Compartir

Trastorno bipolar: qué es, síntomas y tratamiento

Trastorno bipolar: qué es, síntomas y tratamiento

La bipolaridad es una enfermedad de salud mental que provoca que una persona pase por diferentes estadios anímicos muy contrarios entre síes y sin ningún motivo aparente: puede pasar de la ira, a la alegría o a la tristeza absoluta. Estos altibajos no solo son a nivel anímico sino que también pueden sentirlos en su energía física ya que, cuando están tristes sentirán que no tienen fuerzas ni siquiera para salir de casa.

El trastorno bipolar afecta tanto a hombres como a mujeres y puede experimentarse en edades muy tempranas: a partir de los 15 años puede empezar a desarrollarse esta enfermedad. En ONsalus vamos a descubrirte diferentes aspectos sobre este trastorno para que puedas saber qué es, cuáles son los síntomas y cómo se puede tratar para tener una vida más estable y tranquila.

Qué es el trastorno bipolar

El trastorno bipolar es una enfermedad de salud mental que también se puede detectar por conllevar a un estado maníaco o depresivo. Los cambios de humor bruscos y sin motivo aparente es lo que más caracteriza a las personas que padecen esta afección ya que el trastorno hace que la persona pueda pasar de un estado de exagerada alegría y energía a un episodio gravemente depresivo en el que se muestre apática y sin fuerzas para hacer nada.

Es difícil diagnosticar a una persona con bipolaridad porque se suelen confundir con otros aspectos como padecer depresión, tener una fuerte personalidad, etcétera. Además, los episodios en los que aparece la enfermedad no siguen ningún patrón claro por lo que es complicado saber cuándo volverá a surgir así como delimitar la duración de los mismos ya que puede conllevar a algunas horas, a días, semanas o incluso meses.

A veces puede confundirse la bipolaridad con los altibajos anímicos que experimentamos todas las personas. Es normal sentirse a veces feliz y otras veces más triste, las hormonas, los sentimientos o las vinculaciones emocionales pueden hacernos pasar por diferentes estados de ánimo en nuestra vida cotidiana.

Una persona bipolar presentará esos mismos altibajos pero de una forma mucho más potente e incontrolada: la enfermedad puede hacer que hiera a personas, complicar la convivencia e, incluso, perder un empleo. Dependiendo de cada paciente, este trastorno también puede inducir a que la persona llegue a hacerse daño a sí misma o, incluso, tenga tendencias suicidas.

Síntomas del trastorno bipolar

Para poder saber reconocer a una persona bipolar es importante que tengas en cuenta una serie de síntomas que te ayudarán a detectar esta enfermedad. Como ya hemos dicho, es fácil que se confunda con un carácter fuerte o con una persona con inclinaciones depresivas pero sus respuestas serán mucho más intensas.

A continuación te detallamos los síntomas del trastorno bipolar para que sepas detectarlos, debes saber que, dependiendo del estado anímico que presente, los síntomas serán unos u otros, por eso te los diferenciamos en dos bloques: el de episodio maníaco y el del depresivo.

Síntomas del episodio maníaco

  • Se muestran muy optimistas y positivos antes el día a día aunque no tengan ningún motivo aparente de esta felicidad.
  • Están muy nerviosos y ansiosos por hacer cosas, por hablar, por moverse, etcétera. De hecho, suelen presentar dificultades a la hora de dormir y con tan solo 3 horas ya se sienten descansados.
  • Durante una conversación no pueden mantener el hilo y hablan a destajo, de muchas cosas aunque no tengan nada que ver con lo que se estaba hablando.
  • También suelen estar muy sensibles, algo que les puede producir que si dices algo que no les gusta, pase a estar irritable de una forma explosiva.
  • No ven el riesgo y, cuando están en el momento de excitación y alegría, pueden gastarse mucho dinero, tener sexo sin control o tomar decisiones precipitadas de forma impulsiva y no reflexiva.

Síntomas del episodio depresivo

  • Cuando una persona bipolar está en el momento depresivo, su manera de afrontar el día a día será de un modo totalmente negativo y triste y, como ocurría con lo anterior, tampoco habrá un motivo exacto o razonable que le induzca a este estado de ánimo.
  • También experimentan problemas para concentrarse y se olvidan fácilmente de las cosas pues el cuerpo apenas se siente con energía.
  • Estar apático también es una condición muy habitual en las personas bipolares cuando están en este momento y es que se sienten sin interés por hacer nada.
  • Sienten que están siempre cansados y sin energía para continuar con sus obligaciones o su rutina diaria.
  • Este estado anímico también les suele producir problemas de insomnio ya que les resultará difícil poder conciliar el sueño.
  • Dependiendo del grado en el que esté la enfermedad, puede ser peligroso porque un bipolar puede llegar a lesionarse e, incluso, a pensar en el suicidio.

