Compartir

Posibles secuelas de una trombosis pulmonar

 
Por Dra. Lily Cruz. Actualizado: 1 marzo 2018
Posibles secuelas de una trombosis pulmonar

La trombosis pulmonar es una enfermedad que se observa frecuentemente en los servicios de urgencias de cualquier hospital, es ocasionada por un coágulo que bloquea los vasos sanguíneos pulmonares. No es una entidad de fácil diagnóstico, por lo que es importante sospecharlo mediante el conocimiento de: factores de riesgo, como enfermedades previas, cirugías recientes, embarazo, parto o viajes prolongados, entre otros, exámenes de laboratorio como el D-dímero y técnicas de imagen, como la angiografía por tomografía computarizada de los pulmones.

En el siguiente artículo de ONsalus, vamos a explicar con detalle cuáles pueden ser las posibles secuelas de una trombosis pulmonar.

Trombosis pulmonar: síntomas

La trombosis pulmonar puede presentarse de diversas formas, aunque el principal signo es la dificultad para respirar. Algunos pacientes pueden experimentar otros síntomas como son:

  • Dolor pleurítico, este es dolor en el pecho por irritación de la pleura, que es la capa que envuelve a los pulmones, aparece hasta en el 50% de los pacientes.
  • Dolor en el centro del pecho, que podría confundirse con el dolor ocasionado por un infarto cardíaco.
  • Tos, suele ser sin flemas, aunque si hay flemas, estas tienen sangre.
  • Síncope por falla circulatoria, aparece en el 10% de los pacientes.
  • Taquicardia (latidos muy rápidos del corazón) y taquipnea (respiración muy rápida).

Siempre que se encuentran estos signos y se sabe que el cuadro de trombosis pulmonar se instaló de forma súbita, se exploran las extremidades inferiores en búsqueda de la causa del coágulo, puede encontrarse trombosis venosa profunda, que es la formación de un coágulo o varios coágulos muy grandes que bloquean la circulación venosa en alguna de las piernas.

Posibles secuelas de una trombosis pulmonar - Trombosis pulmonar: síntomas

Tratamiento de la trombosis pulmonar

El tratamiento de la trombosis pulmonar se enfoca en evitar que algún otro coágulo tape algún vaso y evitar también las consecuencias de la trombosis pulmonar actual. El tratamiento preventivo de la trombosis pulmonar se hace con anticoagulantes, de forma inicial se indica heparina administrada de forma intravenosa, después deben determinarse otros posibles tratamientos a seguir como son:

  • Tratamiento trombolítico: este tratamiento de la trombosis pulmonar busca deshacer el coágulo formado para que no se siga desprendiendo y tapando vasos sanguíneos.
  • Embolectomía percutánea o quirúrgica: este tratamiento de la trombosis pulmonar saca el coágulo entero de la vena donde se haya formado, puede ser percutáneo, o sea a través de una pequeña incisión en la zona del coágulo, o quirúrgica, en la que se hace una cirugía abierta.

Posibles secuelas de la trombosis pulmonar

Entre las secuelas que pueden presentarse después de tener trombosis pulmonar se encuentran las siguientes:

  • Complicaciones del tratamiento: la principal complicación del tratamiento de la trombosis pulmonar es el sangrado, ya que el tratamiento se realiza con anticoagulantes, por lo que cualquier herida puede tardar mucho en cicatrizar y pueden surgir hematomas (moretones) con golpes leves.
  • Trombosis pulmonar recurrente, aproximadamente, el 30% de los pacientes que ha padecido trombosis pulmonar vuelve a padecerla en algún momento de su vida, especialmente, porque es posible que la enfermedad de base que causó la trombosis pulmonar no haya podido ser curada. Un nuevo evento de trombosis pulmonar tiene más riesgo para la vida que el anterior.
  • Síndrome postrombótico: se presenta hasta en el 30% de pacientes hasta 5 años después de tener trombosis pulmonar. Este síndrome se da por etapas, al principio, se puede observar inflamación por acumulación de líquido en algún tobillo y enrojecimiento de la piel de esa zona, después, la inflamación se hace dura y puede colorearse en un tono rojizo o más oscuro que el resto de la piel, se hacen depresiones en color blanco con pequeñas manchas rojas y, finalmente, aparecen en esas zonas deprimidas úlceras que son partes del tobillo o la pierna que no tienen piel y pueden irse expandiendo o infectarse si no reciben tratamiento.
  • Hipertensión pulmonar tromboembólica crónica: esta es la secuela de la trombosis pulmonar que puede aparecer más tarde. En esta secuela, los coágulos que bloquearon inicialmente los vasos sanguíneos y que no lograron eliminarse con el tratamiento, se endurecen y bloquean de forma definitiva ese vaso sanguíneo.

Es muy importante que un paciente que ya ha padecido de trombosis pulmonar visite de forma regular a su médico para mantenerse lo más sano posible y evitar la aparición de alguna secuela, o bien, si ya ha aparecido una secuela, se la pueda tratar de forma temprana para evitar mayores complicaciones.

Posibles secuelas de una trombosis pulmonar - Posibles secuelas de la trombosis pulmonar

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Posibles secuelas de una trombosis pulmonar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pulmón y vías respiratorias.

Escribir comentario sobre Posibles secuelas de una trombosis pulmonar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Posibles secuelas de una trombosis pulmonar
1 de 3
Posibles secuelas de una trombosis pulmonar

Volver arriba