Compartir

Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención

Por Natalia Ferrer, Periodista especializada en salud. 24 noviembre 2015
Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención

La osteoporosis es una condición que se manifiesta mayoritariamente en las mujeres, caracterizada por el debilitamiento de los huesos debido a la disminución de la masa ósea, lo que trae como consecuencia un incremento en la posibilidad de fracturas y lesiones óseas. Esta condición suele presentarse después de los 50 años, cuando la mujer inicia la etapa de premenopausia y menopausia, incrementando el riesgo de sufrir importantes lesiones como fracturas de las vértebras de la columna, de la cadera o las muñecas. Descubrir las causas y la forma de prevención de esta condición podría ayudarnos a evitarla, mientras que mantener un buen control médico puede favorecer su diagnóstico. En este artículo de ONsalus te explicamos los síntomas, tratamiento y prevención de la osteoporosis.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad en la que la densidad ósea va disminuyendo, lo que trae como consecuencia el debilitamiento de los huesos incrementando el riesgo de sufrir fracturas y lesiones. Esta condición degenerativa avanza de forma lenta y normalmente sin síntomas, logrando que los huesos se vuelvan más porosos y delgados, lo que finalmente acabará conllevando a una fractura por un traumatismo simple.

Aunque esta condición puede afectar también a los hombres, es una patología que se manifiesta con una mayor incidencia en mujeres después de la menopausia.

Causas de la osteoporosis

A lo largo de nuestra vida nuestros huesos se renuevan constantemente dando lugar a la formación ósea que permite el crecimiento de huesos nuevos y a la reabsorción, un proceso mediante el que se destruye el hueso que ya está envejecido. La osteoporosis se presenta cuando el equilibrio entre ambos procesos no es adecuado ya sea porque los huesos dejan de renovarse o porque se reabsorben más rápido de lo debido, esto interfiere en la densidad ósea de los mismos ocasionando el debilitamiento.

Se trata de una condición progresiva que muchas veces se presenta sin causa aparente. Un porcentaje importante de quienes la padecen manifiestan la condición después de la menopausia, en estos casos el debilitamiento se presenta debido a la falta de estrógenos. Esta condición también afecta a personas de la tercera edad, ya sea porque el proceso propio de envejecimiento impide la adecuada renovación del hueso, o porque los huesos han dejado de absorber adecuadamente el calcio y el fosfato, minerales necesarios para mantener la densidad de los mismos.

Además existen diversos factores de riesgo que aumentan la posibilidad de sufrir de osteoporosis:

  • Ser mujer, de raza blanca y mayor de 50 años.
  • No ingerir la cantidad adecuada de calcio en la dieta.
  • No consumir la cantidad adecuada de vitamina D, básica para favorecer la absorción de calcio.
  • Tener niveles bajos de estrógenos en el caso de la mujer y testosterona en el hombre.
  • Contar con casos de osteoporosis en familiares directos.
  • Fumar y beber.
  • Ser muy delgado, pues esta condición es más común en personas de bajo peso.
  • Problemas para absorber los nutrientes o minerales, algo común en personas han sido operadas para reducir su estómago.
  • Sufrir de trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia.
Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención - Causas de la osteoporosis

Síntomas de la osteoporosis

Lamentablemente la osteoporosis es una condición que avanza de forma silenciosa y sin manifestar ningún síntoma, hasta el momento en el que los huesos se encuentran ya debilitados y comienzan a presentarse condiciones como las fracturas de vértebras, cadera o muñecas.

Cuando se presentan fracturas en la columna se puede sentir dolor en cualquier parte de la espalda, incluyendo zonas sensibles como las cervicales. Este tipo de lesiones también pueden ocasionar deformaciones evidentes en la columna, encorvamientos, jorobas y reducción de la estatura. Si además se presenta una fractura en cualquier hueso sin causa aparente o por un leve traumatismo, también se puede sospechar de la presencia de esta enfermedad.

Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención - Síntomas de la osteoporosis

¿La osteoporosis tiene tratamiento?

Una vez que se sospecha de la presencia de esta enfermedad, es importante visitar a un médico con el fin de realizar una revisión completa y llevar a cabo los exámenes que permitan un diagnóstico. La desintometría ósea es la prueba más común usada para diagnosticar la osteoporosis, mediante la misma se permite medir la densidad del hueso y determinar su hay pérdida de minerales.

La osteoporosis es una condición que no tiene cura, sin embargo existen diversos tratamientos que permitirán favorecer el fortalecimiento de los huesos y prevenir fracturas. En los casos de que se hayan presentado lesiones previas en las vértebras, la mismas no son reversibles.

