Compartir

Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 22 diciembre 2015
Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento

El cáncer de cuello uterino o cáncer cervical es uno de los más frecuentes entre el sexo femenino y por el cual se forman células malignas justo en los tejidos de la parte inferior del útero (matriz). Su desarrollo es muy lento y en un inicio se manifiesta mediante lo que se denomina displasia cervical, que hace referencia a la existencia de alteraciones anormales en las células del cuello uterino, las cuales pueden derivar en cáncer cervical si no se recibe tratamiento. Esta patología suele ser asintomática en un inicio, pero puede detectarse de forma precoz durante un simple examen ginecológico rutinario, de ahí la importancia de insistir en que las mujeres no deben obviar ni olvidarse de este tipo de pruebas. Un diagnóstico prematuro será esencial para que la paciente pueda recuperarse favorablemente y el cáncer no se disemine hacia otras zonas del cuerpo.

En ONsalus te ayudamos a conocer todos los detalles que necesitas saber acerca del cáncer de cuello uterino, mostrándote sus causas, síntomas y tratamiento.

 

Factores de riesgo del cáncer de cuello uterino

Se pueden distinguir varios factores de riesgo que están vinculados al padecimiento del cáncer de cuello uterino, pero el más importante y que es el principal causante en la mayoría de casos, es el virus del papiloma humano (VPH). Este es un virus que se transmite de una persona a otra a través del contacto sexual y del que se pueden diferenciar muchísimos tipos. Algunos de ellos, pueden causar significativos cambios en el cuello uterino e incrementar el riesgo de padecer este tipo de cáncer; no obstante, otros ocasionan la aparición de las denominadas verrugas genitales. Para saber más acerca de esta enfermedad de transmisión sexual y adoptar las medidas de prevención apropiadas, te recomendamos que leas el artículo Verrugas genitales: contagio, síntomas y tratamiento.

No todas las mujeres que presentan infección por VPH desarrollarán un cáncer de útero y, además, se debe tener en cuenta que existen otros factores de riesgo que influyen en la incidencia de esta enfermedad. Estos son los siguientes:

  • Tener un sistema inmunológico debilitado, ya sea debido a la toma de ciertos medicamentos, un trasplante de órganos, el padecimiento de otro tipos de cáncer, por el virus del VIH, etc.
  • Sufrir o haber sufrido una enfermedad de transmisión sexual, como por ejemplo el herpes genital.
  • Mantener relaciones sexuales con riesgo, sin usar la protección adecuada.
  • Tener un número elevado de parejas sexuales o mantener relaciones a una edad temprana.
  • Tomar anticonceptivos orales durante un tiempo prolongado.
  • Fumar.
  • Haber dado a luz a muchos hijos.
  • Las mujeres de mayor edad son más propensas a padecer este tipo de cáncer.
  • Tener familiares directos que hayan sufrido cáncer de cuello uterino.
Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento - Factores de riesgo del cáncer de cuello uterino

Síntomas del cáncer de cuello uterino

En las etapas iniciales, el cáncer de cuello uterino suele ser asintomático y lo más probable es que no ocasione signos ni síntomas visibles. Su desarrollo es bastante lento y, por este motivo, resulta tan importante someterse a las pruebas ginecológicas de forma periódica para poder identificar el padecimiento de VPH o la existencia de células anormales, en el caso de que así sea. Además, su pronóstico es mucho más favorable cuando se detecta de forma temprana.

Cuando el cáncer de útero empieza a manifestarse, la mujer puede experimentar los síntomas que detallamos a continuación:

  • Sangrados vaginales anormales, los cuales no son debidos a la menstruación y pueden suceder entre periodos, tras las relaciones sexuales o incluso después de la menopausia.
  • Flujo vaginal abundante e inusual, el cual puede ser pálido, tener un color rosáceo o marrón, presentar sangre y/o con un olor fétido muy desagradable.
  • Flujo menstrual más abundante de lo normal y periodos menstruales de mayor duración.
  • Dolores pélvicos, que pueden irradiar hasta las piernas.
  • Dolores durante y después de las relaciones sexuales.

