Compartir

Dieta para la tensión alta

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. Actualizado: 16 agosto 2016
Dieta para la tensión alta

La fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias es lo que se conoce como presión arterial. Cuando el corazón late y bombea sangre hacia las arterias la presión es más alta y se llama presión sistólica, mientras que cuando el corazón se encuentra en reposo la presión disminuye, la cual se conoce como presión diastólica. La medición de ambas presiones arteriales con resultados alterados por encima de lo normal indica la presencia de hipertensión, una enfermedad del sistema cardiovascular que ocurre cuando la sangre circula a una presión mucho más alta de los normal.

La hipertensión es una condición que debe ser atendida minuciosamente, ya que representa un alto riesgo para la salud si no está controlada, pues se considera uno de los principales factores de riesgo en infartos y accidentes cerebrovasculares. La alimentación juega un papel importante en el tratamiento de la hipertensión, y es que el consumo de algunos alimentos puede incrementar la presión arterial, mientras que la ingesta de algunas comidas puede ayudar a controlar la presión con que la sangre golpea las arterias. Por esta razón en ONsalus preparamos este artículo donde encontrarás cuál debe ser la dieta para la tensión alta.

También te puede interesar: 5 recetas para bajar la presión alta

El sodio y la hipertensión

La sal, y todo alimento que la contenga, se transforma en cloruro de sodio, un electrolito que tiene la capacidad de interferir directamente en la presión arterial, aumentando la misma. ¿Por qué? Bueno, cuando consumimos alguna comida rica en sal, esta se disuelve en las sustancias de los alimentos y en los líquidos del estómago y el cuerpo absorberá todos los nutrientes y vitaminas cuando estos hayan llegado al intestino.

Ese proceso será más rápido o más lento dependiendo de la calidad (saludable o poco saludable) de la comida que hayamos digerido y de tiempo que el estómago tarde en transportar la comida. Y es ahí, durante la digestión, cuando el sodio se encarga de equilibrar los líquidos, lo cual genera un aumento de la presión arterial como consecuencia natural, pero que, si eres hipertenso, resulta un hecho muy negativo para tu condición cardiovascular.

Además el consumo excesivo de sal interfiere con la función cerebral de seguridad natural del cerebro que impide que la presión arterial se eleve, esto ocurre porque la sal tiene la capacidad de descontrolar un circuito en el hipotálamo que causa una producción excesiva de hormona antidiurética (vasopresina) lo cual aumentan inmediatamente la tensión. Por estas razones, la dieta para la tensión alta debe estar enfocada en disminuir al máximo el consumo excesivo de sodio y de los alimentos que lo contengan.

Dieta para la tensión alta - El sodio y la hipertensión

Importancia del potasio en la dieta para la hipertensión

Cuando el sodio entra al organismo y sube la tensión, el sistema cardiovascular ordena a los riñones que depuren del cuerpo dicha sustancia a través de la orina para poder así estabilizar la presión arterial. Sin embargo, debido a un exceso de hormona antidiurética, cuando la persona es hipertensa puede que se encuentre con retención de líquido, lo cual dificultará la liberación de líquidos y de sodio del organismo. Y es entonces cuando es de gran utilidad el potasio, ya que se trata de otro electrolito que ayuda a que el cuerpo elimine el exceso de sodio que pueda estar acumulado en los líquidos del cuerpo. Además, el potasio también estimula la función renal y la depuración a través de la excreción de la orina.

Por esta razón la alimentación de una persona hipertensa también está enfocada a aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio para facilitar al organismo la posibilidad de eliminar más fácilmente el exceso de sodio que tanto afecta la presión arterial. Y es que si no se disminuye el consumo de sal la presión arterial puede estar constantemente alta por la incapacidad de los riñones para eliminar el exceso de sodio.

En este artículo podrás encontrar cuáles son los alimentos ricos en potasio.