El tratamiento para la osteoporosis abarca diversos aspectos:

Toma de medicación

Se emplean suplementos de calcio y vitamina D para garantizar una mejor absorción de los mismos, así como medicación para disminuir la pérdida del hueso y mejorar la densidad ósea. Los medicamentos deberán ser recetados por un especialista y adecuados al caso particular de cada paciente.

Mejoras en la alimentación

Los pacientes con osteoporosis deben mejorar sus hábitos alimenticios para garantizar un adecuado consumo de calcio y vitamina D, imprescindible para la absorción de este mineral. Al margen de la ingesta de suplementos, es necesario aumentar el consumo de cereales y bebidas fortificadas con calcio y de alimentos que lo contengan, por ejemplo vegetales de hoja verde como las espinacas, las acelgas o el brócoli, legumbres como los garbanzos o las judías, frutos secos o lácteos bajos en grasa. Por su parte la vitamina D se encuentra en pescados azules, huevo, aceites de pescado, mariscos, moluscos y también en nuestro propio cuerpo, pues el sol favorece su producción de modo que se recomiendan baños de sol de 30 minutos al día.

Ejercicios para la osteoporosis

La actividad física es básica para garantizar una buena densidad ósea, por ello se recomienda realizar ejercicio físico de forma frecuente mediante prácticas como caminar, nadar, bailar, realizar ejercicios con pesas o máquinas o practicar disciplinas como el yoga o el taichi, que favorecen el equilibrio. Los ejercicios de alto impacto como correr o cualquier actividad en la que hay riesgos de caídas, deben evitarse por completo.

Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención - ¿La osteoporosis tiene tratamiento?

¿Cuánto calcio y vitamina D necesito al día?

Conocer nuestras necesidades diarias de calcio y vitamina D es muy importante para ofrecer a nuestro cuerpo los nutrientes que garanticen huesos saludables o, en el caso de contar con osteoporosis, que al menos prevengan fracturas y lesiones.

La cantidad de estos nutrientes recomendada es:

  • Adultos menores de 50 años: 1000 mg de calcio y entre 400 y 800 UI de vitamina D.
  • Mujeres entre 50 y 70 años: 1200 mg de calcio y entre 400 y 800 UI de vitamina D.
  • Hombres entre 50 y 70 años: 1000 mg de calcio y entre 400 y 800 UI de vitamina D.
  • Adultos mayores de 70 años: 1200 mg de calcio y entre 400 y 800 UI de vitamina D.

Solo un especialista puede indicar si es necesario ingerir suplementos de alguno de estos dos nutrientes.

Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención - ¿Cuánto calcio y vitamina D necesito al día?

Recomendaciones para personas con osteoporosis

Además de seguir las recomendaciones médicas, ingerir los medicamentos y suplementos indicados y mejorar tu dieta y actividad física, existen otras medidas útiles que te ayudarán a optimizar la densidad ósea y prevenir lesiones:

  • Si fumas es importante dejar de hacerlo, pues el tabaco incrementa el avance de esta condición. Del mismo modo se recomienda moderar la ingesta de alcohol.
  • Evita las actividades físicas que pueden favorecer las caídas así como cualquier deporte o actividad de impacto: correr, el tenis, saltar, etc.
  • Retira de casa cualquier objeto que pueda ocasionarte caídas como alfombras que resbalen, muebles u objetos mal ubicados.
  • Es importante utilizar zapatos con suelas antideslizantes para evitar caídas peligrosas.
  • Instala en las duchas y bañeras alfombrillas antiresbalantes para evitar accidentes.
  • No camines por casa con las luces apagadas o corres el riesgo de tropezarte con un objeto y lesionarte.
  • En el caso de personas mayores con dificultad para moverse, es importante que las mismas cuenten con la ayuda de un cuidador o enfermera para garantizar su seguridad.

Claves para prevenir la osteoporosis

Si deseas prevenir la osteoporosis y garantizar la salud de tus huesos, es importante:

  • Consumir alimentos ricos en calcio en tu dieta diaria que te permitan obtener el aporte necesario de este mineral.
  • Ingerir alimentos ricos en vitamina D y tomar sol con frecuencia durante algunos minutos al día. Para evitar lesiones en la piel se recomienda hacerlo en antes de las 10 am y después de las 4 pm.
  • Mantener un peso adecuado, estar por debajo del peso recomendado aumenta el riesgo de sufrir de esta enfermedad.
  • Hacer ejercicio de forma frecuente varias veces a la semana ayuda a favorecer y mejorar la densidad ósea, por lo que es una gran forma de prevenir la osteoporosis.
  • Dejar de fumar y moderar la ingesta de alcohol.
Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención - Claves para prevenir la osteoporosis

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención

¿Qué te ha parecido el artículo?

Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención
1 de 6
Osteoporosis: síntomas, tratamiento y prevención

Volver arriba