En ambos episodios, los pacientes con bipolaridad pueden presentar signos de psicosis, es decir, sufrir alucinaciones o delirios: pueden afirmar ver, oír o sentir algo que no está sucediendo en la vida real.

Tratamiento del trastorno bipolar

Una vez se ha diagnosticado que una persona padece de bipolaridad se debe comenzar el tratamiento cuanto antes para aminorar los síntomas y poder llevar una vida más estable y controlada. Debes saber que, hasta ahora, esta enfermedad no tiene cura pero sí que existen medicamentos y opciones que están indicadas para controlar los síntomas que acabamos de enumerar.

Los medicamentos son el tratamiento más habitual para el trastorno bipolar. Existen una gran variedad de opciones que dan buen resultado pero siempre el seguimiento y la receta debe estar supervisión médica ya que cada paciente responde de una manera diferente. La medicina que suele recetarse puede ser de diferentes tipos:

  • Antipsicóticos: resultan muy útiles para aliviar los síntomas psicóticos en los que el paciente vea, oiga o experimente una realidad que solo está en su imaginación.
  • Litio: es la medicina que se usa para poder controlar los episodios depresivos como los maníacos y así evitar que se repitan intentando crear una línea de estabilidad entre ambos.
  • Anticonvulsivos: están indicados para estabilizar el humor y conseguir frenar los diferentes picos anímicos.

También se recomienda que las personas que padecen trastorno bipolar acudan a terapias de "diálogo" o psicoterapias que son llevadas por psiquiatras y que están indicadas para cambiar la conducta y aprender a manejar sus cambios de humor. Este tipo de terapia también se realiza para mejorar la relación del paciente con la sociedad y que sea, así, más fácil la convivencia.

En el caso de que la persona no mejore con ninguna de estas opciones, puede recurrirse a una terapia alternativa que se llama "electroconvulsiva" o TEC. Lo que hace es emitir descargas eléctricas que pueden ayudar a corregir problemas cerebrales.

El trastorno bipolar en niños

Los cambios de humor repentinos en los niños, son algo de lo que se debe estar pendiente ya que pueden ser un claro indicador de que algo sucede. El cambio de comportamiento repentino y/o cambios de estado de ánimo prolongado en niños se denomina medicamente como trastorno bipolar durante la infancia. Esta condición se caracteriza por comportamientos extremos del niño muy "altos" y muy "bajos".

Estos cambios de humor rápidos pueden ser fácilmente experimentados muchas veces al día de una manera cíclica. Un ciclo común de comportamiento observado es generalmente bajo por las mañanas, seguido de un nivel extremadamente alto de energía por la noche. Estos cambios de humor en los niños son el resultado de más de un estimulador sensorial sensible.

Otras causas de los trastornos bipolares en los niños podrían ser el resultado de un desequilibrio químico en el cerebro, especialmente en los neurotransmisores que regulan las endorfinas (sustancias químicas responsables de los estados de ánimo positivos), o una experiencia que les cambie la vida. Los pequeños pueden exhibir un comportamiento pasivo y/o violento. Los síntomas del trastorno bipolar durante la infancia son variados y dependen principalmente de la rapidez de los cambios de humor y la gravedad de la enfermedad.

Pueden aparecer trastornos del sueño, tristeza persistente, hiperactividad, gran inquietud, problemas para controlar la ira, niveles altos de ansiedad, impulsividad, etc. El trastorno bipolar puede ir unido a una serie de problemas sociales y problemas de aprendizaje. Muchas veces este problema viene acompaño de otros trastornos psiquiátricos como la atención con hiperactividad, trastorno obsesivo-compulsivo, etc. Esto hace que sea muy difícil para los niños poder interactuar con compañeros y adultos por igual.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trastorno bipolar: qué es, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Trastorno bipolar: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
flavia
hola mi consulta es q tengo un bebe de 1año y 4 meses el cuando se enoja se golpe la cabeza contra la pared da talonazos contra el pizo e intenta golpearnos esto se da varias veces al dia gracias

Trastorno bipolar: qué es, síntomas y tratamiento
1 de 4
Trastorno bipolar: qué es, síntomas y tratamiento