Compartir

Dismenorrea: causas y tratamiento

 
Por Melanie Re. 17 noviembre 2016
Dismenorrea: causas y tratamiento

Numerosas mujeres sufren dolores muy fuertes e intermitentes, parecidos a un cólico, en la parte baja del abdomen cuando les llega el período. Estas molestias pueden aparecer también en la espalda y provocar dolores de cabeza. Aunque es normal que existan diferentes dolores durante la menstruación, cuando llega a ser muy intenso no lo es y esto, en términos médicos, se conoce como dismenorrea.

La dismenorrea, llamada popularmente menstruación dolorosa, suele ser muy intensa, provocando un impedimento para realizar las actividades habituales, por lo que es importante que visites a un especialista para un tratamiento adecuado. Las mujeres con este trastorno suelen sentirse peor durante el inicio de su período y el dolor puede estar acompañado de diarrea.

Si quieres conocer más sobre el tema, en ONsalus te ofrecemos toda la información sobre la dismenorrea: causas y tratamiento.

También te puede interesar: Dolor menstrual: causas y tratamiento

Principales síntomas de dismenorrea

Los síntomas más característicos de los cólicos menstruales son molestias intensas y continuas en la parte baja del abdomen o calambres en la zona. Muchas veces, el dolor es palpitante y se irradia a la zona lumbar y los muslos. La dismenorrea te puede provocar náuseas y vómitos, heces líquidas, mareos, sudoración y migraña.

Este trastorno es muy común, se considera que el 50% de las mujeres lo sufren en algún momento de la vida. Si aparece antes de los 20 años de edad, en general, suele disminuir considerablemente con el tiempo y desaparece completamente tras el primer parto; sin embargo, si sufres de menstruación dolorosa luego de los 30 años la causa, frecuentemente, es orgánica, por lo que es indispensable encontrar la patología primaria que lo esté provocando.

Dismenorrea: causas y tratamiento - Principales síntomas de dismenorrea

Causas de la menstruación dolorosa

Durante el período menstrual se experimentan grandes cambios en el cuerpo, principalmente hormonales. El útero se contrae para ayudar a expulsar su revestimiento y unas sustancias llamadas prostaglandinas, las cuales son similares a las hormonas, generan las contracciones del músculo uterino. Como las prostaglandinas se encuentran implicadas en el dolor y la inflamación, un nivel alto de las mismas puede estar estrechamente relacionado a los calambres menstruales severos.

Este trastorno también puede deberse a otros, por ejemplo, a una endometriosis, la cual es una condición dolorosa que se caracteriza porque el tejido que recubre el útero se implanta fuera del mismo. Los fibromas uterinos también pueden ser una causa de la dismenorrea, los cuales son crecimientos no cancerosos en la pared del útero, aunque no suele ser tan común.

Las mujeres con adenomiosis también pueden tener una menstruación dolorosa, ya que en esta patología el tejido que envuelve al útero crece en las paredes musculares del mismo. Por otra parte, la enfermedad pélvica inflamatoria, conocida como EPI, es una infección de los órganos reproductores y puede ser una de las causas del la dismenorrea.

Otra posibilidad es que el dolor en la menstruación sea provocado porque la abertura del cuello uterino es muy pequeña e impide el flujo normal del período, lo cual suele ser conocido con el nombre de estenosis cervical.

Tratamiento para aliviar la dismenorrea

La dismenorrea es una patología que cuenta con numerosas posibilidades para su tratamiento, por lo que tu médico puede optar por otorgarte medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, llamados AINE, los cuales son útiles para aliviar los cólicos de la menstruación. Estos fármacos suelen suministrarse un día antes de que comiences el período y debes consumirlos con regularidad, aunque es indispensable que el profesional te indique la forma correcta de administrarlos.

Por otra parte, es posible que te recomiende anticonceptivos hormonales, ya que las píldoras anticonceptivas pueden ayudarte a reducir las molestias gracias a las hormonas con las que cuenta; sin embargo, estas hormonas también podrían ser suministradas por inyecciones, parches en la piel, un implante bajo la piel o un anillo flexible que se debe ubicar en la vagina.

Si la dismenorrea es provocada por una alteración subyacente, como endometriosis o fibromas, el tratamiento que te ofrecerá el profesional es quirúrgico, debido a que es necesaria la remoción del tejido anormal, lo cual ayuda significativamente a reducir todos los síntomas de la menstruación dolorosa.

Dismenorrea: causas y tratamiento - Tratamiento para aliviar la dismenorrea

Factores de riesgo para dismenorrea

Algunos de los factores que pueden favorecer a que sufras de menstruación dolorosa son:

  • Un comienzo temprano de la pubertad, o sea, 11 años o menos.
  • No haber tenido nunca un hijo.
  • Tener menos de 20 años de edad.
  • Menorragia, es decir, sangrado abundante durante el período.
  • Sangrado irregular, conocido como metrorragia.
  • Fumar.
  • Familiares que sufran de dismenorrea.
  • Vida muy sedentaria.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dismenorrea: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Dismenorrea: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dismenorrea: causas y tratamiento
1 de 3
Dismenorrea: causas y tratamiento

Volver arriba