En casa es importante mantener despejado el camino más utilizado, sin sillas, tapetes o cualquier mueble que pueda interferir el andar de la persona mayor, y si hay niños determinar áreas de juego para evitar accidentes con juguetes. También es recomendable que se coloquen bancos o sillas resistentes en la ducha, ya que es frecuente caídas por el suelo mojado.

    Por otro lado, dentro de las posibilidades de cada persona, practicar algunos ejercicios u otra actividad física diaria es muy recomendable para fortalecer los huesos y articulaciones, mejorando la resistencia a ciertas lesiones. Una buena opción es caminar diariamente unos 30 minutos, de preferencia en lugares donde el suelo no sea irregular.

    Se debe evitar en lo posible ingerir alcohol y fumar o estar expuesto al humo del mismo, ya que pueden reducir la absorción de calcio de los alimentos, la producción de las células que forman el tejido óseo y la entrada de oxígeno a los huesos.

  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Fractura de cadera en ancianos: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre fractura de cadera en ancianos: causas y tratamiento