Compartir

Alimentos que aumentan las defensas

Valoración: 5.0 | 1 voto
Alimentos que aumentan las defensas

Sabemos que toda persona que tenga las defensas altas es una persona más saludable pero, por qué: ¿Qué son las defensas? El sistema inmune es el encargado de proteger al organismo de cualquier virus, bacteria o factor nocivo que quiera dañarlo, y para ello cuenta con las defensas: glóbulos blancos y anticuerpos que no solo son capaces de reconocer los antígenos y destruirlos, sino que tienen el poder de detectarlos si intentaran enfermarnos nuevamente. Por lo tanto, las defensas son esas células sanguíneas que hacen que nuestro cuerpo se mantenga sano, por esta razón es tan importante mantenerlas en los niveles apropiados.

Sin embargo, cuando algún virus o bacteria se aprovecha de que estamos desanimados o no nos hemos alimentado del todo bien y logra comprometer nuestra salud, las defensas bajan y nuestro sistema inmune no puede trabajar de manera tan eficaz para combatir la enfermedad y es entonces cuando necesitamos la ayuda de los medicamentos. Durante y después de cualquier afección que comprometa nuestras defensas, es necesario ayudar a nuestro cuerpo a reponerse y una manera muy eficaz de lograrlo es a través de la alimentación. Por esta razón, en este artículo de ONsalus podrás conocer cuáles son los alimentos que aumentan las defensas.

    Índice
  1. ¿Por qué tengo las defensas bajas?
  2. Alimentos ricos en vitamina C
  3. Alimentos rojos
  4. Vegetales de hoja verde
  5. Ajo y jengibre
  6. Otros consejos para aumentar las defensas
  • ¿Por qué tengo las defensas bajas?

    En la médula ósea se producen las distintas células sanguíneas que componen la sangre y que viajan a través del cuerpo para cumplir determinadas funciones. Entre estas células, se encuentran los glóbulos blancos, los cuales son los responsables de reconocer y destruir cualquier antígeno que quiera afectar al organismo (bacteria o virus). La concentración de glóbulos blancos es normal cuando los valores de estas células en sangre oscilan entre los 4.000 y 10.000 leucocitos; una cantidad inferior a estos niveles representa una baja en las defensas y una cantidad muy superior puede ser signo de infección.

    Las principales causas por las que una persona tiene las defensas bajas son:

    • Tratamientos para el cáncer como la quimioterapia.
    • Gripe o catarros.
    • Enfermedades como la malaria y el sarampión.
    • Algunos tipos de anemia.
    • Lupus.
    • Enfermedad hepática.
    • Deficiencia de vitamina B12.
    • Leucemia.
    • Medicamentos para el VIH.

    Cuando las defensas están bajas, resulta importante conocer la causa y tomar acciones para optimizar el funcionamiento del sistema inmune. En este punto la alimentación juega un papel muy importante, ya que a través de los alimentos obtenemos nutrientes, vitaminas y minerales que estimulan la producción de glóbulos blancos y nos permiten así aumentar las defensas.

  • Alimentos ricos en vitamina C

    La vitamina C es muy famosa por su acción antioxidante que ayuda a evitar y sanar resfriados y gripes al tiempo que fortalece el sistema inmunológico. Además, su acción antioxidante permite revertir el daño que causan los radicales libres en las células del cuerpo, ayudando a prevenir algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares. La vitamina C ayuda a bajar los niveles de colesterol impidiendo el estrechamiento de las arterias por una acumulación de excesiva de placa en las mismas. Su poder antihistamínico ayuda al organismo a luchar contra virus y bacterias.

    Son muchos los alimentos ricos en vitamina C que contienen el ácido ascórbico que el cuerpo no produce, entre los mejores podemos mencionar:

    • La guayaba: 280 mg por cada 100 gramos.
    • La grosella negra: 200 mg por cada 100 gramos
    • El pimentón rojo: 190 mg por cada 100 gramos.
    • El chile: 144 mg por cada 100 gramos.
    • El perejil: 120 mg por cada 100 gramos.

    Una buena alternativa para ofrecer a tu organismo un batido de vitamina C es preparar jugos con alimentos ricos en este nutriente. Aquí en ONsalus, te recomendamos este zumo natural que es muy fácil de preparar:

    Zumo de guayaba, fresas y perejil

    Ingredientes:

    • 1 taza de perejil
    • 1 taza de fresas
    • 1 guayaba en trozos y sin semillas
    • 1 vaso de agua

    Preparación: agrega todos los ingredientes a la licuadora y procesa hasta obtener una mezcla homogénea. Evita utilizar azúcar para endulzar, ya que deprime el sistema inmune y baja las defensas. Prefiere en su lugar sacarina o algún endulzante natural como la stevia.

