Compartir

Gardnerella: causas, síntomas y tratamiento

Valoración: 5.0 | 8 votos
Gardnerella: causas, síntomas y tratamiento

Las infecciones vaginales son más comunes de lo que pensamos, y la gardnerella, o gardnerella vaginalis, mejor conocida como vaginosis bacteriana, es una de las más frecuentes. Si bien la mayoría de las infecciones vaginales se pueden contraer por las relaciones sexuales, también existe la posibilidad de infectarse con hongos por contacto en baños públicos. A diferencia de otras infecciones, la gardnerella resulta muy difícil de eliminar del organismo, ya que el bacilo que la ocasiona suele aferrarse por mucho tiempo al conducto de la vagina, por lo que es necesario utilizar un tratamiento potente y prolongado para erradicarlo eficazmente.

Si sospechas que puedes tener una infección vaginal y no sabes si puede ser gardnerella, un dato eficaz para salir de dudas es que esta infección se caracteriza por brindar un olor muy desagradable a la zona íntima, similar al del pescado. Si crees que has cogido una vaginosis bacteriana, en este artículo de ONsalus podrás conocer todo lo que necesitas saber sobre la gardnerella: causas, síntomas y tratamiento.

    Índice
  1. Síntomas de la gardnerella
  2. Causas de la gardnerella
  3. Tratamiento de la gardnerella
  4. Consejos para aliviar los síntomas de la gardnerella
  5. Cómo prevenir la gardnerella
  • Síntomas de la gardnerella

    Saber si has contraído gardnerella o vaginosis bacteriana es muy fácil de reconocer, ya que los síntomas de esta condición son tan característicos que podrás notarlo apenas aparezcan. Sin embargo, se han presentado casos en que mujeres se han contagiado con esta infección vaginal y no presentan ningún tipo de malestar, por lo que se enteran mucho tiempo después cuando la condición ya ha empeorado. Los síntomas de la gardnerella son:

    • Flujo de color amarillento o gris.
    • Olor vaginal muy fétido, similar al del pescado.
    • Ardor al orinar.
    • Comezón dentro y fuera de la vagina.

    Para diagnosticar esta infección vaginal es necesario que el ginecólogo realice un examen pélvico para identificar la bacteria, pero para que el diagnóstico sea eficaz es necesario no utilizar tampones ni mantener relaciones sexuales 36 horas antes de la cita médica.

    Para examinar la pelvis el doctor te pedirá que te acuestes en la camilla con los pies arriba, introducirá el espéculo para abrir ligeramente la vagina y poder examinar su interior al tiempo que tomará una muestra del fluido con un hisopo. Dicha muestra deberá ser examinada con un microscopio para buscar señales de infección.

    La gardnerella en el embarazo debe ser tratada de inmediato, ya que su proliferación puede ocasionar partos prematuros o que el bebé nazca con muy poco peso. Las mujeres embarazadas deberán acudir a su médico para que este les indique qué tipo de tratamiento es adecuado para eliminar la infección vaginal sin hacerle daño al feto.

    Síntomas de la gardnerella
  • Causas de la gardnerella

    La gardnerella, como cualquier infección vaginal, puede ocurrir cuando existe un cambio en el pH vaginal que elimina las bacterias naturales de la vagina, dejándola expuesta a que cualquier hongo o microorganismo se aloje en la misma de manera mucho más fácil. Algunas de las razones por las que se puede alterar la flora bacteriana vaginal son las siguientes:

    • Consumo prolongado de antibióticos que ha eliminado las bacterias sanas de la vagina permitiendo que proliferen las bacterias malsanas.
    • Duchas vaginales que alteran el pH vaginal y causan molestas irritaciones.
    • El exceso de humedad en la vagina favorece la proliferación de hongos bacterias en la misma.
    • El uso de tampones puede secar tanto la vagina al punto de erradicar su humedad natural.

    Asimismo, la gardnerella también puede ser obtenida después de una relación sexual con una pareja contaminada que haya pasado las bacterias al tracto intestinal a través de los fluidos corporales.

  • Tratamiento de la gardnerella

    Afortunadamente, la vaginosis bacteriana se puede tratar fácilmente. La forma más común de erradicar esta infección vaginal del organismo es a través del consumo de antibióticos y la aplicación de cremas antibióticas dentro del tracto vaginal. Lo molesto del tratamiento de la gardnerella es que, como mencionamos anteriormente, las bacterias que causan esta infección suelen aferrarse al organismo y son muy difíciles de eliminar, por lo que es probable que la medicación dure hasta dos semanas.

    Es importante realizar el medicamento al pie de la letra, por lo que no se recomienda consumir bebidas alcohólicas que puedan disminuir el efecto de los antibióticos. Cuando el medicamento se salta un día o no se siguen las normas indicadas puede que la infección se vuelva más resistente y sea aún más difícil eliminarla. También puede ocurrir que después de una mejora la infección reaparezca.

    La vaginosis bacteriana no puede ser diseminada a una pareja masculina. Sin embargo, si su pareja es femenina, es probable que ella sí se vea afectada y deba también examinarse y recibir tratamiento para la gardnerella. En cualquier caso se recomienda detener la actividad sexual para permitir que la infección cese correctamente.

    Tratamiento de la gardnerella
  • Consejos para aliviar los síntomas de la gardnerella

    • Lava la vagina con un jabón antibacterial sin aroma.
    • Secar bien la vagina para evitar que quede húmeda.
    • Evitar el uso de tinas, piscinas o hidromasajes.
    • Usar compresas o tampones libres de perfume.
    • Usar ropa íntima de algodón y holgada.
    • Evitar el uso de pantimedias.
    • Evitar eluso de ropa con tela sintética o jeans muy ajustados.
    • Realizar baños con agua tibia y manzanilla puede ayudar a conseguir alivio al ardor y la comezón vaginal.
    Consejos para aliviar los síntomas de la gardnerella
  • Cómo prevenir la gardnerella

    • Evitando las relaciones sexuales.
    • Utilizando el condón como método de prevención de enfermedades de transmisión sexual.
    • Limitando el número de parejas sexuales.
    • Evitando el uso de duchas vaginales que alteran el pH de la vagina y facilitan la proliferación de bacterias malsanas y su permanencia.
    • No utilizando toallas ni tampones con perfumes.
    • Secando bien la parte íntima para impedir un exceso de humedad que estimule la proliferación de bacterias malsanas.
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Gardnerella: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre gardnerella: causas, síntomas y tratamiento