Compartir

Tétanos: síntomas y tratamiento

Por Jorge Andrés Caraballo, Odontólogo. 11 abril 2017
Tétanos: síntomas y tratamiento

Cuando una persona sufre una herida accidental con un objeto, en especial cuando está sucio u oxidado, muchas veces se sugiere que sea llevado a emergencias para la colocación de una vacuna antitetánica. Esto es debido a la posibilidad de contraer una enfermedad llamada tétanos, la cual es muy grave, ya que los síntomas son bastante dramáticos y existe la posibilidad de que se ponga en riesgo la vida del afectado, por lo cual dicha reacción ante las heridas forma parte del protocolo de primeros auxilios para las heridas.

En este articulo de ONsalus, hablaremos sobre el tétanos: síntomas y tratamiento, además de explicarte a qué se debe esta condición, cómo se transmite y de qué manera puedes prevenirla.

Que es el tétanos

El tétanos es una enfermedad caracterizada principalmente por causar espasmos musculares y rigidez en todo el cuerpo debido a la entrada de una bacteria al cuerpo, conocida como Clostridium tetani. Sin embargo, no es la presencia en sí de la bacteria lo que causa la enfermedad, sino las toxinas que libera.

Cuando la bacteria entra al organismo, libera desde el sitio de entrada una toxina llamada tetanoespasmina, la cual viaja a través del torrente sanguíneo hasta llegar a las terminaciones nerviosas principalmente de la médula espinal, donde altera la capacidad de los nervios de controlar los impulsos nerviosos y, por lo tanto, envía excesivas señales de contracción a los músculos de todo el cuerpo, causando los síntomas.

Tétanos: contagio y transmisión

La bacteria causante del tétanos suele encontrarse en el suelo y en la superficie de objetos sucios, sobre todo metales que se encuentran en proceso de oxidación como por ejemplo clavos, cuchillos y herramientas, y puede encontrarse también en las heces de los animales, por lo cual es más probable encontrar la bacteria en ambientes de campo por la combinación de estos dos factores. La infección a través de la mordida de un animal también es una posibilidad.

El Clostridium tetani entra al organismo cuando la persona afectada sufre un corte o punción con alguno de estos objetos contaminados, desde el cual la bacteria se aloja en la herida y empieza a producir la toxina. Mientras más profunda sea la herida y más cerca esté de los elementos del sistema nervioso central, como por ejemplo la médula espinal, más probable es que se manifieste la enfermedad y más graves son los síntomas.

Tétanos: síntomas y tratamiento - Tétanos: contagio y transmisión

Síntomas del tétanos

Después de la entrada de la bacteria al organismo, puede pasar un tiempo considerable hasta la manifestación de los primeros síntomas, el cual suele ser de entre 5 a 15 días, pero puede ser tan corto como 24 horas o tan largo como varios meses.

Los síntomas iniciales del tétanos son los siguientes:

  • Insomnio.
  • Dolor de columna.
  • Dificultad para caminar.
  • Dificultad para tragar.
  • Rigidez en la nuca.
  • Contracción de los músculos de la mandíbula, la cual se conoce como trismo, que es el síntoma mas característico de la enfermedad.

En estados más avanzados de tétanos, el afectado empieza a tener contracturas musculares que empiezan en la cabeza y descienden hacia las extremidades. La contracción de los músculos de la nuca, tronco, abdomen y miembros produce una postura arqueada conocida como opistótonos. Las contracciones, por lo general, son dolorosas, intermitentes y producidas por pequeños estímulos como luz o ruidos, y en estados avanzados se acompañan de sudoración, fiebre, alteraciones del ritmo cardíaco y de la tensión arterial.

Tratamiento para el tétanos

Para diagnosticar esta condición, es necesario conocer los antecedentes del paciente, principalmente una posible herida reciente que haya servido como método de entrada de la bacteria. El trismo es un elemento muy característico del tétanos y, por lo general, su presencia lo diagnostica.

Si bien el tétanos en los casos más leves puede curarse solo y sin dejar secuelas, es importante administrar un tratamiento de tres fases realizadas simultáneamente:

  • La primera fase consiste en eliminar la bacteria de la herida por donde entró a través de la administración de antibióticos como la penicilina y la remoción quirúrgica de los tejidos dañados y cuerpos extraños, así como la correcta limpieza de la herida.
  • La segunda fase consiste en la neutralizar la toxina que causa los síntomas mediante la inmunización con vacunas que combaten dicha toxina.
  • La tercera fase consiste en el tratamiento de los síntomas, principalmente los espasmos dolorosos y el control de las vías aéreas mediante la aplicación de relajantes musculares como el Diazepam. Los afectados suelen permanecer en habitaciones tranquilas donde no hayan estímulos que produzcan las contracciones.
Tétanos: síntomas y tratamiento - Tratamiento para el tétanos

Prevención del tétanos

El tétanos se puede prevenir mediante la aplicación de vacunas que empiezan desde temprana edad y continúan durante el resto de la vida.

La primera vacuna se coloca al segundo mes de haber nacido y suele aplicarse junto con otras vacunas que son las de la antibordetella pertussis, antidiftérica y antiinfluenza. Esta vacuna se repite dos veces con un tiempo de 2 meses entre una y otra y se refuerza a los 2 y 5 años, luego se reforzará cada 10 años. Las mujeres embarazadas también se deben vacunar al sexto mes de gestación.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tétanos: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

Escribir comentario sobre Tétanos: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tétanos: síntomas y tratamiento
1 de 3
Tétanos: síntomas y tratamiento

Volver arriba