Compartir

Ejercicios para relajar la tensión del estómago

Ejercicios para relajar la tensión del estómago

Todas esas personas que de forma recurrente sufren de ardores, dolores de estómago o gases deberían prestar especial atención a las causas psicológicas que podrían provocarlo. Un estado de estrés y ansiedad alargado en el tiempo provoca una tensión en nuestro organismo que no puede ser liberada de otra forma, por lo que se manifiesta a través de tensión en el estómago, provocando una gran cantidad de síntomas a nivel gastrointestinal.

Hacer frente a las muchas obligaciones y preocupaciones que tenemos en nuestro día a día nos somete a altos niveles de estrés y ansiedad. Como ya sabemos, el estrés tiene un impacto negativo en nuestra salud, y es indudable que uno de los órganos que más lo sufre es el estómago, con la aparición de dolencias como gastritis, úlceras, reflujo gastroesofágico y otras similares. No obstante, a nuestra disposición tenemos algunos ejercicios para relajar la tensión del estómago, y esto es lo que te explicaremos en el siguiente artículo de ONsalus. Sigue leyendo y aprende a liberar tu cuerpo de la tensión innecesaria.

También te puede interesar: Punzadas en el estómago: causas

Tensión muscular en el estómago: causas psicológicas

Esta tensión muscular que podemos notar en el estómago, a nivel médico recibe el nombre de tensión diafragmática. Su causa física es la tensión muscular de los tejidos que separan abdomen y tórax, y que se vincula con la región de los pulmones y los costados.

Hay numerosos estudios que vinculan el diafragma con las emociones, de hecho, en esta zona es donde se produce el equilibro entre los sistemas nerviosos simpático y parasimpático. Por todo ello, es normal que cuando estamos tensos y ansiosos notemos una presión en esa zona que se manifiesta de distintas formas.

Hay distintos síntomas que pueden alertarnos que el estrés o la ansiedad nos está afectando a nivel físico. Algunos de estos síntomas físicos son:

  • Sudoración excesiva.
  • Frecuencia cardíaca acelerada.
  • Respiración distinta.
  • Temblores.
  • Molestias abdominales.
  • Sequedad en la boca.
  • Orinar en exceso.
  • Náuseas.
  • Dificultad para comer.
  • Mareos.

Pero, obviamente, también se puede reconocer a nivel psicológico con:

  • Dificultad para concentrarse.
  • Mucho cansancio.
  • Problemas sexuales.

Si te reconoces en estos síntomas, quizás es hora de analizar tu propia vida y ver qué es lo que podría desencadenar esto; problemas emocionales, cambio de trabajo o de casa, una relación amorosa, el nacimiento de un hijo, alguna pérdida importante, etcétera. Por otro lado, quizás no se manifiesta la ansiedad de forma tan clara como acabamos de decir y, simplemente, la tensión acumulada va a tu estómago y sufres síntomas gastrointestinales como:

  • Diarrea o estreñimiento
  • Gastritis
  • Ardores de estómago
  • Dolor estomacal o cólicos
  • Úlceras estomacales

En el caso de que el especialista no encuentre una causa específica, se aclara bastante que las causas son la tensión del estómago.

Cómo rebajar el estómago de nervios

Para evitar que el estrés dañe nuestro estómago y, por añadidura, nuestro sistema digestivo, es aconsejable realizar una serie de ejercicios que nos ayuden a eliminar la tensión del estómago o en el diafragma, y lograr así evitar estos y otros síntomas. Estos ejercicios también nos ayudarán a relajarnos cuando nos sintamos nerviosos y a mantener nuestro equilibro emocional.

Para el primero de estos ejercicios comenzaremos sentados, con la espalda recta y los hombros relajados. Colocamos la yema de los dedos de la mano derecha en el plexo solar (entre el corazón y el ombligo) e inspiramos profundamente, llenando nuestro abdomen de aire. Mantendremos el aire en nuestro interior durante cinco minutos y a continuación exhalaremos lentamente, inclinándonos hacia adelante mientras hacemos presión con los dedos, evitando en todo momento que sea excesiva. Poco a poco notaremos como nuestro estómago se relaja.

Ejercicios para relajar el abdomen

De pie, con las piernas ligeramente separadas y las rodillas un poco flexionadas, colocamos las palmas de las manos en la parte superior de los muslos. Nos arqueamos ligeramente hacia atrás, dejando caer la cabeza sin hacernos daño, mientras percibimos cómo se distiende la boca del estómago.

De este modo realizamos diez o quince respiraciones completas y para terminar nos masajeamos toda la zona del diafragma con la yema de los dedos, realizando pequeños movimientos circulares sin hacer demasiada presión.

Lo bueno de estos ejercicios es que no solo relajan nuestro estómago y diafragma, sino que relajan nuestro cuerpo al completo, ayudándonos a liberar la tensión y a rebajar los niveles de estrés y ansiedad.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ejercicios para relajar la tensión del estómago, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Ejercicios para relajar la tensión del estómago

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ejercicios para relajar la tensión del estómago
1 de 2
Ejercicios para relajar la tensión del estómago