Dieta para la tensión alta - Importancia del potasio en la dieta para la hipertensión

Alimentos con alto contenido en sodio que debes evitar

  • Pescados salados como el bacalao, el cazón o la raya.
  • Quesos muy salados como el manchego, el queso azul, el queso duro, el queso parmesano.
  • Cualquier tipo de embutido: jamón ibérico, salchichón, salami, mortadela, boloña.
  • Salchichas y pescados ahumados.
  • Conservas de pescado.
  • Aceitunas.
  • Anchoas y salmón.
  • Es importante revisar las etiquetas de los productos procesados que compremos, los cuales deben contener cero cantidad de sodio. Este valor lo debes encontrar en las tablas nutricionales de cada alimento.
Dieta para la tensión alta - Alimentos con alto contenido en sodio que debes evitar

Alimentos ricos en calcio y potasio

Alimentos ricos en calcio:

  • Lácteos desnatados.
  • Sardinas naturales.
  • Frutos secos.
  • Verduras o vegetales de hojas verdes: lechuga, brócoli, espinadas, acelgas, rúcula, etc.
  • Legumbres como las lentejas, garbanzos, arvejas, alubias etc.
  • En este artículo encontrarás un análisis más profundo de los alimentos ricos en calcio.

Alimentos ricos en potasio:

  • Soja.
  • Plátano y patatas.
  • Remolacha y coliflor.
  • Grano blancos.
  • Semillas de girasol, almendras y pistachos.
  • Frutas cítricas como la naranja y el limón.
  • Tomate y kiwi.
Dieta para la tensión alta - Alimentos ricos en calcio y potasio

Dieta para la tensión alta

Desayuno

  • Café con leche desnatada o una taza de té. Sándwich y una porción de fruta.
  • Cereal con leche desnatada y una porción de fruta.
  • Café con leche desnatada. Sándwich con mermelada y una porción de fruta.
  • Yogur desnatado con frutas. Un paquete de galletas integrales.
  • Café con leche desnatada. Ensalada de frutas. 1 tostada integral.

Almuerzo

  • Espinacas, champiñones y acelgas preparados al vapor. Un pechuga de pollo y una porción de fruta.
  • Pasta con camarones o frutos del mar en salsa de tomate. Una proción de fruta.
  • Una taza de lentejas sin chorizo. Un filet de mero al ajillo, ensalada verde y una porción de fruta.
  • Una taza de pasta con vegetales y una pechuga de pavo a la plancha. Una porción de frutas.
  • Una taza de arroz con vegetales y un filet de ternera. Una porción de frutas.
  • Patatas con acelgas al vapor, sardinas naturales asadas y una porción de pan. Fruta al gusto.
  • Un filet de mero con una taza de arroz con guisantes y zanahoria. Una porción de fruta.

Cena

  • Pollo a la plancha con patatas asadas con espinacas. Una infusión.
  • Revoltillo de huevo con verduras y una porción de pan.
  • Tortilla de patatas con espárragos, champiñones y cebolla.
  • Arroz con vegetales y brocheta de pollo o pescado.
  • Pavo horneado con tortilla de patatas.
  • Berenjenas a la plancha con queso requesón y sardinas naturales asadas.
  • Ensalada de tomate, cebolla, aguacate, brócoli y champiñones con filet de mero.

Meriendas

  • Yogur desnatado.
  • Café con leche desnatada.
  • Frutos secos.
  • Una tostada con queso fresco.
  • Merengada de yogur con plátano.
  • Un zumo de frutas y tres galletas integrales.

Consejos sobre la dieta para la tensión alta

Los medicamentos que recete tu médico y la alimentación son claves para mantener controlada la hipertensión y prevenir cualquier complicación cardiovascular que pueda ser lamentable para tu salud. Toma en cuenta estos consejos y sigue las instrucciones de tu doctor al pie de la letra:

  • Mejora tu salud cardiovascular haciendo ejercicio cardiovascular (caminar, trotar, correr o nadar) durante 45 minutos cinco veces a la semana.
  • Cocina todos tus alimentos a la plancha, al vapor y al horno.
  • Disminuye considerablemente las bebidas alcohólicas ya que pueden aumentar la presión arterial.
  • Condimenta tus comidas de forma natural con cebolla, pimientos rojos, puerro, ajo, apio y orégano, pimienta y albahaca.
  • No utilices adobos o sazonadores de carnes ya que son muy ricos en sodio.
  • Evita el uso de salsa inglesa.
  • Aumenta el consumo de vegetales y frutas ricas en potasio como el plátano.
  • Toma más de dos litros de agua diarios para mantener saludables tus riñones.
Dieta para la tensión alta - Consejos sobre la dieta para la tensión alta

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dieta para la tensión alta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación.

Escribir comentario sobre Dieta para la tensión alta

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dieta para la tensión alta
1 de 6
Dieta para la tensión alta

Volver arriba