Compartir

¿La esquizofrenia es hereditaria?

¿La esquizofrenia es hereditaria?

Entre los trastornos mentales, la esquizofrenia es una de las más conocidas y que afecta a cerca de 21 millones de personas en el mundo, aunque su incidencia es menor que otras patologías. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres y frecuentemente los indicios de esta enfermedad aparecen entre los 17 y 29 años de edad.

Una persona que posiblemente padezca esquizofrenia podría tener cambios en su conducta o exagerar sus emociones, presentar síntomas como paranoia, desórdenes en el pensamiento, delirios, alucinaciones, escucha o percibe cosas que nadie más puede, entre otras.

La esquizofrenia no tiene cura, pero pueden controlarse los síntomas con el tratamiento adecuado; sin embargo, siempre está la posibilidad de presentar recaídas. Pero cada vez más son las personas que logran continuar con una buena calidad de vida y formar una familia, aunque con la incertidumbre de pasar la enfermedad a sus descendientes. Por este motivo, si tienes duda sobre si ¿la esquizofrenia es hereditaria?, en este artículo de ONsalus te informaremos sobre ello y de otros puntos relevantes de la esquizofrenia.

También te puede interesar: Esquizofrenia infantil: síntomas y causas

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es un trastorno en el que existe una variación física y bioquímica en el cerebro, consisten básicamente en la alteración de ciertos neurotransmisores, que son los elementos que transmiten la información, como las cosas que vemos y sentimos, de una neurona a otra.

Al existir esta modificación y no haber una correcta conexión, la información que se transmite suele ser interpretada erróneamente o asociada de distinta manera, lo que lleva a que la persona con esquizofrenia presente alucinaciones, ideas de persecución y otros síntomas. Como la alteración es a nivel cerebral, aunque la información de lo que les rodea y lo asociado al cuerpo mismo frecuentemente es erróneo, las personas con esquizofrenia lo ven y perciben como real, siendo complicado para los demás tratar de explicarles que esas situaciones no son parte de la realidad.

Frecuentemente, suelen sentirse incomprendidos afectando más su conducta, encerrándose en sí mismos, a veces agresivos o deprimidos, por ello la importancia de atender correctamente el trastorno; no obstante, cada persona es distinta y pueden reaccionar de varias maneras a esta enfermedad, además algunos casos pueden ser más graves que otros.

Antes de la presencia de la enfermedad, una persona con esquizofrenia pudo haber tenido una vida como la de cualquier otro, sin mostrar indicios de algún problema. Se ha observado que situaciones intensas de estrés o tensas suelen estimular y desencadenar el desarrollo de este trastorno, como el fallecimiento de algún ser querido, irse de casa, el uso de ciertas drogas o después del nacimiento de un hijo, ya que al no poder manejar estas situaciones el cerebro se descompensa.

¿La esquizofrenia es hereditaria?

Antes de la producción de medicamentos eficaces para controlar los síntomas de la esquizofrenia, los pacientes con este trastorno no solían tener pareja e incluso eran internados en centros psiquiátricos por largo tiempo. No obstante, en la actualidad es cada vez mayor el número de personas con esquizofrenia que logran formar una familia siguiendo el tratamiento, pero queda la incertidumbre sobre si la esquizofrenia es hereditaria y si será trasmitida a los hijos o qué posibilidad existe de desarrollar esquizofrenia si algún familiar lo padece.

Si bien existen muchos casos de pacientes sin algún tipo de antecedente familiar con esquizofrenia, la probabilidad de padecer este trastorno aumenta si se ha presentado en la historia de la familia, ya que se considera que un factor fundamental es la carga genética y con ello la posibilidad de heredar las mutaciones de múltiples genes encargados del funcionamiento del cerebro.

Por otro lado, aun cuando exista el riesgo de padecer este trastorno no significa que obligatoriamente vaya a presentarlo, puesto que muchas veces es necesario que se involucren otros factores para desencadenar la enfermedad y sus síntomas, además de la predisposición de la persona.

Teniendo esto en cuenta, las probabilidades de heredar esquizofrenia pueden variar y dependerán de la relación sanguínea de la persona con el familiar con el trastorno, por ejemplo:

  • Los hijos de una persona con esquizofrenia tienen aproximadamente un 12% de posibilidad de desarrollar la enfermedad.
  • Los hijos de dos personas con esquizofrenia tienen entre 40% a 55% de probabilidades de heredar el trastorno.
  • Si el paciente tiene un gemelo, el riesgo de que el otro desarrolle esquizofrenia es de 50% en hermanos idénticos y de 5% a 15% en mellizos.
  • El sobrino de un paciente con esquizofrenia tiene aproximadamente 8.5% de posibilidades de padecer la enfermedad.
  • Otros familiares de segundo grado del paciente, como tíos, nietos o primos, pueden tener un riesgo de 2.5% de desarrollar esquizofrenia.
¿La esquizofrenia es hereditaria? - ¿La esquizofrenia es hereditaria?

Factores de riesgo para desarrollar esquizofrenia

Si bien no se ha establecido qué origina la alteración en el cerebro que produce la esquizofrenia, se han detectado ciertos factores que aumentan las posibilidades de padecer este trastorno, principalmente:

  • Antecedentes familiares, hay mayor la probabilidad si ha habido casos de esquizofrenia en la familia, sin importar cuantas generaciones han pasado. No obstante, también puede desarrollarse sin tener antecedentes en la familia.
  • Alteraciones genéticas, se considera que las mutaciones en varios de los genes involucrados en la actividad neuronal, de la memoria y el aprendizaje podrían ser determinantes para desarrollar esquizofrenia.
  • Alteraciones bioquímicas en el cerebro, fundamentalmente en los neurotransmisores como el de la dopamina.
  • Factores durante la gestación, las complicaciones durante el parto o alguna situación durante el embarazo podría ocasionar un mal desarrollo en el cerebro del gestante.
¿La esquizofrenia es hereditaria? - Factores de riesgo para desarrollar esquizofrenia

Tratamiento de la esquizofrenia

En la actualidad existe una serie de tratamientos para la esquizofrenia muy efectivos, mejorando la calidad de vida del paciente, con la capacidad para laborar y dándole la oportunidad de formar una familia si así lo desea.

Una vez diagnosticado el trastorno de esquizofrenia en una persona, el especialista incluirá en el proceso fármacos antipsicóticos para favorecer el equilibrio químico del cerebro, normalizando sus funciones y regulando el sistema nervioso central. La dosis y el tipo de antipsicótico será el que el médico señale de acuerdo al estado del paciente y el grado de la enfermedad. Es importante que no se suspenda o altere el tratamiento para la esquizofrenia, puesto que podría conllevar a recaídas o desmejoramiento de la condición.

Además del seguimiento con fármacos, se puede acompañar el tratamiento con psicoterapia, de la mejor manera que el especialista recomiende para ir introduciéndolo a la sociedad y mejorar la relación con la familia y los demás.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿La esquizofrenia es hereditaria?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Escribir comentario sobre ¿La esquizofrenia es hereditaria?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿La esquizofrenia es hereditaria?
1 de 3
¿La esquizofrenia es hereditaria?

Volver arriba