En aquellos casos en los que el cáncer cervical esté en una fase avanzada y se haya podido diseminar afectando a otras partes del cuerpo, es posible que la paciente presente alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor al orinar.
  • Dolores de espalda, de huesos y de piernas.
  • Reducción de apetito y pérdida de peso.
  • Fístulas vesicales o rectales.

Es fundamental que ante cualquiera de los síntomas aquí descritos, consultes con tu médico de forma temprana. Y es que aunque muchos de ellos pueden estar ocasionados por otro tipo de afecciones, es importante descartar la posibilidad de que se trate de un cáncer de cuello uterino.

Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas del cáncer de cuello uterino

Exámenes para diagnosticar el cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino puede diagnosticarse de manera precoz mediante la realización de las pruebas ginecológicas periódicas. Las dos más importantes a las que una mujer debe someterse para prevenir esta enfermedad o poder detectarla son la prueba de Papanicolau, también llamada citología vaginal, y la denominada prueba del VPH, que sirve para detectar el virus que podría conllevar a un cáncer cervical con el paso del tiempo. Es imprescindible que todas las mujeres se realicen aquellas pruebas que su médico les aconseje, además de someterse a una citología vaginal una vez al año cuando si se es mayor de 21 años o se han empezado a mantener relaciones sexuales.

En el caso de que el facultativo observe alteraciones anormales en dichas pruebas o tenga la sospecha de que hayan células cancerosas, es posible que ordene la realización de otros exámenes como los siguientes:

  • Colposcopia: se lleva a cabo cuando se han observado células anormales y permite observar la superficie del cuello del útero o cérvix de manera ampliada.
  • Test de Schiller: se embadurna el cuello uterino con una solución determinada para ver si las células se tiñen de color marrón, ya que aquellas que son cancerosas no se tiñen.
  • Biopsia: se toma una pequeña muestra del tejido para analizarlo posteriormente bajo microscopio.
  • TAC: se utilizan técnicas de imagen para comprobar si los ganglios linfáticos pélvicos o los riñones han resultado afectados.
Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento - Exámenes para diagnosticar el cáncer de cuello uterino

Tratamiento del cáncer de cuello uterino

La forma de tratamiento del cáncer de cuello uterino puede variar de una paciente a otra, y es que se determina en base a diferentes factores, como el estadio del cáncer, del estado de salud de la paciente, así como de su edad, si desea tener hijos, etc. A continuación, detallamos los diferentes tratamientos que el especialista puede considerar para hacer frente a esta enfermedad.

Cirugía

Se procede a la extirpación del tejido precanceroso o canceroso. En el caso de aquel cáncer cervical detectado precozmente, se suelen llevar procesos quirúrgicos como LEEP, que consiste en la extirpación del tejido mediante la electricidad; la crioterapia, técnica que congela las células cancerosas; o la terapia con láser.

Sin embargo, en el cáncer de cuello uterino avanzado y de mayor gravedad, es posible que se deba recurrir a la histerectomía, mediante la cual se extirpa el útero y los tejidos próximos que han resultado dañados. En casos muy extremos, se puede requerir una evisceración pélvica, que consiste en la extirpación de los órganos de la pelvis.

Radioterapia

El uso de radiación de alta intensidad para combatir el cáncer puede aconsejarse como tratamiento único previamente a la cirugía o alternarse con la quimioterapia. Puede conllevar ciertos efectos secundarios, como fatiga, debilidad, sequedad en la piel, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, diarrea, etc.

Quimioterapia

Se administran medicamentos especiales para disminuir el tamaño del tumor o destruirlo. Estos pueden administrarse por vía oral o por vía intravenosa y suelen causar efectos secundarios como náuseas, vómitos, diarrea, cansancio, pérdida de apetito, leucocitos bajos, hematomas, adormecimiento de manos y pies, dolores de cabeza, pérdida de pelo, piel y uñas oscurecidas.

Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento del cáncer de cuello uterino

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
ailyne
me parecio muy util este archivo y eso que solo lo iba a buscar con una compañera para un trabajo que tenemos que hacer en la escuela.......
me parece muy util que muestren los sintomas y los cuidados.......
ATTE
    ailyne y catalina

Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento
1 de 5
Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba