Compartir

Cómo saber si tengo neuroma de Morton

 
Cómo saber si tengo neuroma de Morton

El neuroma de Morton es uno de los problemas que puedes tener si sufres de dolor en un pie, sobre todo, lo sufren mujeres que usan tacones, pero también puede aparecer por otras causas, como actividad física con calzado inadecuado o problemas en la forma de los pies. Es debido a un trastorno por atrapamiento en los nervios de la zona.

Si quieres saber si tienes neuroma de Morton, en este artículo de ONsalus detallamos los síntomas que puedes sufrir, así como la forma en que un/a profesional puede saber si es o no tu problema. Por otro lado, encontrarás información acerca del tratamiento que puedes recibir y ejercicios que puedes hacer en tu hogar para mejorar.

Neuroma de Morton: síntomas

El neuroma de Morton es una enfermedad de los nervios del pie (neuropatía), que se caracteriza por dolor muy importante en la base de los dedos, lo más frecuente es que sea entre el tercer y cuarto metatarsiano debido a un atrapamiento del nervio, lo cual ocasiona que este se adelgace y se engrosen las estructuras que lo envuelven.

Es más común entre las mujeres de entre 50 y 70 años y, sobre todo, en aquellas que usan tacones altos, pero también pueden padecerlo:

  • Aquellos que usen calzados ajustados o que no calcen bien.
  • Deportistas que tengan impacto en la zona afectada como corredores.
  • Deportistas que por su actividad usen calzado ajustado: esquiadores, montañistas.
  • Personas que tienen alterada la forma de su pie (pie plano, arco demasiado alto, dedos en maza o martillo, etc.).

Entre los síntomas del neuroma de Morton que puedes padecer se encuentran:

  • Dolor quemante en la planta del pie que puede extenderse hasta los dedos.
  • El dolor puede empeorar con caminatas, uso de tacones altos o zapatos de punta estrecha.
  • Pueden sentirse las molestias al tocar la base del pie o los dedos.
  • Ardor.
  • Entumecimiento y adormecimiento en la zona.
  • Sensación de frío o calor.
  • Sensación de estar parado sobre una piedra.
  • Menos movilidad del dedo.
  • Menos sensibilidad de los dedos comparada con los del otro pie.

Diagnóstico médico

Si tienes este tipo de molestia, lo mejor es que acudas a tu médico/a de confianza o bien a un/a especialista en traumatología. Cuando te reciba en la consulta, puedes esperar que:

  • Te haga preguntas acerca de tu problema, tales como: ¿desde cuándo comenzó el dolor?, ¿qué otros síntomas tienes?, ¿has tenido problemas similares en otro momento?, ¿tienes otros síntomas?...
  • Mire tu pie, lo más probable es que sin tocar no se note nada, no suelen haber bultos visibles. A veces, puede haber una desviación de los dedos del pie.
  • Es muy importante que revise tu pie, lo mueva y lo toque, de esta manera, puede hallar deformidades y determinar si se trata de un neuroma u otro problema.
  • Solicite estudios para confirmar el neuroma de Morton, hallar deformidades en los pies u otros problemas. Puede pedir que te realices: radiografías, una ecografía del pie afectado, resonancia magnética con y sin contraste (este último es muy costoso y solo se solicita en casos particulares).

Neuroma de Morton: tratamiento

Para curar el neuroma de Morton, debes poner en práctica ciertas medidas que incluyen además de un tratamiento médico, cambios en los hábitos. Tu médico/a puede aconsejarte:

  • Cambio de calzado: más ancho en la punta, tacón más bajo.
  • Uso de plantillas con una almohadilla que sostenga mejor la zona donde está el neuroma.
  • Reposo: dejar de realizar actividad física por un tiempo y colocar el pie en alto puede ayudar a que la recuperación sea más rápida.
  • Frío local: aplicar compresas, bolsas frías, hielo cubierto con alguna tela pueden servir para disminuir la inflamación en la zona dolorida.
  • Analgésicos: los antiinflamatorios no esteroideos, tales como el ibuprofeno o el diclofenaco, son herramientas útiles a fin de calmar las molestias mientras se trabaja para resolver el problema.
  • Kinesiología y fisioterapia: la terapia física es una herramienta muy necesaria para la recuperación. Pueden realizar y enseñarte ejercicios de movilización, estiramiento, masajes. Muchas veces, un tratamiento correcto y a tiempo pueden evitar la cirugía.
  • Infiltración con corticoides o analgésicos: la inyección local de corticoides en la zona molesta puede ayudar a mejorar los síntomas, pero muchas veces el alivio es transitorio si no se ponen en práctica otras medidas para solucionar el problema.
  • Cirugía: el tratamiento quirúrgico se indica cuando todo lo demás ha fallado. Puede extirparse el tejido afectado, el procedimiento se llama neurectomía. También puede realizarse una descompresión del nervio o una ablación del nervio con radiofrecuencia.
  • Cuidados postoperatorios: después de la operación de neuroma de Morton se colocará un vendaje compresivo. Los primeros días debe realizarse reposo. Es importante mantener el pie en alto.
Cómo saber si tengo neuroma de Morton - Neuroma de Morton: tratamiento

Neuroma de Morton: ejercicios

Existen muchos ejercicios y masajes que puedes realizar por ti misma para tratar el neuroma de Morton, aquí se explican algunos:

  • Ejercicios para intentar disminuir la fibrosis: con tu dedo índice y pulgar, agarra la base de tus dedos del pie, en la zona donde molesta. Muévelos hacia arriba y hacia abajo 5 veces. Repite estos movimientos agarrando cada vez más arriba (acercándote de a poco al tobillo). Puedes hacer esto cada día y puedes hacerlo con ambos pies.
  • Ejercicios para estirar los dedos: es clave que mejores la elongación, para lo cual toma tus dedos y dóblalos hacia abajo, no debe doler demasiado. Mantén esa posición por unos 30 segundos.
  • Masaje en la zona dolorida: puedes realizar tú mismo/a un masaje en la planta y zona dorsal del pie. Eso ayudará a liberar la tensión en la zona.

Si crees que puedes tener un neuroma de Morton o tienes molestias en el pie y no sabes de qué se trata, lo mejor es que consultes con un profesional. Te evitará demoras en el diagnóstico y seguramente ayudará a que resuelvas el problema de la mejor manera.

Cómo saber si tengo neuroma de Morton - Neuroma de Morton: ejercicios

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si tengo neuroma de Morton, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cerebro y nervios.

Bibliografía
  • Park CH, Chang MC. Forefoot disorders and conservative treatment. Yeungnam Univ J Med. 2019;36(2):92–98. doi:10.12701/yujm.2019.00185
  • Matthews BG, Hurn SE, Harding MP, Henry RA, Ware RS. The effectiveness of non-surgical interventions for common plantar digital compressive neuropathy (Morton's neuroma): a systematic review and meta-analysis. J Foot Ankle Res. 2019;12:12. Published 2019 Feb 13. doi:10.1186/s13047-019-0320-7
  • Zabaglo M, Dreyer MA. Neuroma. [Updated 2019 Nov 15]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK549838/
  • Mendoza I.G., López Almejo L., Clifton Correa J., Neuroma de Morton (2014) Ortho-tips. Vol 10, Nro 2. disponible en https://www.medigraphic.com/pdfs/orthotips/ot-2014/ot142h.pdf

Escribir comentario sobre Cómo saber si tengo neuroma de Morton

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo saber si tengo neuroma de Morton
1 de 3
Cómo saber si tengo neuroma de Morton

Volver arriba