    Alimentos ricos en vitamina C
  • Alimentos rojos

    La vitamina A es uno de los nutrientes más afectivos para fortalecer la función del sistema inmune, pues al consumirla activa en el organismo la acción de las defensas para reparar los tejidos dañados por causa de una infección y estimulando la respuesta de los anticuerpos, como los linfocitos para defender al organismo de cualquier enfermedad extrema. Además, la vitamina A es de gran ayuda para combatir enfermedades respiratorias como la neumonía, anginas de pecho, infecciones de las vías respiratorias superiores y bronquitis.

    Ofrece también al cuerpo propiedades antibacterianas que permiten sanar fácilmente infecciones y lesiones de la piel, así como también ayuda a cicatrizar de manera más rápida cualquier tipo de herida. La falta de esta vitamina causa cansancio y debilidad precisamente porque afecta a la función inmune del organismo. Para consumirla, deberás preferir todos los alimento de color rojo, que deben su color precisamente a su alto contenido en carotenos: tomate, frutos rojos, pimiento rojo, fresas, remolachas, grosellas, cerezas, zanahoria, entre otros.

  • Vegetales de hoja verde

    Mucho hemos escuchado decir que aumentar el consumo de vegetales es bueno para la salud pero, ¿por qué? Los vegetales, específicamente los de hoja verde, son los que más cantidad de vitamina B, antioxidantes y energía ofrecen al organismo.

    Como mencionamos anteriormente, los alimentos antioxidantes revierten el daño celular que hayan podido causar los radicales libres en el organismo, permitiendo no solo combatir el envejecimiento, sino ayudando al cuerpo a estar más fuerte ante cualquier enfermedad que le pueda atacar. Y es que estos alimentos también ofrecen calcio, fósforo, hierro y fibra, que son sinónimo de energía para que el cuerpo humano funcione correctamente y no se deprima ante cualquier antígeno que pretenda lastimarle. Prevenir la gripe, infecciones, generar vitalidad, sentirnos más sanos y tener más energía, son algunos de los beneficios que podremos notar incorporando vegetales de hojas verdes a nuestra alimentación. ¿Cuáles son los mejores? Conócelos a continuación:

    • Berro.
    • Brócoli.
    • Espinacas.
    • Acelgas.
    Vegetales de hoja verde
  • Ajo y jengibre

    Son muchos los beneficios del ajo y el jengibre para la salud, pero sin duda en ambos siempre resalta su poder antibiótico para ayudar al cuerpo a superar cualquier tipo de infección. Además, el consumo de ajo estimula la circulación sanguínea, lo cual hace posible disminuir el riesgo de enfermedades coronarias y trombosis. Por su parte, el jengibre y sus propiedades expectorantes ayudan a sanar de manera más fácil enfermedades respiratorias como la bronquitis o la neumonía, ayudando a expulsar la acumulación de modo y flema que pueda concentrarse en los bronquios y pulmones.

    El ajo también es uno de los mejores remedios naturales para combatir la anemia, ya que estimula la producción de células sanguíneas y ayuda a digerir mejor el hierro. El jengibre también actúa como antiinflamatorio natural, siendo de gran ayuda para calmar dolencias, pero sin duda, su mejor contribución al sistema inmune es su capacidad para aumentar la producción de glóbulos blancos. Incrementar la ingesta de ajo y jengibre utilizando ambos alimentos para condimentar tus comidas es una excelente opción para aumentar las defensas.

  • Otros consejos para aumentar las defensas

    • La hidratación es fundamental para mantener hidratadas las mucosas y protegerse de infecciones. Dos litros de agua al día es la cantidad recomendada que debemos consumir.
    • Los champiñones son ricos en selenio, sustancia que ayuda a combatir las infecciones.
    • El omega 3 ayuda a fortalecer el sistema inmune. Puedes encontrarlo en el salmón, las sardinas, la trucha o el atún.
    • El zinc ayuda a mantener estables los niveles de glóbulos blancos en sangre. Hígado, garbanzos, chocolate negro, almendras y semillas de girasol lo contienen.
    • Los probióticos tienen la capacidad de fortalecer el sistema inmune porque depuran de toxinas el organismo gracias a que estimulan el tránsito intestinal. El yogur y el kéfir son la mejor opción.
    Otros consejos para aumentar las defensas
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentos que aumentan las defensas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre alimentos que aumentan las defensas