Compartir

¿Es verdad que la insulina engorda?

 
Por Gennesis González, Médico. 9 agosto 2018
¿Es verdad que la insulina engorda?

La clave del metabolismo del ser humano es la insulina, hormona que es producida por unas células pancreáticas denominadas células beta, esta hormona es la encargada de ejercer funciones importantes y determinantes en la salud del ser humano, por ejemplo, regular los niveles de azúcar en sangre.

Hay muchos mitos y verdades alrededor del tema de la insulina, que son capaces de generar inquietud en los pacientes diabéticos justamente en el momento del cumplimiento del tratamiento, cosa que realmente no hay que escoger sino que tomar y aceptar como estilo de vida una vez que se haya diagnosticado por el médico. ONsalus te explicará realmente si es verdad que la insulina engorda y otras curiosidades de la insulina.

También te puede interesar: Curva de la glucosa: valores de referencia

La insulina y sus efectos sobre el cuerpo

La insulina es capaz de actuar de forma determinante en varios puntos importantes del metabolismo corporal:

  1. Desempeña un papel imprescindible en el apetito.
  2. Regula el peso corporal.
  3. Actúa en el metabolismo de las grasas

Todo esto lo realiza almacenando la glucosa que circula en la sangre después de la ingesta de comida utilizándola como fuente energética para realizar funciones básicas del ser humano.

La diabetes tipo 2 se asocia de dos particulares formas con la insulina, la primera de ellas está relacionada con el déficit de insulina, lo que caracteriza a esta patología es que hay una pérdida de peso relevante y la segunda es la resistencia celular de utilizar apropiadamente la insulina cuyo síntoma es el aumento de peso.

¿Es verdad que la insulina engorda?

Lo que es cierto es que es un mito creer que la insulina engorda, en resumidas palabras la insulina no es capaz de engordar tan solo con administrarla.

Esta es una de las tantas razones por las que el paciente diabético se rehúsa a utilizar su tratamiento con la insulina, sin embargo es totalmente errada.

Pero ¿a qué se debe entonces esta falsa creencia? en un principio antes de la administración de insulina el paciente tiende a mantener los niveles de glucosa sanguíneos elevados por lo tanto esto se va eliminar directamente por el riñón, es decir, a través de la orina perdiendo además de la glucosa todas las calorías necesarias para el funcionamiento corporal a su vez bajando una cantidad importante de peso.

Se sabe que una diabetes mellitus mal controlada repercute directamente en el peso corporal.

Una vez iniciado el tratamiento con insulina para las personas diabéticas, se va a regular un proceso que debería ser normal, siendo posible que la glucosa entre las células normalmente y con eso recuperar el peso perdido, de esta manera se evita la perdida de una cantidad importante de kilocalorías por la orina dirigiéndose directamente a las células.

Una persona diabética que no esté controlada tiende a asumir la pérdida de peso pero equivocadamente, enfrentándola con el aumento de la ingesta diaria de comida; una vez que se regula este proceso mediante el uso de la insulina se debe ajustar una dieta alimentaria óptima para el paciente, ya que se está consumiendo la misma cantidad de calorías que cuando existía una pérdida importante por la orina acumulándolas y aumentando de peso de manera relevante, esta es la verdadera razón por la cual existe la falsa creencia de que la insulina engorde.

En el siguiente artículo de ONsalus te hablamos sobe la dieta para la diabetes tipo 2.

¿Es verdad que la insulina engorda? - ¿Es verdad que la insulina engorda?

Qué hacer para no aumentar de peso utilizando insulina

Como ya se sabe que la insulina por sí sola no genera el aumento de peso, se deben tomar en cuenta ciertas medidas saludables para regular el peso corporal. La primera y lo más importante es calcular es la cantidad de calorías que se ingieren el día esto es imprescindible para todas las personas que padecen de diabetes mellitus, logrando prevenir directamente el aumento de peso, lo ideal sería ingerir en la dieta frutas y vegetales, tomando en consideración también que cada comida contenga todos los ingredientes necesarios para cubrir las necesidades energéticas corporales. A nivel médico existe una regla fundamental al momento de calcular las calorías tras la administración de insulina para las personas diabéticas qué incluye:

  • Mitad de vegetales.
  • Un cuarto de proteínas.
  • Un cuarto de almidón.

Asociado a esto es importante disminuir la cantidad de las porciones de la comida, el especialista en nutrición será clave para este punto.

  • No evites el comer, una de los errores comunes es saltar comidas y con esto perder calorías, lo que se logra realmente utilizando éste método es que en la próxima comida a ingerir incluya mucha más más porción de lo debido para tratar de reponer el déficit energético; así mismo está asociado a que esto genere concentraciones de azúcar en sangre elevadas ocasionando un descontrol en la dosis de insulina ya que sería sin duda alguna insuficiente.
  • Realizar ejercicios esto permite disminuir las calorías, se recomienda hacer aproximadamente 30 minutos de actividad física de baja intensidad al día incluyendo ejercicios como nadar, bailar, manejar bicicleta e incluso caminar.
  • El uso de la insulina debe ser estrictamente como el médico lo indica sin necesidad de ajustarse la dosis, ante cualquier duda lo importante es consultar con el especialista quién es el que tiene el control en el estado de la salud del paciente diabético.
  • Finalmente es importante tomar en cuenta la hora ideal para la administración de la insulina que es justamente antes de las comidas Dependiendo el tipo de insulina.

Otros mitos acerca de la insulina

Otros los mitos más comunes con las personas diabéticas es creer que por sí sola la insulina puede crear algunas complicaciones cosa que no es del todo cierta, de hecho, la insulina permite tomar el control de tu vida regulando las concentraciones de glucosa en sangre circulante y previniendo de esta manera toda complicación que tiene un diabético mal controlado y descompensado.

El segundo de los mitos comunes en relación a la insulina es creer que sus inyecciones son sumamente dolorosas, esto suele ser realmente difícil al principio por el temor que acarrea para la persona diabética que recién está iniciando su plan de tratamiento, sin embargo, a medida que pasa el tiempo esto se va a convertir en parte de tu rutina diaria y no va a generar de ninguna manera ningún tipo de dolor ni temor, por el contrario más temor tiende a generar el no usarla en el momento correcto como lo indica el especialista.

Finalmente un mito típico es que el uso de la insulina limitará al estilo de vida, sin embargo más que tomar con esto una actitud limitante, es cuestión de aceptación, una vez que el paciente acepte la diabetes como una condición de vida mejorará indiscutiblemente su calidad de vida física, emocional y psicológica.

Recuerda que el médico es el que tiene la capacidad para tratar un problema de salud, las personas diabéticas deben tener ciertas precauciones desde el principio tomando siempre en consideración que mejorar el estilo de vida es la clave fundamental para prolongar y mejorar la salud del paciente.

¿Es verdad que la insulina engorda? - Otros mitos acerca de la insulina

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es verdad que la insulina engorda?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema endocrino.

Escribir comentario sobre ¿Es verdad que la insulina engorda?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Es verdad que la insulina engorda?
1 de 3
¿Es verdad que la insulina engorda?

Volver arriba